Fin de la espera: en marcha la 1ª Nacional femenina y la 2ª Nacional masculina de balonmano

Tras 10 meses sin jugar, se ponen en marcha la 1ª Nacional femenina y la 2ª Nacional masculina

23.01.2021 | 00:53
El equipo femenino de Anaitasuna, con Mertxe Senosiáin y Chema Vives, el curso pasado. Foto: Anaitasuna

Después de diez meses sin jugar, lejos de las pistas, debido a la pandemia de coronavirus, el balonmano navarro se pone en marcha de nuevo. Este fin de semana arrancan las competiciones en la 1ª Nacional femenina y en la 2ª Nacional masculina, dos categorías de carácter estatal, pero que cuentan con una fase territorial, que es la que comienza ahora. En los equipos la ilusión es máxima, aun sabiendo que deberán adaptarse a unas medidas sanitarias indispensables para que la competición se desarrolle lo mejor posible.

La 1ª femenina contará en esta ocasión con seis conjuntos: Helvetia Anaitasuna, Baztango Kirol Taldeak, Gurpea Beti Onak, Lagunak, Ardoi y Malkaitz. El calendario en esta categoría será a doble vuelta, para completar diez jornadas entre el 23-24 de enero y el 24-25 de abril.

Para la 2ª masculina se han inscrito esta vez nueve equipos: Lagunak, Helvetia Anaitasuna, CD River Ega, Anaitazarra, Uharte, Club BM Burlada, Beti Onak, Universidad de Navarra y San Antonio. De esta forma, se ha confeccionado un sistema de competición a una sola vuelta, que comienza este fin de semana y finalizará el 10-11 de abril, tras la disputa de nueve jornadas.

Con la reanudación de ambas categorías se pone fin así a diez meses de parón, desde que la crisis sanitaria por la covid obligase a suspender la actividad deportiva. Y, sobre todo, se pone fin a la incertidumbre. Los equipos, sus jugadoras y jugadores, llevan desde agosto y septiembre entrenando, adaptándose en cada momento a las restricciones sanitarias estipuladas, y sin saber hasta no hace mucho que volverían a las pistas. La espera ya ha concluido.

La Federación Navarra de Balonmano (FNBM), encargada de gestionar íntegramente esta primera fase, ha puesto en marcha una serie de medidas y facilidades a los clubes para garantizar su seguridad y que la competición pueda desarrollarse lo mejor posible. El uso de la mascarilla será obligatorio tanto en el banquillo como en la propia pista, durante el juego. Una norma que ya se aplica en otras autonomías desde septiembre, como Madrid. Asimismo, los árbitros tendrán la opción de utilizar silbatos electrónicos y ejercer con mascarilla si así lo desean, si bien desde la FNBM aseguran que "es algo que todavía no hemos conocido" y, por lo tanto, "no les hemos obligado a llevarla".

El público podrá asistir a algunos de estos partidos, aunque de manera limitada. Para asegurarse de que así sea, la FNBM ha facilitado a los clubes una herramienta de control de acceso a las instalaciones.