El legado de ‘Juego de Tronos’ sigue vivo en Irlanda del Norte

‘Game of Thrones Studio Tour’ es una experiencia interactiva sobre la serie

05.02.2022 | 00:49
Trajes expuestos en el parque temático ‘Game of Thrones Studio Tour’. Foto: Efe

BANBRIDGE (R.UNIDO) – Tres años después del final de Juego de Tronos, la pequeña localidad norirlandesa de Banbridge ha inaugurado el primer parque temático del mundo sobre la popular serie de televisión, muchas de cuyas tramas transcurren en los ya famosos parajes de la provincia británica. Esta espectacular atracción interactiva se convertirá, sin duda, en un atractivo para los seguidores del universo de ficción medieval creado por George R.R. Martin y adaptado para la pequeña pantalla por la cadena estadounidense HBO, pero también para cualquiera que quiera sumergirse en los procesos de creación de una serie de éxito.

El parque temático Game of Thrones Studio Tour, creado en colaboración con Warner Bros. Theme Entertainment, está ubicado en los estudios de grabación de Linen Mill de Banbridge -próxima a Belfast-, una referencia ya mundial por su experiencia en este y otros productos televisivos y cinematográficos. La muestra se asienta sobre los más de 10.000 metros cuadrados de los estudios, donde el visitante puede interactuar con imágenes, vestuarios originales, accesorios y otros elementos protagonistas de todas la temporadas de Juego de Tronos. "Los fans van a alucinar, estoy seguro de ello. Yo estuve involucrado en la experiencia de Juego de Tronos, que fue fantástico, pero esto lo supera con creces. Todo lo que la gente va a ver durante este tour del estudio, las ropas que usábamos, las espadas, los accesorios, el set sobre el que andábamos", asegura el actor norirlandés Ian Beattie, que da vida en la seria al sangriento Sir Meryn Trant de la Guardia Real.

Toda la experiencia gira en torno al mundo de Poniente y sus Siete Reinos, el tablero de ajedrez en el que se disputan el poder, a vida o muerte, personajes instalados ya en el imaginario colectivo, como Jon Nieve, Khaleesi o los Lannister, con el objetivo final de sentarse en el Trono de Hierro.

RECORRIDO Después de un breve vídeo de introducción, la puerta del Muro da paso a unas dos horas de viaje que comienza en la gélida Tierra más allá del Muro, en la que conviven humanos salvajes y los escalofriantes Caminantes blancos, la amenaza sobrenatural de Juego de Tronos. El trayecto concluye en el Desembarco del rey, ante el icónico Trono de Hierro, antes de pasar por muchos otros escenarios emblemáticos de la serie.

Ocupa un lugar central el Gran Salón de Invernalia, feudo de la Casa Stark. Un set de grabación original que se ha mantenido sobre el terreno durante la construcción del Game of Thrones Studio Tour, sin apenas cambios desde los últimos días de rodaje de la última temporada. También el set del Castillo Negro se ha mantenido casi intacto, así como las zonas de rodaje de escenas navieras y marítimas, que se grabaron en los estudios Linen Mills, con una de las pantallas de croma verde más grandes del Reino Unido.

Todo el vestuario, armas, decorados, mobiliario y accesorios son originales, como la espada Garra de acero valyrio de Jon Nieve o el elegante vestido de novia que llevó Sansa Stark para su boda con el cruel Joffrey Baratheon. Los visitantes también podrán disfrutar de una exclusiva colección de artesanía y de los artefactos diseñados por los equipos creativos para dar vida al mundo de ficción salido de los textos de Martin.

EXPERIENCIA INTERACTIVA El personal experto del parque ofrece, asimismo, detalles sobre los diseños de producción a través de talleres interactivos, al tiempo que se efectúan recreaciones en vivo de sesiones de maquillaje, prótesis y vestuario, uno de los puntos fuertes de la serie.

Con este parque temático permanente, cuya inversión ha sido de 40 millones de euros, las autoridades turísticas confían en reforzar la imagen de Irlanda del Norte como destino único para los fans de Juego de Tronos. Además de en Linen Mill, gran parte de la serie se rodó en los Titanic Studios de Belfast y en los escenarios naturales de los condados de Antrim y Down, que pueden recorrerse en tres días en un itinerario de casi 300 kilómetros.

"Cuando Juego de Tronos vino para empezar a grabar aquí, fue el mejor regalo que ha recibido esta provincia. HBO ha gastado 250 millones de libras (más de 295 millones de euros) durante siete temporadas y ese fue solo el coste directo de hacer la serie", celebra el actor Beattie. "En 2018, 300.000 personas gastaron 50 millones de libras (59 millones de euros) en la provincia para venir a ver específicamente atracciones de Juego de Tronos por toda la costa norte, Belfast, etcétera. Y ahora tenemos una exhibición permanente, es un regalo inagotable. Ha convertido a Irlanda del Norte en uno de los principales destinos del mundo para localizaciones de televisión y cine", concluye.

noticias de noticiasdenavarra