Sigue la progresión del Tudelano

empate | el tudelano mereció los tres puntos tras realizar un gran partido en zubieta

08.02.2020 | 23:58
Los jugadores del Tudelano se abrazan tras lograr su gol.

Real Sociedad B1

Tudelano1

REAL SOCIEDAD B Moisés Ramírez; Álex Sola, Aranbarri (Unai Veiga, min. 76), Lapeña, Ezkurdia; Guevara, Zubimendi (Olaizola, min. 62); Thior Zourdine, Gorostidi, Barrenetxea (Djouahra, min. 62); Celorrio.

TUDELANO Pagola; Delgado, Meseguer, Zamorano, Diego Royo; Rúper; David Soto (Arellano, min. 65), Adán Pérez (Navarro, min. 76), Víctor Bravo, Ardanaz (Iñaki Jiménez, min. 87); Gabarre.

Goles 0-1, m. 49: Zubimendi, en propia puerta. 1-1, m. 86: Unai Veiga.

Árbitro Alonso Prendes (Colegio asturiano). Amonestó a los locales Thior Zourdine, Gorostidi y Guevara; y a los visitantes Diego Royo, Gabarre y Víctor Bravo.

Estadio Zubieta, ante unos 875 espectadores.

SAN SEBASTIÁN - Si al Tudelano le dicen que se va a ir de Zubieta con un empate podría sonar a valioso botín dada la dificultad del feudo del Sanse, pero vistos los noventa minutos, en especial el segundo periodo, un punto sabe a poco. Y es que los donostiarras empataron apenas a cinco minutos del final y en un chispazo individual, no por juego ni por dominio, mientras el Tudelano había firmado un encuentro serio y eficaz, marrando incluso Gabarre un penalti a la media hora de juego. Una lástima, pero el equipo sigue sumando y ofreciendo una imagen sólida.

Arrancaba la contienda con el Tudelano vestido de negro y con el guion previsto, control de posesión para el Sanse y buena defensa ribera. Mikel Pagola interveno en un disparo raso de Barrenetxea. Apenas le duraba la pelota en su poder al equipo de Lumbreras, pero poco a poco los visitantes se fueron templando, con llegadas como un centro de Adán o una falta que puso al área Víctor Bravo, sin rematador. Una falta muy peligrosa a medio metro de la frontal del área del Tudelano la tocaba con maestría Lapeña, pero el cuero rozaba en el travesaño y se perdía por línea de fondo. Y al minuto, la gran opción navarra en una buena combinación por el centro del ataque con derribo claro a Gabarre cuando entraba ya en el área. Penalti, pero el tiro del propio ariete, centrado pero demasiado fuerte, se perdía por encima del larguero.

Los de Lumbreras fueron otros en el segundo periodo. El equipo salió valiente, tocando mejor y pisando campo rival con asiduidad. Avisaba Ardanaz con un disparo que se perdía alto, y a los cinco minutos llegaba el gol, eso sí con una buena dosis de fortuna. El propio Ibai Ardanaz colgaba una falta al área y Zubimendi, en su fallido intento de despeje, marcaba en propia meta con una vaselina diabólica.

La presión alta de los navarros les hizo dueños del primer cuarto de hora, pero el Sanse se deshizo de ese control, el Tudelano dio varios pasos atrás y el dominio pasó a manos locales, pero en las contras, el Tudelano creaba peligro y Bravo y Gabarre, que estrelló el balón en el larguero, pudieron sentenciar.

Poco después llegó el empate de Unai Veiga, con un zapatazo raso desde lejos que se coló pegadito al palo. El Tudelano se dejó dos puntos después de firmar un partidazo. - Área11