55. durangoko azoka

Primera Azoka sin público

04.12.2020 | 01:03
El Pabellón Landako no se llena este año de gente ni de puestos de venta; es estos días almacén de los productos disponibles en la tienda 'on line' de la Azoka de Durango. Foto: cedida

Durangoko Azoka abre hoy su edición más atípica, al sustituir la venta presencial por la comercialización 'on line' de los 2.300 productos que conforman el catálogo de este año. De forma diferente, pero la plaza de la cultura vasca sigue latiendo.

La Azoka de Durango arranca hoy, por primera vez en su historia (y ya son 55 años) con tienda on line, debido a las circunstancias sanitarias. Más de 100 actividades culturales aglutina una programación que se extenderá hasta el próximo martes 8 de diciembre, día incluido, y que presenta de manera virtual más de 2.300 productos, disponibles desde hoy en la web de la feria, www.durangokoazoka.eus.

En esta gran plaza de la cultura vasca se dan a conocer este año 852 novedades, de las que 636 son libros, 100 productos musicales, 44 revistas y 72 en otros contenidos y formatos, con la presencia de 185 participantes entre discográficas, editoriales y asociaciones. Esta tienda on line es la principal novedad de esta edición, en un año marcado por la pandemia y las restricciones de movilidad, por lo que a los más de 100 actos que se desarrollarán solo podrán acudir vecinas y vecinos de Durango y sus localidades limítrofes. Las entradas se pueden reservar en la web de forma gratuita y todos los actos se retransmitirán vía streaming.

Por primera vez en la historia de la Azoka el Pabellón Landako no es ese espacio repleto de gente y puestos de venta, pero tampoco está vacío: se ha habilitado a modo de almacén, y está lleno con los productos de la tienda on line. Además, allí tendrán lugar las actividades culturales del programa. Toca vivir la feria de otra manera.

La Azoka es más que un espacio para la compra–venta; es una oportunidad para disfrutar de la cultura vasca, descubrir nuevas creaciones en ese ámbito, compartir reflexiones y sentir que la cultura sigue viva través de conciertos, mesas redondas o proyecciones.

El centenar de actividades organizadas se celebran este año en dos espacios: Landako Gunea y la sala Plateruena. Entre estas dos sedes se desplegarán las citas de un programa muy plural, que abarca todas las disciplinas que están presentes en los espacios de la Azoka: Ahotsenea, Kabi@, Szenatokia, Saguganbara, Plateruena, Irudienea y Areto Nagusia, en una edición en la que conviven artistas ya consolidados con creadores emergentes.

En Plateruena se celebrarán las presentaciones de los nuevos trabajos de los grupos musicales, entre mañana y el 8 de diciembre, en horario de 10.30 a 21.00 horas. Participarán 37 bandas, de estilos variados como el pop, rock, hip-hop, heavy o el folk. Por su escenario pasarán, entre otros, grupos y cantautores como Bulego, Marlik, Zetak, Mikel Urdangarin, Haxotz, Korrontzi, Rafa Rueda, Basabi, Gatibu, Hibai, Trikidantz, Kohatu, Pantxix Bidart, Peio eta Itsua, Roberto eta Miren Etxebarria, XSakara o María Rivero. El resto de actividades se celebrarán en el Pabellón de Landako, sede oficial de la Azoka. Por la mañana se podrá disfrutar de espectáculos para toda la familia (cuentacuentos, presentación de libros infantiles, etc.) mientras que la programación continuará con la celebración de mesas redondas relacionadas con temas de actualidad. Tanto por la mañana como por la tarde se organizarán charlas literarias, con la participación de autores como Uxue Alberdi, Bernardo Atxaga, Jakoba Errekondo, Miren Agur Meabe, Yurre Ugarte, Kattalin Miner, Andoni Olariaga, Iñaki Egaña o Danele Sarriugarte.

Los mediodías estarán protagonizados por los proyectos audiovisuales, con varias películas infantiles y sesiones de cortometrajes. Las artes escénicas también estarán presentes a través de lecturas dramatizadas. Todos los actos se celebrarán de forma presencial, con aforo reducido, y es necesario contar con entrada adquirida previamente. Teniendo en cuenta las restricciones en materia de movilidad que están en vigor actualmente, podrán acudir a las actividades de Durango los vecinos que vivan en la localidad y en los municipios colindantes.

los editores valoran

Una Azoka "de tránsito" con grandes incógnitas

Para los editores navarros habituales de Durango la experiencia de este año, sin presencialidad, es totalmente nueva. Una incógnita. Pello Elzaburu, de Pamiela, sabe que "esto es coyuntural", y que el reto es "volver a la presencialidad. Porque Durango es un lugar de encuentro. En ese sentido, tomamos el cambio de este año como mal menor", dice. En su caso, "no va a ser lo mismo porque a esta feria llevábamos todo nuestro fondo editorial, era de las únicas ocasiones en que podíamos mostrarlo, y al limitarse este año solo a las novedades, no va a tener la repercusión económica que tendría llevando todo el fondo". Pero el editor de Pamiela tiene muy claro que "entre cero y esto, desde luego, esto. Es importante mantener esta presencia". En cuanto a ventas, van sin expectativa: "Es una incógnita, los hábitos de consumo por Internet son distintos...".

Desde Mintzoa, Aritz Otazu reconoce que "este año es más complicado todo, en especial para nosotros que vendemos ediciones facsímiles que hay que ver y tocar... Pero bueno, este año toca así", asume.

Jon Jiménez, editor de Txalaparta, reconoce que esta Azoka "va a servir para apreciar en toda su extensión la importancia de la feria en todos los aspectos. La parte económica casi no hace falta mencionarla, pero política, social y culturalmente este año va a ser la primera vez que sintamos el hueco que queda sin Durango", dice aludiendo a la Azoka presencial. "Dejar de confluir con lectores y lectoras, autores y autoras, y editores y editoras, va a ser un golpe duro. Porque la Azoka de Durango es mucho más que venta: es donde se conoce gente nueva, donde empiezan o se idean proyectos, donde se hace valoración del año€ Y es sobre todo un escaparate no solo de las novedades de final de año, sino de toda la trayectoria. Txalaparta tiene más de 30 años y siempre tratamos que todo el catálogo que hemos ido acumulando en este tiempo esté representado. También es el casi el único expositor grande para mucha gente que autoedita, libros y música", apunta Jon Jiménez. Con todo esto, ve la Azoka virtual como "la manera simbólica de salvar la plaza, el espacio. De recordarnos que sigue habiendo un sitio donde confluir, donde juntarnos aunque no nos veamos". Pero lamenta que "una tienda on line que abre solo para cuatro días, con un catálogo de productos restringido, parte de una desventaja considerable teniendo en cuenta la oferta que hay en Internet. Esto, para las medianas y grandes editoriales, que tenemos ya nuestros canales de venta habituales a través de librerías o de nuestras propias páginas web, no va a suponer un gran problema; sí para las autoediciones o para las pequeñas editoriales", puntualiza.

Desde el sello Katakrak, Hedoi Etxarte dice estar intrigado: "Este año era complicado hacer una feria física, veremos qué tal sale el experimento", apunta, consciente de que "es imposible sustituir una experiencia real por una digital". "Estamos a la expectativa, porque también es cierto que las ventas on line de las librerías han aumentado bastante...", destaca.

Patxi Goñi, de la discográfica Gor, lleva 37 años ininterrumpidos yendo a Durango. El primer año fue a "ojear" y, a partir de ahí, a vender. Ha visto "de todo". "Lugares fríos y poco acogedores los primeros años y posteriormente, cómodos y cálidos desde que se construyó Landagunea. Pero el no poder ir a vender físicamente, aunque ahora mismo es una situación comprensible, es completamente nueva para todos", subraya. En su opinión, el colectivo organizador Gerediaga Elkartea "siempre ha sido muy creativo; de ahí su apuesta alternativa del Durangoko Azoka Digital". "Nadie sabemos cómo va a funcionar, pero es un año de tránsito hacia el Durangoko Azoka de 2021. Siempre durante este proceso, Gerediaga Elkartea ha consultado a los usuarios de los puestos todos los pasos a dar y eso se agradece mucho", valora Patxi Goñi.

Las expectativas de esta edición, reconoce, "son un misterio, pero sabemos que la generosidad y el interés de las generaciones de euskaltzales que han pasado en los años que lleva la Azoka han sido tan grandes que hay que estar preparados como si fuéramos a ir físicamente a Durango, con todo el material desde nuestros almacenes y nuestras oficinas, en la distancia", afirma.

en corto

Inauguración. La Azoka de Durango se inaugura esta tarde (18 horas) con la presencia, entre otros, de representantes del Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Durango y de las diputaciones de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, así como la participación del escritor vizcaíno Kirmen Uribe, que tomará parte a través de Internet desde Nueva York. Luego, a las 19.30 horas, Kai Nakai ofrecerá un concierto desde Plateruena.

La cultura en movimiento. El cartel de la 55ª Durangoko Azoka, trabajo de la ilustradora y actriz bilbaína Ane Pikaza, muestra un corazón lleno de vida, floreciendo sobre un paisaje gris. "Simboliza una pequeña parte de todas las emociones que genera Durangoko Azoka en mi. Refleja que la cultura sigue en movimiento, que hasta en las situaciones más difíciles consigue florecer. En ese latido ininterrumpido, todos y todas somos necesarias: artistas, personal técnico, entidades y el público", dice la artista.

el apunte

las ventas, un apoyo clave para el sector

En la tienda virtual de este año, impulsada bajo el lema TaupaDA!, los interesados pueden encontrar un amplísimo escaparate de todos los productos habituales de la Azoka: discos, libros, audiovisuales, papelería, etc. La iniciativa permite crear una cesta de varios productos que el cliente recibirá en su domicilio. Este año más que nunca es clave apoyar al sector cultural, y es notable la importancia que cobran estas ventas en Durango en la facturación de editoriales, discográficas, autoproducciones, etc. Según un análisis de Siadeco, las ventas de la feria suponen de media un 22% de la facturación en las entidades participantes.

LA CIFRA

185

Editores de libros, discos y otros productos culturales participan este año en la Azoka de Durango.

"El cambio de este año es coyuntural, y el reto es volver a la presencialidad. Durango es lugar de encuentro"

pello elzaburu

Editor de Pamiela

"Va a ser muy diferente. Dejar de confluir con lectores, autores y editores va a ser un golpe duro"

jon jiménez

Editor de Txalaparta

"Veremos qué tal sale el experimento; las ventas 'on line' de las librerías han aumentado bastante..."

hedoi etxarte

Editor de Katakrak

"Para nosotros, que vendemos ediciones facsímiles que hay que ver y tocar, esta feria es más complicada"

aritz otazu

Editor de Mintzoa

"Este año hay que estar preparado con todo el material a distancia como si fueras a ir allí físicamente"

patxi goñi

Resposable de Gor Diskak

noticias de noticiasdenavarra