IV Feria de la edición, libro y disco

Los escritores navarros premian el cómic

26.09.2020 | 01:17
Agustín Ferrer, ayer con la placa y el ramo de flores con que le obsequiaron los miembros de la Asociación Navarra de Escritores.

El dibujante y guionista de cómics Agustín Ferrer Casas fue homenajeado ayer por la Asociación de Escritores en una inauguración de la feria que tuvo a la lluvia como asidua visitante.

Me siento un impostor. Ha sido una sorpresa este homenaje. Yo me tenía por dibujante, pero parece ser que mis guiones gustan y se consideran buenos...", decía ayer un sonriente Agustín Ferrer Casas en el día de su 49 cumpleaños, que, casualidades de la vida, coincidió con el tributo que le rindió con cariño y admiración la Asociación Navarra de Escritores/Nafar Idazleen Elkartea (ANE/NIE) en el arranque de la IV Feria de la Edición, Libro y Disco de Navarra. Una inauguración pasada por agua pero ilusionante, porque lo importante este año era estar, sacar las letras a la calle, y ahí están, luciendo y llamándonos a disfrutarlas en la plaza del Castillo hasta el 4 de octubre.

Los escritores han querido premiar el cómic en la tercera edición del homenaje que realizan en el marco de la feria. "Agustín hace algo maravilloso, que es abrir la disciplina literaria a otras formas de expresión, como el guion de cómic, que nunca suele ser reconocido como obra artístico-literaria", comentó el escritor y miembro de la ANE/NIE Carlos Bassas. "Agustín hace buena literatura", afirmó el escritor Domingo Alberto Martínez, quien propuso la candidatura de Ferrer para este homenaje. Destacó "su maestría con la acuarela, lo concienzudo y detallado de sus dibujos y lo apasionante de sus obras, creadas con humor, ironía, un desarrollo de la acción muy cuidado, un ritmo narrativo estructurado con mimo", dijo el escritor afincado en Tudela sobre el homenajeado, "un hombre que, como él mismo dice, se viste por los pies; un autor que se ha forjado a sí mismo en acero valyrio".

"Agradecido" y con la "satisfacción" de ver que sus obras llegan a la gente y de que ésta logre "querer u odiar a los personajes" que circulan por sus historias, el dibujante y guionista de cómics pamplonés, autor de Las apasionantes lecturas del Sr. Smith, Cazador de sonrisas, Arde Cuba, Cartas desde Argel y Mies, reconoció sentir "sorpresa" y "extrañeza" al haber sido homenajeado como escritor. "Yo me siento dibujante... Este homenaje es una sorpresa, igual que lo fue el premio que me dieron en San Sebastián al mejor guion por Arde Cuba. Yo me tenía por dibujante, pero parece ser que mis guiones gustan y se consideran buenos...", comentó, encantado de "ser el primer homenajeado en esta cita a nivel de cómic. A ver si vamos abriendo cantera y se valora el cómic como un elemento potente para contar historias, porque no es solo una cosa para niños", dijo Agustín Ferrer. En este sentido, apuntó, "quizá el cómic, hermano pequeño del cine y la literatura, al mezclarlo todo, hace que el resultado sea un totum revolutum y que las historias funcionen, siendo amenas, divertidas y didácticas".

En su última obra, Mies, el autor pamplonés hace un recorrido por la vida y obra del genial arquitecto de Mies van der Rohe, coincidiendo con el 50º aniversario de su muerte. Un viaje por la historia vista a través de los ojos de un hombre obsesionado por construir, un hombre ambicioso que no sale muy bien parado en el libro "intimista" de Agustín Ferrer. La obra ha cosechado ya varios premios. "Ha salido bien y a la gente le gusta. Es simplemente un cómic. Creo que es un libro afortunado. Quizá después de esta obra sea el momento de dejar la profesión", dice sonando a broma, porque ya trabaja en otro proyecto.

Su modo de proceder, dice, es "demoníaco". "Soy un anarquista trabajando. Un peligro para los editores, porque voy a ciegas... Tengo una idea, la voy desarrollando en la cabeza, voy cambiando e incorporando cosas según me van surgiendo... Soy muy libre en el desarrollo. Es un proceso muy rico y muy anárquico, y, o tienes mucha confianza con el editor, o no cuela".

Mies (Grafito Editorial), un cómic en el que juega mucho con la memoria, lo creó en tres años. "Las prisas no van conmigo", asegura Agustín Ferrer. Mirando en conjunto su obra, detecta cierta obsesión por la época sesentera. "Ni idea de por qué. Pero esa época, la serie Mad Men..., siempre cuento cosas que aluden a esa idea de que de aquellos barros, estos lodos. Es decir, que por cosas que no se solucionaron bien en los 60, o por cosas que no se hicieron, estamos ahora así. Siempre tiendo a decir algo así como: no lo olvidemos, por ejemplo la Guerra Fría..., no repitamos errores, estamos a tiempo de... Quiero ser pedagógico, positivo", dice, matizando que "no tiene ninguna otra obsesión rara ni oscura, ninguna parafilia más allá de alguna pincelada propia de mis vivencias que suele colarse en mis obras, y un tono humorístico" que dejó patente ayer, en un homenaje en el que arrancó muchas sonrisas tras las mascarillas.

una visita diferente

Recorrido marcado, hidrogel, conteo de aforo

La IV Feria de la Edición, Libro y Disco de Navarra abrió ayer a las 10.30 horas y tuvo a la lluvia como asidua visitante –con visitas puntuales del sol– durante toda la mañana. Pero el agua y el frío no empañaron las ganas y la ilusión de editores, libreros, libreros de antiguo y de la discográfica Gor (única presente en la cita). "Lo importante de este año era estar. Salir a la calle. Y contentos de haberlo conseguido", aseguraba Aritz Otazu, director de Mintzoa, en representación de los editores (Editargi). "Aunque es todo un poco raro, con las medidas de seguridad, hemos hecho este esfuerzo entre todos con muchas ganas, y lo importante es salir a la calle y celebrar San Fermín Txikito leyendo", apuntaba Maider Díaz, de Librería Chundarata, que ostenta este año la presidencia de la Asociación de Librerías Diego de Haro. En nombre de los libreros de antiguo, Kike Abarzuza (Librería Iratxe), coincidía con su colega en lo "raro" de la situación, y en especial de "tener un recorrido marcado" para los visitantes –que no se puede hacer, claro está, a la inversa–, "pero lo bueno es sacar el libro a la calle, y es cuestión de acostumbrarse". Y por la experiencia que se vivió en la primera mañana, en la que más de 300 personas pasaron por la feria –el aforo está limitado a unas 500–, "el público está asumiendo muy bien el recorrido marcado", en palabras de Aritz Otazu.

Esta vez hay una entrada a la feria, y una salida, con personal e hidrogel en ambos puntos, y se realiza un conteo automático de las entradas para controlar el aforo. Además, en todos los expositores hay gel y vaporizadores, de modo que se pueden tocar y consultar los libros sin problema.

Veintiocho expositores, 31 participantes y más de 40 actividades, entre presentaciones, conferencias, mesas redondas, conciertos y talleres, acoge esta feria histórica, por los esfuerzos aunados para hacer posible su celebración, y en la que el visitante encontrará los habituales descuentos del 10% en los expositores de las librerías.

La cultura de las letras espera ahora que el público se anime a entrar en el corazón de Pamplona y a enriquecerse con la lectura para vivir mejor. Y más veces.

"Este homenaje es una sorpresa; yo me tenía por dibujante, pero parece ser que mis guiones gustan"

agustín ferrer casas

Dibujante y guionista de cómics
 

HOY EN LA FERIA

12.00 horas, conferencia. Quan Zhou. Asociación de Librerías de Navarra.

13.00 horas, presentación de libro de Miguel Sánchez-Ostiz. Breves del desconcierto. Editorial Pamiela.

17.00 horas, conferencia. Morirse en Sanfermines. Sr. Verde y Kike infame. Asociación de Librerías de Navarra.

18.00 horas, presentación de 'Delincuenciario'. Obra de Pascual García Arano. Ediciones Eunate.

19.00 horas, presentación de 'Vidas y ausencias'. Obra de Marialuz Vicondoa. Papeles del Duende Ediciones.

 

20.00 horas, conferencia del escritor Eloy Moreno. Tierra-Ikusezin. Organiza: Editorial Denonartean.