copa del rey

Feliz centenario del Valencia

LA FINAL | SE lleva el último título del curso al derrotar al Barcelona y acabar con la hegemonía culé

09.02.2020 | 11:21
Los jugadores del Valencia celebran uno de los dos goles que marcaron ayer en Sevilla en la final de la Copa del Rey contra el Barcelona.

Barcelona1

Valencia2

BARCELONA Cillessen; Semedo (Malcom, m.46), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Arthur (Arturo Vidal, m.46), Busquets, Rakitic (Aleñá, m.76); Sergi Roberto, Messi y Coutinho.

VALENCIA Jaume Doménech; Wass, Garay, Paulista, Gayà; Carlos Soler, Coquelin, Parejo (Kondogbia, m.65), Guedes; Rodrigo (Diakhaby, m.88) y Gameiro (Piccini, m.72).

Goles 0-1, m.21: Gameiro. 0-2, m.33: Rodrigo. 1-2, m.73: Messi.

Árbitro Alberto Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó a los barcelonistas Busquets (m.61) y Arturo Vidal (m.89); y a los valencianistas Gayà (m.53) y Kondogbia (m.70).

Estadio Benito Villamarín. Unos 54.000 espectadores. Césped en perfecto estado. Presidió el partido desde el palco el rey Felipe VI.

Sevilla - El Valencia ganó por al Barcelona la final de la Copa del Rey en Sevilla y tocó de nuevo la gloria con un título once años después. El éxito es el broche de oro a su centenario tras superar con una defensa impecable y siendo letal en ataque a un cuadro azulgrana que se queda sin el récord de cinco copas consecutivas.

Un gol del francés Kevin Gameiro, a los 21 minutos, y otro de Rodrigo Moreno, a los 33, pusieron por delante al descanso a los valencianistas, que demostraron una gran efectividad con su clásico juego de salir rápido a la contra ante un Barça apagado e inofensivo en el primer tiempo y que reaccionó tarde, con lo que sólo pudo acortar distancias en el minuto 73 por medio de Leo Messi, su mejor hombre.

Llegaban al Villamarín dos equipos con estados de ánimo a priori dispares: el Barça, un clásico de la competición y su rey absoluto, esta vez herido y con la obligación de resarcirse de su dolorosa eliminación en la Champions en Liverpool, donde cayó 4-0; y un Valencia crecido, que acabó cuarto en Liga y con hambre de títulos. Se presentaron en Sevilla con bajas, no por conocidas, menos notables, al estar lesionados en el equipo catalán dos de sus estiletes, el uruguayo Luis Suárez y el francés Ousmane Dembélé, entre otros, o el ruso Denis Cheryshev en el valencianista.

Sin embargo, fue el Valencia aprovechó su estado de euforia para adelantarse en el marcador en la primera parte. Pese a que el Barça recortó distancias con más de un cuarto de hora por delante para tratar de igualar la contienda y forzar la prórroga, lo cierto es que no encontró la fórmula para derribar la defensa del Valencia. Guedes pudo sentenciar antes del final, pero el conjunto che tuvo que sufrir para levantar un trofeo a costa de un Barcelona en el que Valverde queda muy señalado. - Efe