Las verdades de Luis Gordillo

04.02.2021 | 01:07
Panorámica de la sala dedicada al diálogo entre los trabajos verticales y horizontales de Luis Gordillo.

El Museo Universidad de Navarra acoge 'Memorándum', una extensa exposición de Luis Gordillo en la que, además de contemplar una gran cantidad de obras inéditas, el espectador podrá atisbar las costuras de su complejo proceso de creación.

"Es como una sensación de que vamos a decir por fin la verdad; como un discurso público ante en el Congreso de los Diputados o como cuando vas al notario a dejar constancia de las cosas importantes. Además, tiene algo irónico, por la excesiva importancia de la palabra, y también tiene que ver con mi edad –86 años–, no porque piense que no vaya a vivir más, yo creo que aun puedo hacer una década más, sino porque te vas acercando a la sensación de que esto tiene fin. Es ese aroma". Así explicó ayer, vía videoconferencia, el artista Luis Gordillo (Sevilla, 1934) el sentido de Memorándum, el título que ha puesto a la extensa exposición que le dedica el Museo Universidad de Navarra.

Para Gordillo, que tiene en su haber el Premio Nacional de Artes Plásticas y Premio Velázquez, entre otros muchos reconocimientos, esta es su exposición "más ambiciosa" de la última década. Pero no se la plantea como una antológica, "donde el artista permanece al margen, pasivo", sino que se trata de una muestra "cargada de afectividad", en la que tanto él como su mujer, Pilar Linares, "han empleado una gran cantidad de energía en los dos últimos años", comentó el comisario, Sema D'Acosta, escogido por el artista para llevar a cabo este proyecto, gestado con el MUN en otoño de 2018. Desde el Museo, Valentín Vallhonrat, director artístico del MUN junto a Rafael Levenfeld, contó que al principio pensaron en una exposición con las grandes obras de Gordillo, un artista que ha practicado desde el arte pop, al informalismo, pasando por la geometría, el grabado, y, más en los últimos tiempos, el uso de las nuevas tecnologías de la imagen. "Pero siendo el museo que somos", es decir, "un museo investigador", optaron por una propuesta que "arrojara luz sobre el proceso creativo" del creador andaluz, al que calificó de "trituradora visual y cultural" por la cantidad de elementos que emplea en sus obras, "que nos permiten distintos accesos no solo a comprender la realidad de Gordillo, sino la realidad en sí misma". Vallhonrat agradeció, asimismo, la "generosidad" del creador, ya que no solo ha aportado piezas de 2020, sino que incluso hay algunas creadas en enero de este mismo año.

Obra inédita

"No se repetirá un artista como él"

Entre el 50 y el 70% de la obra que recoge Memorándum es inédita y procede de distintos préstamos. "Estoy muy conmovido por el trabajo realizado, es una exposición gestada muy libre, como capricho", indicó Gordillo, satisfecho sobre todo porque la muestra permite observar "el desarrollo de mi obra, como si se vieran con microscopio las moléculas de la pintura, cómo se hacen más complejas, cómo se unen, cómo se fabrican cuerpos". "En mi pintura cada día es más importante cómo aglutinar cuerpos pictóricos, cogiendo síntomas directos de la sociedad o míos, y mezclándolos. Es como si estuviera fabricando otro Gordillo paralelo. Creo que eso define muy bien lo que quiero hacer", dijo. Y añadió que le gusta que se vea todo el trayecto que ha transitado desde que comenzara en los años 60, porque, "aunque durante un tiempo tenía la sensación de que cambiaba mucho de estilo, lo que realmente estaba haciendo era buscar los materiales para construir un organismo, un edificio".

En ese sentido, Sema D'Acosta afirmó que Luis Gordillo es "un referente indiscutible del último medio siglo, dentro y fuera de España, que permanece en primera línea desde principios de los años 70", de manera que un repaso a su creación "nos permite comprender el cambio que ha experimentado este país". "No se repetirá un artista como él, tanto tiempo en activo, con tanto desparpajo, tanto riesgo, siempre en los límites", apuntó el comisario, que recordó que Gordillo ya "anticipó" esa mezcla entre el mundo analógico y el digital", ya que el diálogo entre la fotografía y la pintura es constante en su trabajo. En este punto, el artista reconoció que si bien habitualmente no analiza tanto su quehacer creativo, "veo que, en efecto, me encuentro entre esas dos situaciones, con una pierna en el antiguo testamento y otra en el nuevo, y ese puente da una especial vitalidad al trabajo que hago".

Esa continua mezcla de elementos y de estilos se aprecia en Memorándum, que aunque se centra en los últimos cinco años de creación del artista, recoge un abanico de piezas que van desde 1959 hasta 2021, distribuidas en seis salas y en el pasillo de la planta 1 del MUN y en la torre. "El planteamiento de la exposición es dialéctico", subrayó D'Acosta. "Se trata de que al espectador le sirva para entender los modos en que Luis absorbe la realidad y cómo se enfrenta al hecho creativo", de ahí que se exhiba también material que emplea en el taller, "para alcanzar a ver el armazón que hay en cada obra". Así, a lo largo de las seis salas se pueden ver obras que reflejan caras, "un tema recurrente y uno de los elementos más reconocibles del corpus de su obra de todos los períodos". "Existe algo en su interior, en su personalidad, que vuelve constantemente a este leitmotiv. Evidentemente, el continuado psicoanálisis al que se ha sometido desde 1963 tiene algo que ver", señaló el comisario. Otro de los espacios escenifica el diálogo entre su pintura vertical y horizontal y en otro se presentan sus pinturas expandidas, en las que rompe el límite del lienzo. En cuarto lugar, las "energías vivas", o, lo que es lo mismo, trabajos que "utilizan la imagen con desprejuicio y libertad para generar unos resultados tremendamente frescos". También hay un lugar para las piezas creadas durante el confinamiento y otro para tanteos creativos, collages y otros remix.

actividades paralelas

'Gordillo centrifugado'. El crítico de arte y especialista en arte contemporáneo español Alfonso de la Torre explora en este encuentro con el público el contexto artístico de la España de la Transición y su relación con el escenario sociopolítico. Será el 25 de febrero a las 18.30 horas.

Visual Thinking. Los participantes realizarán una contemplación profunda de diversas obras de la muestra y establecerán un diálogo compartido.

Clase magistral pendiente. El artista visitará el MUN en cuanto los protocolos y las medidas de seguridad lo permitan.

"Durante un tiempo tuve la sensación de que cambiaba mucho de estilo, pero lo que hacía era buscar los materiales para construir un organismo"

Luis gordillo