Los movidos años 30

'El secreto de puente viejo’ comienza hoy la novena temporada con nuevos personajes y tramas renovadas

10.02.2020 | 02:47
La serie da un salto temporal de cuatro años y vive de lleno la década de los 30.

la ficción dará un salto temporal renovando su popular plaza por las que los espectadores seguirán viendo algunas caras conocidas y otras nuevas, que traerán grandes novedades en las tramas al recién estrenado 1930. A partir de hoy estrena su novena temporada con nuevos personajes, nuevos decorados y renovadas tramas. Manuel Regueiro, Silvia Marsó y Almudena Cid protagonizarán las nuevas historias.

Han pasado cuatro años desde que el incendio devastó Puente Viejo y en los años 30 se vivía una auténtica revolución de costumbres: La liberación de la mujer, la consagración del cine, la conquista del ocio, el deporte para las clases populares, las noches de cabarés y neón en las ciudades, la expansión de la electricidad, la radio y el teléfono, los nuevos medios de transporte como el automóvil o el avión.

Los nuevos Manuel Regueiro es Ignacio Solozabal y forma parte de una familia de empresarios industriales originarios de Bizkaia, que poseen un gran número de empresas dedicadas a la fabricación de todo tipo de objetos relacionados con el acero y sus derivados.

Silvia Marsó es Isabel, marquesa de los Visos. Es una mujer distinguida y orgullosa, cinco generaciones anteriores ostentando un marquesado la han hecho consciente de que es superior a los que la rodean. Es inteligente, sensible, culta, amante de la literatura y la música -sobre todo la ópera-; sagaz, directa cuando es necesario o taimada como una raposa, según le convenga. Y es que ella actúa siempre de acuerdo con sus intereses a corto, medio y largo plazo. No deja nada a la improvisación. Siempre tiene un plan: para cada persona, para cada situación, para cada objetivo que se plantea.

Almudena Cid es Manuela Sánchez. Es una mujer honrada y cabal, con un elevado sentido del deber. Es la depositaria de muchos de los secretos de don Ignacio y de sus hijas. Manuela es una mujer que lo ha dado y lo daría todo por la familia Solozabal. Su lealtad, su fidelidad y su discreción son indiscutibles.

Laura Minguell es Marta Solozabal. Es la hija mayor, la hija perfecta. Después de dos años de la muerte de su prometido, quiere quitarse el san benito, volver a vivir sin que le recuerden constantemente su pérdida. Sara Sanz es Rosa Solozabal. Es la mediana y desde que era una niña se ha refugiado en los libros. Con una inteligencia privilegiada, fue una adolescente que maduró antes de tiempo y luego una joven que hacía cosas de adulta desde que apenas tenía quince años. Rosa es una romántica escondida bajo su imagen de intelectual, una mujer incomprendida. Berta Castañé es Carolina Solozabal. Es la menor de las tres hermanas y la que ha vivido una existencia más despreocupada. Es feliz y siempre está contenta. Carolina es una mujer alegre y divertida, sincera y sin dobleces. Un diamante en bruto.