Tres cronos y final muy montañosa en el Giro

ciclismo | carapaz será el rival a batir en una prueba con sagan como novedad

10.02.2020 | 10:03
Mauro Vegni, Paolo Bellino, Marcello Foa, Peter Sagan, Richard Carapaz y Urbano Cairo, en la presentación del Giro.

roma - El Giro de Italia de 2020 desveló ayer el recorrido de su 103ª edición, que se correrá entre el 9 y el 31 de mayo, con salida en Hungría y llegada en Milán, que tendrá al ecuatoriano Richard Carapaz como campeón a batir y que contará con la participación del eslovaco Peter Sagan, una novedad absoluta para la carrera rosa.

Será un Giro para todos los gustos, que ofrece un arranque adecuado para los velocistas, tres pruebas contrarreloj, siete etapas de montaña y unas subidas históricas, con el Stelvio como Cima Coppi (cota más alta de la carrera) de esta edición, según desvelaron los organizadores en un evento celebrado en Milán. Todos pelearán para destronar a un Carapaz que hizo historia en la última edición al coronarse en la Arena de Verona y convertirse en el primer ecuatoriano capaz de triunfar en el Giro de Italia.

El Giro de 2020 saldrá de Hungría, con una prueba contrarreloj enteramente disputada en la capital Budapest, y con otras dos etapas, que favorecen a priori a los velocistas, antes de trasladarse a Italia y comenzar a recorrer la península a partir de Sicilia.

Sin descanso alguno entre la tercera etapa en Hungría y la cuarta, entre Monreale y Agrigento, los corredores empezarán a cargas sus piernas de kilómetros y a enfrentar las primeras subidas exigentes, con una quinta etapa que les llevará al Volcán Etna. Los corredores recorrerán Italia hacia el norte, tocarán las regiones de Calabria, Puglia, Abruzzo y llegarán en la segunda y tercera semana de competición a la Emilia-Romagna, para homenajear a Marco Pantani, y al Veneto.

El stelvio, el gran pico Como de costumbre, el Giro entrará en su tramo decisivo con la llegada de la montaña. La Cima Coppi de esta edición llegará en la 18ª etapa y será el Stelvio (2.578 metros de altura) y, tras una 19ª etapa más accesible a los velocistas (de Morbegno a Asti), llegará una prueba de 200 kilómetros entre Alba y Sestriere. Los escaladores tratarán de sentenciar allí la carrera rosa, antes de la contrarreloj final de 16.5 kilómetros enteramente plana que se disputará en Milán, entre Cernusco sul Naviglio y la plaza del Duomo. Será la 78ª vez que el Giro concluye en Milán en sus 103 ediciones. - Efe