Teatro local en el cierre de Olite

El director artístico del Festival de Teatro de Olite, Luis F. Jiménez; la crítica teatral, Ana Artajo; y, la periodista, Nerea Alejos, han mantenido un encuentro con los representantes de las compañías navarras que han participado en esta edición

01.08.2021 | 20:22
Encuentro con las compañías navarras participantes, ayer en el Museo del Vino de Navarra (Olite)

El Festival de Teatro de Olite ha organizado varios encuentros abiertos al público con los artistas programados este año y periodistas de referencia en la prensa especializada en artes escénicas. En esta ocasión, su director artístico, Luis F. Jiménez, ha recibido a varios de los representantes de las compañías navarras que han formado parte de la programación en esta edición.

En concreto, entre el conjunto de compañías locales, han estado presentes Euskal Herriko Txistulari Elkartea, Amico Teatro, Iluna Producciones, The Lyrical View, InExtremis, La Cuerda Teatro, Producciones Maestras y La Banda Teatro Circo.

En el encuentro han intervenido como ponentes la crítica teatral y dramaturga, Ana Artajo; y, la periodista del Diario de Navarra, Nerea Alejos. La cita ha acontecido hoy en el Museo de la Viña y el Vino de Navarra (Olite).

OLITE, ES OLITE Luis F. Jiménez ha aprovechado el encuentro para hacer un barrido de la trayectoria del festival. "Para todos, ha sido una gran satisfacción. Es un festival único en Navarra abierto al mundo de las artes escénicas", ha detallado. Además, Jiménez ha añadido que el éxito reside en "la fuerza impresionante de los artistas de la Comunidad Foral de Navarra", lo que permite un "crecimiento como personas y como compañías" al elenco participante.

En las mismas líneas, Ana Artajo, crítica teatral y dramaturga, ha asegurado que el festival supone "un hueco inamovible en el calendario del público navarro". La singularidad del acontecimiento es "la comunión entre los artistas, algo no pasa en otros festivales", ha puntualizado Artajo.

Para la dramaturga, el festival es una verdadera "oportunidad para acceder a una variedad de espectáculos impresionantes", ha remarcado. De ahí que a lo largo de los últimos cinco años, Olite haya dado cobertura a "5 residencias artísticas, 22 poéticas y 23 funciones", lo que supone una media de "10 producciones navarras de creación propia al año", ha detallado la crítica teatral.

PRESENCIA NAVARRA El cartel de esta edición otorga especial protagonismo a las producciones de carácter local. En este sentido, Miguel Goikoetxandía, de Iluna Producciones, ha subrayado que "si se apuesta por las compañías navarras es porque somos cabezones y lo intentamos hacer lo mejor posible". El actor de Vencidos ha compartido su deseo de que "no decayera la presencia navarra" en los festivales. Al fin y al cabo, "estamos las personas que tenemos que estar", lo que posibilita que el festival se haya acabado convirtiendo en "algo mágico", ha concluído.

DE LO CLÁSICO A LO CONTEMPORÁNEO La obra Loco Desatino, de Producciones Maestras, se focaliza en "la estética clásica, sin ser un espectáculo clásico", ha mantenido su actor, Ángel García. Esta evolución tuvo un resultado gratificante: "el 80% del público acabó de pie" y el actor tuvo que "salir seis veces a saludar". La apuesta por el teatro contemporáneo es un éxito compartido para García. "El hacer las cosas lo mejor posible no es competencia, es contagiar energía", ha defendido este último. En paralelo a esta huída hacia lo contemporáneo se encuentra la pieza Tránsitos, de Amico Teatro. Txori García se ha unido al artista de Producciones Maestras: "me interesa que el festival se contemporice", ha indicado.

'CICLO POÉTICA TEATRAL' Teniendo como finalidad la búsqueda de nuevas propuestas atrevidas, el festival diseñó el Ciclo Poética Teatral, dedicado en su conjunto a la dramaturgia contemporánea española. Los grupos seleccionados fueron InExtremis, Cardo Films, Tdiferencia y La Cuerda Teatro.

Desde InExtremis, han hablado sobre la posible acogida que podía tener Superhombre en Olite: "hay procesos que van bien y éste en concreto creó interés". El actor de la función ha asegurado que la clave es "sentir pasión por lo que se hace", siempre y cuando "no deje de parar la rueda". Siguiendo este enfoque, Luis F. Jiménez ha explicado que estas propuestas "debían dar vida a este espacio y buscar la evolución del festival mediante la poética teatral".

Por su parte, Maitane Pérez, actriz del reparto de Vacío, una producción de La Cuerda Teatro, ha reflexionado acerca de que "cada montaje necesita su contexto concreto". Por este motivo, Pérez apostó por dar a conocer a Sanchís Sinisterra, uno de los dramaturgos más premiados del teatro español, en "espacios de interior en Olite que congeniasen con la sensación de soledad que persiguen".

RESIDENCIA-LABORATORIO Como viene siendo habitual en Olite, este año se otorgó la Residencia de Creación a la compañía La Banda Teatro Circo. "Hacemos circo y siempre intentamos contar una historia a través del lenguaje de esta disciplina", ha puntualizado su representante, Javier Napal. En detalle, la obra Devenires nace "como una crítica a la sociedad a través de la mirada de un artista del mundo del circo", ha sostenido este.

Asimismo, el actor ha remarcado que, mientras en algunos sitios se llamaría "I+D+i", para ellos "es la residencia de investigación". En palabras de la compañía, "la residencia ha sido un punto de partida", lo que obliga a "madurar el proyecto" de cara a un futuro.

TRAMPOLÍN PARA LOS EMERGENTES Olite no solo levantó el telón a compañías de renombre. Mario Oroz, violinista del grupo de músicos líricos The Lyrical View, sintió la necesidad de reinventarse y subió un videoclip de su trabajo a Youtube. Faltó tiempo para que el director del festival quedara asombrado: "No entendía ni el idioma, pero esto no impidió que estos chicos me engancharan", ha admitido Jiménez. Esta llamada telefónica fue un regalo para el grupo, dado que "nada mejor que tocar la música de la tierra en la tierra", ha concluído Oroz.

noticias de noticiasdenavarra