Mariano García consigue el oro en los 800 metros en el Mundial de Belgrado

El murciano comenzó último la prueba pero fue remontando hasta un último 200 espectacular que le llevó hasta la ansiada presea

19.03.2022 | 19:30
Mariano García llega primero a la meta.

Mariano García se proclamó este sábado campeón del mundo de 800 metros con una marca de 1:46.20 tras un cerrado esprint con el joven keniano Noah Kibet (1:46.35), logrando la segunda medalla de oro de un atleta español en Mundiales el pista cubierta.

El estadounidense Bryce Hoppel (1:46.51) se alzó con la medalla de bronce por delante de Álvaro de Arriba, que redondeó el éxito español con una marca de 1:46.50 tras remontar seis puestos en la última vuelta.

Por segundo Mundial consecutivo España tenía a dos hombres en la final de 800. Hace 4 años, en Birmingham (Reino Unido), Saúl Ordóñez ganó medalla de bronce y Álvaro de Arriba fue quinto. Esta vez el salmantino estaba acompañado por Mariano García: oro y cuarto puesto en el Europeo de Glasgow 2019.

Los dos habían exhibido una gran solvencia en las series, y la lesión de uno de los favoritos, el británico Elliot Gilles, en el calentamiento de la primera ronda, junto a la eliminación de otro grande, el keniano Collins Kipruto, aumentaban las posibilidades españolas de estar en el podio, aunque la final tenía más gente de lo habitual, ocho en lugar de seis.

García, líder mundial del año con 1:45.12, había anunciado su intención de "dar guerra en la final" y cumplió escrupulosamente su promesa.

La impetuosa salida del canadiense Marco Arop sorprendió a Mariano a cola del grupo, que cubrió el 200 en 24.04 y el 400 en 50.50. En ese punto atleta de Fuente Álamo había progresado ya hasta situarse a rebufo del canadiense. Cuando sonó la campana estaba colocado en situación idónea para asestar el golpe definitivo en la contrarrecta.

Kibet, con la insolencia de sus 17 años, le plantó cara, pero García no dejó escapar la presa.

Antes que él, sólo otro español había ganado un título mundial en pista cubierta, el lanzador de peso Manuel Martínez en Birmingham 2003. En los Juegos Mundiales de París 1985, antecedente de los Mundiales, Colomán Trabado había ganado oro en 800.

Faltó a la cita el campeón anterior, el polaco Adam Kszczot, que en la temporada de su despedida no pudo competir por covid, y en las series había caído.

noticias de noticiasdenavarra