europeo de dinamarca

Despedida con empate de las 'Guerreras'

GRUPO I / LAS 'GUERRERAS' DESPERDICIAN 7 GOLES DE RENTA ANTE MONTENEGRO

16.12.2020 | 01:14
La pivote Ainhoa Hernández se dispone a lanzar a portería ante la oposición de una rival. Foto: Efe

Montenegro 26

España 26

Montenegro Babovic (p), Nenezic (p), Batinovic (p); Radicevic (7), Jaukovic (5), Pletikosic, Mugosa, Dzaferovic, A.Klikovac, Ujkic, Ramusovic, B.Klikovac (2), Mehmedovic (4), Despotovic (4), Grbic (4) y Vukcevic.

España Navarro (p), Castellanos (p); Marta López (1), Carmen Martín (2), Campos (2), Gutiérrez (4), Nerea Pena (6), Lara González (2), Sole López (2), Gassama, Alicia, Almudena (2), Ainhoa (3), Lysa Tchaptchet y Mireya (2).

Marcador cada cinco minutos 1-3, 2-6, 3-10, 6-12, 8-15, 11-16 (descanso); 13-18, 17-20, 20-21, 22-22, 24-24 y 26-26 (final).

Árbitras Kijauskaite y Zaliene (Lituania).

Estadio Jyske Bank Boxen de Herning.

madrid – La selección española se ha despedido del Campeonato de Europa con un empate ante Montenegro (26-26), en un partido en el que las de Carlos Viver desaprovecharon una jugosa renta de siete goles y ponen fin a un torneo irregular para mirar ya a un ilusionante 2021. Los 6 goles de una gran Nerea Pena no fueron suficientes para que España se hiciera con la victoria.

Ya no había nada en juego, más allá de terminar lo más arriba posible en la clasificación del campeonato y decir adiós con buenas sensaciones, y despojadas de toda presión las Guerreras pudieron desarrollar su mejor juego en los primeros 30 minutos. Con intensidad desde el inicio, ofrecieron quizás su mejor primera mitad del torneo.

Con un parcial de salida de 6-0 y haciendo gala de una gran intensidad defensiva, España ya dominaba por cinco goles superados los primeros diez minutos (2-7), una renta que fue defendiendo durante toda la primera parte y que le permitió proponer más.

Además, la fiabilidad de Silvia Navarro bajo palos, con cinco paradas durante los primeros 30 minutos, y la solidez defensiva española frenaron el empuje montenegrino, y solo la segunda máxima anotadora del torneo, Jovanka Radicevic, pudo mantener a las balcánicas en la lucha. A pesar de todo, las Guerreras se marcharon con seis goles de ventaja al descanso (11-17).

Sin embargo, la relajación pasó factura a la vuelta de vestuarios. Poco a poco, las balcánicas fueron contragolpeando a una España que erró demasiados lanzamientos. Ni el tiempo muerto con el que Viver alertó a sus jugadoras con 18-20 evitó que las de Kim Rasmussen igualasen la contienda a los 12 minutos de la reanudación (20-20).

Con 26-26, la última posesión fue para las españolas, pero Nenezic, mejor Jugadora del Partido, desvió el último lanzamiento y dejó a las Guerreras sin victoria.