mirarte

‘Chicas prepago’, el corto sobre trabajadoras sexuales se estrena hoy en Pamplona

Dirigido por la cineasta navarra Isabel Sáez, es una recreación ficcional a partir de testimonios reales

24.03.2022 | 00:25
Fotograma del corto ‘Chicas prepago’, de Isabel Sáez.

PAMPLONA Chicas prepago, un cortometraje rodado en Navarra basado en entrevistas a dos trabajadoras sexuales, se estrena en Pamplona hoy a las 19.30 horas, en Golem Baiona. En la presentación participarán, además de la directora del cortometraje, trabajadoras sexuales y activistas.

Dirigido por la cineasta navarra Isabel Sáez, es una recreación ficcionada, a partir de testimonios reales de trabajadoras sexuales, con historias que tocan desde la vivencia en mazmorras de sadomasoquismo hasta la crianza de un bebé o el naufragio por varios cursos del INEM.

El quinto trabajo de esta directora feminista surge de una investigación más amplia sobre la erótica desde una perspectiva de género. Durante dos años, Sáez exploró este campo a través de sesiones fotográficas con diferentes mujeres. Muchas de ellas eran trabajadoras sexuales, y dos accedieron a mantener la conversación que recrean en pantalla las actrices Liuda Motes y Nerea Mariezkurrena. Completa el reparto Nerea Saenz en el papel de Isabel. "Utilizar actrices y ficcionar esos encuentros resultaba ser el trampolín perfecto para hacer que su testimonio pudiese conocerse", afirma la directora. El proyecto parte de querer "acercarse a la prostitución desde una mirada cercana, amiga, de igual a igual". Fruto de "conversaciones que piden a gritos ser escuchadas por más gente", Chicas prepago es una aportación diferente a un tema en el que "resulta difícil posicionarse con una perspectiva concreta, fuera de las etiquetas y los estereotipos".

El rodaje se ha realizado íntegramente en Navarra, utilizando localizaciones en Iruña, Valle de Imotz e Irurtzun. Para Sáez ha sido fundamental llevarlo a cabo aplicando la perspectiva feminista no solo al tema sino también a las prácticas y la composición del equipo, en el que 32 de las 40 integranres son mujeres.

El corto fue financiado a través de un crowdfunding en el que participaron 152 personas durante el confinamiento. Contó con la colaboración del Gobierno de Navarra, así como del Ayuntamiento del Valle de Imotz y de Etxauri. Tras Pamplona, el corto se estrenará en Barcelona y en Madrid.

noticias de noticiasdenavarra