El adiós de una guerrera del balonmano

La navarra Naiara Egozkue anuncia su retirada a los 35 años

Jugadora internacional, saboreó la gloria deportiva en el desaparecido Itxako de Estella-Lizarra, y ha militado también en Bayer 04 Leverkusen, Zuazo y Guardés, club con el que se despide de la competición profesional

09.02.2020 | 10:15
Egozkue celebrando un gol con el Mecalia Atlético Guardés ante el Kuban Krasnodar de la Copa EHF.

Jugadora internacional, triunfó con el desaparecido Itxako y abandona la competición profesional en el Atlético Guardés.

PAMPLONA. Una de las mejores jugadoras navarras deja el balonmano. La internacional Naiara Egozkue, jugadora del Atlético Guardés, todo un ídolo en Sagriña, ha anunciado este jueves su retirada del balonmano profesional a los 35 años de edad, una decisión acelerada por los problemas que arrastra en su muñeca. A Sangriña será el escenario de su última actuación, 'su' pabellón durante cuatro años no consecutivos. La de Villava-Atarrabia, arropada por sus compañeras y amigas del equipo, cuerpo técnico y representantes de la junta directiva y de la dirección técnica del club, la extremo confesó agradecida y con emoción contenida casi hasta el final que "15 años de entrenamientos, partidos y competiciones, de viajes y horas de bus, de lágrimas de alegría y de tristeza" se cierran para dejar paso a una nueva etapa en su vida, indica el club gallego en su página web.

Egozkue saboreó la gloria deportiva en el desaparecido Itxako. En el equipo de su tierra, al que llegó con 20 años, vio cómo su palmarés deportivo se fue engrosando con ocho prolíficas temporadas: cuatro Ligas, tres Copas de la Reina, tres Supercopas, una Copa EHF y un subcampeonato en la Champions League. Éxitos que no habrían llegado a su vida sin su hermano: "Me gustaría empezar dándole las gracias a mi hermano", arrancó Egozkue, "él fue quien me propuso empezar a jugar cuando tenía 10 años y a quien he admirado desde entonces", reconoció. La extremo también tuvo palabras de cariño para sus padres, a quienes señaló junto con su hermano como sus "tres grandes apoyos en esta andadura".

Ahora, con 35 años, el cuerpo ya le pide descanso tras unas temporadas dando la lata demás y con esfuerzo extra para seguir rindiendo al máximo nivel. La ambición llevó a la navarra a cruzar fronteras y aventurarse dos años en el TSV04 Bayer Leverkusen. Durante este periodo, llegó su mayor éxito en competición continental con la Selección Española: la medalla de plata en el Europeo de Croacia y Hungría en 2014. El verano de esa temporada recalaría en el Mecalia Atl. Guardés y, aunque se "escapó" un año al Balonmano Zuazo de Barakaldo (2016/2017) regresó a A Guarda para vivir dos nuevas temporadas. Por el medio, un diploma olímpico en los Juegos de Río 2016. Casi nada.

No pudo saborear el título de Liga de 'su' Guardés, pero Egozkue ha vivido en A Sangriña tardes de gloria. El equipo ha ido rompiendo su techo en la Liga -subcampeonato la pasada campaña-, pudo jugar una Supercopa en Vigo, varias fases finales de la Copa de la Reina, compartir el debut en la fase previa de la Liga de Campeones y ver cómo esta temporada ella y sus compañeras alcanzaron la tercera ronda de la EHF Cup.

La extremo izquierdo tuvo presentes en su discurso a todas las personas que se ha ido encontrando en su carrera deportiva y que le han acompañado en su camino. "Gracias a todas mis compañeras, mi otra gran familia", apuntó esbozando una sonrisa. "Mis compañeras de Itxako, de Bayer, de Zuazo, a mis compañeras de selección y por supuesto del Guardés", enumeró Egozkue. La dorsal número 5 del Mecalia también agradeció "a todos los entrenadores, directivas, cuerpos técnicos, fisios y médicos" su trabajo y enseñanzas. En un intento de no olvidarse de nadie en su despedida también dedicó unas palabras a las aficiones y personas que ha ido conociendo en Estella, Leverkusen, Barakaldo y A Guarda.

La afición guardesa todavía podrá aplaudir a Egozkue por última vez en la pista este sábado, en el partido que cerrará la temporada 2018/2019 en A Sangriña contra el Elche Mustang (19 horas).

Naiara Egozkue comenzó en 1994 con el balonmano en el club Beti Onak Villava. Diez años más tarde debutó como profesional, en la SD Itxako bajo contrato. Con Itxako ganó en 2009, 2010, 2011 y 2012 la Liga ABF, la Copa española en 2010, 2011 y 2012 y la Copa EHF de 2009. Además, fue finalista en 2008 en la Copa EHF y en 2011 de la Liga de Campeones de la EHF.

A partir de la temporada 2012/13 se postuló para la Liga de Alemania de balonmano con el Bayer 04 Leverkusen, debido a la crítica situación económica del Itxako y del balonmano español, en general.

En el verano de 2014, regresa a España, fichando por uno de los actuales equipos punteros, el Mecalia Atlético Guardés.

Ha sido internacional absoluta con la selección española en 52 ocasiones (73 goles), aunque no estuvo presente en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, donde consiguieron el bronce, ni en el bronce cosechado en el Campeonato Mundial de Balonmano Femenino de 2011 en Brasil.

Sí, que estuvo en el Campeonato Mundial de Balonmano Femenino de 2013, disputado en Serbia, anotando cinco goles en seis partidos, aunque acabando en una discreta 11º plaza.?

Fue también convocada para el Campeonato Europeo de Balonmano Femenino de 2014, que se está disputando conjuntamente en Hungría y Croacia. De nuevo, en 2015 es llamada para disputar el Campeonato Mundial de Balonmano Femenino de 2015 en Dinamarca.