Carapaz lo tiene en la mano

VIGÉSIMA ETAPA | Peio Bilbao (Astana) gana al esprint a un Mikel Landa que se coloca tercero y se jugará el podio con Roglic en la contrarreloj final de hoy en Verona

09.02.2020 | 13:01
Carapaz entra en la línea de meta, ayer.

Roma - Pello Bilbao (Astana) ganó al esprint y por delante de Mikel Landa (Movistar) la vigésima etapa del Giro de Italia, entre Feltre y Croce d'Aune-Monte Avena, de 194 kilómetros, en la que el ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar) mantuvo la maglia rosa a falta de la contrarreloj final de este domingo en Verona.

Carapaz llegará a la contrarreloj individual que pondrá fin al Giro con una ventaja de un minuto y 54 segundos sobre Vincenzo Nibali (Bahrein) y dos minutos y 53 segundos sobre Landa, que se hizo este sábado con el podio en la general.

La última etapa en línea del Giro de 2019 vio el triunfo de un Bilbao que fue protagonista desde el comienzo y que, tras resistir a cinco subidas de alta intensidad, tuvo las fuerzas para batir a Landa y acabar en 5 horas, 46 minutos y 2 segundos.

Un grupo de doce corredores, con los españoles Bilbao y Nieve o el costarricense Andrey Amador (Movistar) apretaron con fuerza desde el comienzo y tomaron una ventaja de 3 minutos sobre el pelotón tras la primera subida a la Cima Campo.

Un gran Miguel Ángel López y acompañado por Landa, Carapaz les alcanzó y pudo dejar atrás a un Nibali que fue obligado a una bajada espectacular para recuperar margen. Gracias a su talento en la bajada, el Tiburón y Roglic volvieron a juntarse al grupo del líder y de allí la etapa vivió un momento de estudio. Era la calma antes de que llegara el tramo decisivo de este Giro de Italia.

Bilbao, el estonio Tanel Cagert (EF), Nieve, el eritreo Ama Ghebreigzabier (Dimension Data), Eros Capecchi (Quick-Step), el francés Valentin Madouas (FDJ), el irlandés Eddie Dunbart (Ineos) y Giulio Ciccone (Androni) lucían una ventaja de 3 minutos a falta de 50 kilómetros para la meta.

En frente al grupo Ciccone, Bilbao, Kangert y Madouas intercambiaron ataques, con el francés que ganó unos 100 metros, mientras que Carapaz, Nibali, Landa y Roglic seguían pegados y controlándose.

A 13,3 kilómetros del final, llegó el empuje de Supermán López, quien apretó con fuerza y sacudió a un grupo que sin embargo logró aguantar. Poco después, fue el momento de Landa, quien ganó unos 25 segundos virtuales sobre la maglia rosa.

Por delante todo quedaba abierto. Carapaz, Landa y Nibali alcanzaron a Bilbao y Madouas y el ecuatoriano llegó en primera posición al último kilómetro.

El esprint final se lanzó a unos 400 metros del final y Bilbao tuvo la fuerza en las piernas para fulminar a Landa y sellar un gran triunfo en una etapa espectacular, en la que Carapaz se garantizó llegar vestido de rosa a Verona.

No cambió su ventaja sobre Nibali (1:54) mientras que se hundió Roglic, quien perdió el podio a favor de Landa. - Efe