Temas
465 casos de Covid-19 el miércoles

Arranca la Feria de Edición de Navarra con optimismo y buenas previsiones de venta

Los diferentes stands se pueden visitar en la Plaza del Castillo de Pamplona hasta este domingo 28 de noviembre

26.11.2021 | 01:02
Algunas de las participantes de los talleres que se desarrollan cada día.

pamplona – Ayer la Feria de la Edición de Navarra dio el pistoletazo de salida a su 5ª edición, con un día marcado por la lluvia y las bajas temperaturas, que no evitaron quedecenas de visitantes se animaran a acercarse a los stands de las editoriales, en la Plaza del Castillo. Este año hay 23 participantes, entre editoriales y organizaciones, frente a los 17 de la pasada edición.

Desde Editargi, la asociación que organiza la feria, recordaba que el objetivo de la cita es el mismo de sus últimas ediciones: "Sacar músculo de las editoriales navarras, salir a la calle y que la ciudadanía y las instituciones tengan presente a las pequeñas editoriales independientes". "Queremos ser visibles y mostrar que existimos", decía el presidente de la Asociación y cabeza visible de Mintzoa, Aritz Otazu.

los stands Custodiando el stand de la editorial Katakrak, Nerea Fillet explicaba que era importante tener presencia en la feria. Presentaban ocho novedades que ha lanzado la editorial, que comparte nombre con la librería. Entre los lanzamientos, Después del apocalipsis, de Srecko Horvat, Gasear, mutilar, someter, de Paul Rocher o Walden en su versión en euskera. "Hemos conseguido mantener la producción editorial, tal y como lo habíamos planeado. Eso es un buen síntoma", destacaba.

De aquí a junio la planificación de la editorial pasa por publicar otros "siete u ocho libros". El parón provocado por la pandemia ha generado un 'aluvión' de títulos y una mayor carga de trabajo a la que han tenido que enfrentarse las editoriales.

Desde Cénlit ediciones, especializados en libros infantiles, comentaban que 2021 ha sido un buen año respecto a la edición, porque han podido seguir ofreciendo sus productos, tanto a librerías como a bibliotecas, sin mayor perjuicio. Han editado 20 trabajos de autores e ilustradores, de los que once son de Navarra. Afirmaban que los libros más conocidos se han vendido mejor que aquellos cuyos autores son más desconocidos para el público general. "Hay movimiento", decían. La serie del monstruo rosa de Olga de Dios sigue entre los más vendidos, además de mantener algunos títulos con tirón, como las obras de Eloy Moreno. Ambas en su versión en castellano y euskera.

En un stand estaban representadas la Asociación de Librerías de Navarra, que engloba a más de 20 tiendas de toda la comunidad. Marcela Abárzuza, de la librería que lleva su apellido, comentaba que allí se encontraban las obras de autores navarros e ilustradores de editoriales que no estaban presentes en la feria o que habían autoeditado sus libros. Sobre la situación actual, alegaba que esta era una "una crisis dentro de las tantas que ha habido". Como respuesta, decía que las librerías ofrecen un servicio de cercanía, de recomendaciones personalizadas y un servicio que no tienen las grandes plataformas. "Este mensaje ha calado en la gente y hemos notado la respuesta", afirmaba.

La editorial Pamiela ha puesto toda la carne en el asador en esta cita literaria, y es que ha presentado sus platos fuertes. "Las expectativas para esta temporada son buenas", afirmaba David Mariezcurrena, de la editorial, aunque el tiempo lluvioso no acompañase. Pamiela ha editado un total de diez libros, de los cuales presenta cinco en la feria con los autores. "Se nos ha amontonado el trabajo", decía, porque los hábitos de lectura han cambiado por la pandemia. Algunos de esos 'bestsellers' eran El infinito en un junco, de Irene Vallejo, traducido al euskera por Fernando Rey (Premio Euskadi de Traducción), o Viaje alrededor de mi cuarto, de Miguel Sánchez Ostiz, recién salido de la imprenta.

El responsable de Mintzoa, Aritz Otazu, comentaba que habían editado seis libros, cinco de ellos'de bolsillo' o ensayo histórico, y un facsímil. "Seleccionamos mucho la producción", porque, aseguraba, tienen un público fiel que espera las novedades de libro histórico, tema en el que está especializada la editorial.

El responsable de Txalaparta, Mikel Buldain, decía que esta temporada han publicado un total de 54 novedades, cuando de normal publican alrededor de 40 ó 47. Una de las razones puede deberse al confinamiento y al mayor tiempo que los autores han tenido para escribir y desarrollar la creatividad. Recién salido de la imprenta Eskroto y Gavilán, ha tenido éxito en la preventa y las expectativas son buenas. Respecto a las ventas, comentaba Buldain que 2021 ha ido mejor que 2019, sin tener en cuenta el 2020, un año algo distorsionado por la pandemia.

Lander Majuelo, de Igela, defendía el "bálsamo de la lectura frente a esta situación", como una forma de evadirse de la realidad que ha generado la pandemia. La editorial, especializada en traducciones al euskera, llevaba novedades de autores como Ursula K. Le Guin o Elio Vittori, además de libros sobre Sherlock Holmes, traducción del pamplonés Aitor Blanco.

la venta online Desde Mintzoa comentaban que las ventas por internet han aumentado, aunque los números siguen siendo bajos. Prima la importancia de la venta física. Las ventas online de libros de ediciones independientes chocan con las grandes editoriales y multinacionales, que cuentan con una gran inversión en marketing y distribución. "Esto deja en una debilitada posición a los demás", comentaba Aritz Otazu, que también ocupa la presidencia de la asociación Editargi. Sobre las ventas en internet, decía que entre mayo de 2020 y 2021 los pedidos online aumentaron un 17%.

Desde Cénlit ediciones apuntaban que aunque todavía sigue siendo más importante la venta física, el volumen online puede suponer aproximadamente un 5% del total. En Katakrak, que ofrecen sus libros a través de la página web de la librería y de la plataforma www.todostuslibros.com, explicaban que son ventas que dependen de muchos factores. Creció mucho durante y después del confinamiento, y se ha mantenido "por rachas. El "subidón" de lo online fue del 15%, aseguran. Desde Txalaparta, concluían que se asemejan los niveles de venta online a años anteriores, sin grandes diferencias.

la música también presente La discográfica navarra Gor Diskak también está presente en esta feria de edición. Patxi Goñi, de la discográfica, decía que la normalidad había vuelto pero ya no era como la de antes. Ahora, las ventas por internet han crecido, y también las de vinilo, que ya tienen más éxito que los discos de cd tradicionales (60% frente al 40%, respectivamente). Presentaban novedades como Beldurra, de Nahiak Nahi, Rolán Garcés & Bandatze o lo nuevo del grupo Addak.

Se podrá visitar hasta el domingo 28. Los editores tienen ya la mirada puesta en la Feria de Durango de diciembre.

el programa

Voy a hacer un libro. Voy a hacer un libro. 10.00 y 11:30 horas.

Oteiza, trayectoria histórica, transformación y confinamiento. Editorial Pamiela. 13.00 horas

Batiburrillo agoizko. Editorial Pamiela. 13.00 horasBerenguela. Corazón de León. Ediciones Eunate. 18.00 horas

Hª de las mujeres en Euskal Herria. Editorial Txalaparta. 19.00 horas

Adiós, Pamplona. Editorial Txalaparta. 19.00 horas

Akelarre, historias nocturnas en los albores de la gran caza de brujas. Editorial Pamiela. 20.00 horas

noticias de noticiasdenavarra