La vuelta ‘pisará’ el césped de San Mamés

La 13ª etapa de la carrera arrancará en la explanada de acceso al campo y después el pelotón dará una vuelta al terreno de juego

09.02.2020 | 21:20
El viejo San Mamés fue testigo de dos finales de etapa de La Vuelta en la década de los 60.

bilbao - El próximo 6 de septiembre San Mamés albergará la salida de la 13ª etapa de La Vuelta 2019. Los ciclistas partirán desde los aledaños del estadio y se introducirán al campo por el parking. Darán una vuelta al terreno de juego y después seguirán el recorrido de 167,3 kilómetros hasta el puerto cántabro de Los Machucos.

El ciclismo corre por las venas de los vascos, la pasión por este deporte en Euskadi no es un secreto y la edición 2019 de La Vuelta contará de nuevo con una etapa especial en el estadio del Athletic. La Catedral ya acogió dos finales de etapa de La Vuelta, una en 1960 y otra en 1962. De hecho, la carrera en 1962 finalizó en la capital vizcaína con el triunfo del alemán Rudi Altig. El próximo 6 de septiembre Bilbao será por 75ª vez sede de La Vuelta y por decimotercera ocasión albergará la salida de una etapa.

El arranque de esta 13ª etapa tendrá lugar en la explanada de acceso a San Mamés, donde los aficionados podrán disfrutar de cerca de sus ídolos. A continuación, el pelotón se introducirá al estadio a través del parking y, siguiendo el coche de dirección de carrera y dos motos de asistencia técnica, dará una vuelta al terreno de juego bilbaíno. Al salir, de nuevo por el parking, los ciclistas seguirán el recorrido neutralizado por las calles del botxo hasta poner rumbo a la carretera N-634 en dirección Sodupe. El final de los 167,3 kilómetros de etapa será en el puerto cántabro de categoría especial de Los Machucos, en el Monumento Vaca Pasiega, concretamente.

El ciclismo volverá a tener protagonismo en tierras vizcaínas el próximo 6 de septiembre, y el estadio del Athletic será una de las sedes de lujo de La Vuelta 2019. Euskadi, el Athletic y el ciclismo están ligados y conectados desde hace décadas. De hecho, en los años 20 varios equipos de fútbol vascos, entre ellos el Athletic, crearon equipos homónimos de ciclismo. Federico Ezquerra fue el estandarte y símbolo de aquel equipo de maillot blanco y franja roja. El ciclista de Gordexola compitió profesionalmente desde 1928 hasta 1944.

Aunque no realizó toda su carrera en el combinado del Athletic, su nombre perdura en la memoria de los aficionados al deporte de la bicicleta al más alto nivel. Ezquerra se convirtió en el segundo ciclista estatal en ganar una etapa del Tour de Francia. Fue en 1936, concretamente en la 11ª etapa entre Niza y Cannes. Entre sus logros más importantes cabe destacar sus triunfos en la Vuelta a Cataluña (1942) y Vuelta a la Comunidad Valenciana (1931 y 1940).

El Athletic por otra parte fue impulsor, junto a otras instituciones, de la creación de la Itzulia. Por todo esto, la 13ª etapa de la edición de La Vuelta en 2019 estará cargada de emotividad y tradición del deporte de la bicicleta. Entre el 24 de agosto y el 15 de septiembre se celebrará una de las tres grandes carreras del mundo del ciclismo, y Bilbao será testigo de todo ello.

Eso sí, el pelotón llegará a la capital vizcaina el jueves 5 de septiembre, ya que la 12ª etapa que se iniciará en el Circuito de Navarra, concluirá en la capital de Bizkaia. El botxo será pues, punto neurálgico del ciclismo mundial y la etapa que arrancará en el estadio del Athletic, será una de las nueve jornadas de montaña que tendrá la carrera.

El viejo San Mamés ya fue testigo de dos etapas de La Vuelta en los años 60, y parece que el nuevo fortín rojiblanco quiere seguir los pasos de su predecesor predicando con el ejemplo. Tradición ciclista ante todo.

En 2017, la explanada de acceso a San Mamés fue el punto escogido para la salida de una etapa de la Itzulia. Dos años más tarde, la historia se repite pero, esta vez, se ha dado un paso adelante para innovar y crear una etapa original y atractiva para todos. La Vuelta Ciclista a España 2019 es el certamen elegida para la celebración. Los ciclistas sentirán el calor del público en los aledaños de San Mamés y vibrarán con la historia de La Catedral desde dentro de las instalaciones, en el propio terreno de juego. La cita, marcada en rojo, el próximo 6 de septiembre.