mirarte

Cultura anuncia asesoría gratuita y más ayudas a la edición y las artes escénicas

La consejera compareció ayer en comisión parlamentaria para explicar las medidas previstas en el proceso de desescalada mecenazgo y fomentar el consumo, entre los retos del departamento

09.05.2020 | 01:21

pamplona – Con muchos retos y varias medidas concretas pero sin el gran "plan de choque" dotado de recursos que muchos esperaban, la consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, Rebeca Esnaola, compareció ayer por la mañana en comisión parlamentaria para explicar –a propuesta de EH-Bildu– las iniciativas que su departamento prevé de cara al trabajo de reactivación del sector cultural tan urgente a raíz de la crisis del coronavirus.

Esnaola anunció la puesta en marcha de una asesoría y consultoría dirigida a los profesionales, empresas y entidades del sector cultural "ante la creciente demanda de información" debido a la situación generada por el COVID-19. Este recurso, que estará en marcha la próxima semana, contará con "diversos profesionales en la asesoría fiscal, laboral y legal" que resolverán las dudas de las distintas entidades, pymes y autónomos de ese ámbito. Las consultas llegarán a través de un formulario que estará disponible en la web del departamento.

Es una de las iniciativas que se ha concretado y activado tras "más de una treintena de reuniones y encuentros con entidades de sectores culturales y deportivos", y un trabajo conjunto con Hacienda que, según Esnaola, "está siendo diario y fluido". Además, la consejera citó otras medidas como la flexibilización de las condiciones de los autónomos para poder acceder a sus ayudas, que cifró en el sector cultural y deportivo en 2 millones de euros. Asimismo, anunció que se lanzará una campaña de comunicación para recuperar el consumo cultural y que genere activación en el sector, medidas para acrecentar el mecenazgo y otras para fomentar del consumo cultural tanto en el ámbito de los libros como en música, teatro y danza.

En concreto, como medida "a medio plazo" Esnaola anunció el aumento en un 20% de la dotación de la subvención en la convocatoria ARTEM PRO, destinada a la ayuda de proyectos de producción de artes escénicas y musicales en vivo, y en la que no será obligatorio el estreno en este año 2020. Además, en esta convocatoria se amplía el porcentaje máximo del presupuesto aceptado, que pasa del 70 al 80%, y los gastos subvencionables podrán contemplar gastos de digitalización de proyectos.

Otra convocatoria que se ve mejorada a medio plazo es la destinada a los editores de publicaciones y cuya dotación económica crece, pasando de 60.000 a 110.000 euros.

"Estas son algunas de las medidas concretas que planteamos", dijo Rebeca Esnaola, quien puntualizó que no quiere hablar de "plan de choque" porque "esos planes de choque que otras comunidades autónomas están anunciando no son sino las sumas de las líneas presupuestarias que ya existían y a las que se les ha cambiado de nombre añadiéndole COVID-19".

En relación al mundo del libro, y tras la pérdida del Día del Libro y la Feria del Libro por las medidas sanitarias adoptadas, la consejera de Cultura mostró su apoyo "al proyecto en el que están trabajando desde la Asociación de Libreros y la Asociación de Editores independientes, de la celebración de una doble feria del libro y feria de de la edición conjunta en una misma fecha". Como curiosidad, señaló que, como medida sanitaria tras el desconfinamiento, los 58.000 libros pertenecientes a la red de Bibliotecas Públicas que se encuentran en préstamo actualmente, se someterán a "una cuarentena" y no estarán disponibles para su préstamo durante un tiempo una vez se reabran los centros bibliotecarios.

Otro dato que aportó ayer la consejera es que los préstamos bibliotecarios de libros, revistas y películas a través de plataformas digitales se han multiplicado por cuatro. Así, en el primer mes de confinamiento se registraron ya 1.400 solicitudes de carnets de biblioteca.

arte y mecenazgo En la actividad expositiva, la consejera de Cultura anunció la reprogramación de las muestras programadas en el Museo de Navarra, dando continuidad hasta el 20 de julio a la de Koldo Chamorro, y dejando para el último cuatrimestre la que estaba prevista de Isabel Baquedano.

El impulso al Plan de Arte Contemporáneo, dijo Esnaola, "se hace más necesario en estos momentos", así como, en materia legislativa, el "impulso a la Ley de Mecenazgo". "También el desarrollo de la Ley de Derechos Culturales va a ser una estrategia fundamental", apuntó la consejera, quien ve "necesario hacer una reflexión en materia legislativa, en concreto en torno a la ley de profesiones del sector cultural, así como una revisión de la ley de subvenciones y de la ley de contratación pública" para que se adecúen mejor a la situación actual y futura. "Son cuestiones en las que este parlamento, y quiero pensar que acordadas de manera unitaria, debe trabajar porque van a ser fundamentales para la recuperación de este sector que ya salió muy mal parado de la crisis de 2008", aseguró Rebeca Esnaola.

También en el ámbito artístico, se refirió a la adquisición de obras de arte como una iniciativa de apoyo que el Gobierno foral está "valorando" y sobre la que está en conversaciones con el colectivo de artistas visuales, con el que la semana que viene mantendrá una reunión.

Para el departamento de Cultura, "es el momento de apoyar en la creación, la innovación y la digitalización, un terreno importante en el que el sector cultural todavía tiene mucho camino por recorrer".

Preguntada por varios de los grupos parlamentarios sobre la posibilidad de activar bonos culturales, Esnaola respondió que su departamento "está hablando más bien de generación de demanda que de bonos culturales. Porque pueden ser múltiples las acciones. Y con un doble prisma: ayudar al sector, desde luego, y también el que sean elementos y recursos para el acceso a la cultura de sectores más desfavorecidos que puedan aparecer por efecto de esta crisis sanitaria, económica y social", argumentó, para concluir que la cultura "se merece el trabajo conjunto" de todos los grupos y formaciones políticas. "No podemos dejar al sector en la estacada", dijo.

los grupos

EH Bildu. Maiorga Ramírez (EH Bildu) lamentó ayer que no se hable de recursos disponibles para el sector y que la consejera no hubiese "hablado de euskera y de cultura navarra". Señaló que todas las medidas anunciadas "son esos 2 millones de euros destinados para los autónomos, fruto de un acuerdo parlamentario al que no se sumó el Gobierno". Pidió una apuesta "clara y un plan de choque que contemplen llevar la cultura a las escuelas, que refuercen el compromiso de las instituciones" y preguntó si se han iniciado las gestiones para obtener parte de los recursos "pensados para financiar las pérdidas por cancelaciones y aplazamientos" en el ámbito de la cultura, para el que hay destinados 76 millones, "y si vendrá algo para Navarra".

Geroa Bai. Ana Isabel Ansa pidió un diagnóstico de la repercusión del coronavirus, "a sabiendas de que el escenario puede ser muy cambiante". Solicitó flexibilizar las convocatorias de subvenciones y facilitando "toda la información sobre los ERTE y otro tipo de ayudas, tanto económicas como psicológicas y de otro tipo". A su juicio, "urge un plan de emergencia y reactivación cultural y una reorientación de los recursos del presupuesto en base a tres ejes estratégicos: apoyar a nuestras instituciones culturales; fomentar la creación, producción, circulación artística y la financiación; y trabajar en la formación y mediación de contenidos artísticos-culturales".

Podemos-Ahal Dugu. Mikel Buil opinó que "se puede discutir sobre los tiempos o un plan de choque más urgente" pero reconoció su acuerdo con las medidas presentadas. Sí solicitó "una reflexión sobre la falta de profesionalización" por lo que pidió una ley de profesionales de la cultura de forma que puedan "tener derechos laborales y cobrar su trabajo, sin basarse en el altruismo, puesto que el creador dedica muchísimas horas a su trabajo".

Izquierda-Ezkerra. Marisa de Simón felicitó al sector cultural "por su rápida reacción y adaptación" a la situación. Compartió las medidas adoptadas por el departamento y valoró que habrá que hacer un llamamiento a la "corresponsabilidad para pasar esta crisis". Incidió en que hay que "actuar sobre la fiscalidad, que no es justa, para que quienes más tienen, más aporten".

Navarra Suma. Raquel Garbayo solicitó a la consejera un plan a largo plazo que se anticipe al futuro. Apostó por un plan de reactivación económica "y no un plan de intenciones", y tildó las iniciativas anunciadas ayer de "tomadura de pelo". Pidió "flexibilizar los requisitos para acceder a las ayudas y acelerar los pagos a los autónomos".

PSN. Carlos Mena valoró "de manera muy positiva" la puesta en marcha de la asesoría para autónomos, pymes y otras entidades, y se mostró partidario de aprobar una ley foral de Cultura para profesionalizar el sector y acabar con la precariedad y la fragilidad que soportan autónomos y pymes.

diagnóstico del sector

frágil y poco estructurado

Baja presencia en el medio digital. Del diagnóstico impulsado desde el departamento de Cultura se desprende, dijo ayer la consejera, que el cultural es un sector "frágil, poco estructurado y atomizado". Con profesionales mayoritariamente autónomos o micropymes de autoempleo, su producción no está regulada directamente por el mercado. Es un sector con baja presencia en el medio digital, afectado por la suspensión de plazos en los trámites administrativos, derivados del estado de alarma, que ha paralizado convocatorias y subvenciones. La confianza del público, apuntó Esnaola, será una de las claves para el éxito de la desescalada y la reactivación del sector.

"La cultura se merece el trabajo conjunto de todos los grupos; no podemos dejar a este sector en la estacada"

rebeca esnaola

Consejera de Cultura del Gobierno foral

"Impulsar la Ley de Mecenazgo y desarrollar la Ley de Derechos Culturales van a ser estrategias fundamentales"

Lo último Lo más leído