Portugal y Holanda se juegan el primer título

liga de naciones undiano dirige un duelo interesante entre dos estilos muy diferentes

09.02.2020 | 14:10
Undiano Mallenco.

LA PREVIA

Portugal Rui Patrício; Nélson Semedo, José Fonte, Rúben Dias, Raphäel Guerreiro, William Carvalho, Rúben Neves, Bernardo Silva, Bruno Fernandes, João Félix y Cristiano Ronaldo.

Holanda Jasper Cillessen, Denzel Dumfries, Virgil van Dijk, Matthijs de Ligt, Daley Blind, Donny van de Beek, Frenkie de Jong, Marten de Roon, Steven Bergwijn, Memphis Depay y Ryan Babel.

Árbitro Alberto Undiano Mallenco.

Hora/tv 20.45 h. La 1.

lisboa - Portugal y Holanda se enfrentan hoy (20.45 horas) en la primera final de la Liga de las Naciones con un objetivo que va más allá de conseguir el trofeo: dirimir si se produce la consolidación de las quinas en la élite del fútbol o si, por el contrario, resurge el conjunto orange.

El choque, arbitrado por Alberto Undiano Mallenco, será el decimocuarto encuentro que disputen ambos combinados. En las trece anteriores ocasiones los portugueses han vencido siete partidos, en tanto que cuatro acabaron en empate y dos en triunfo para Holanda.

No obstante, en el registro de juegos decisivos, los de Fernando Santos cuentan con mejores datos, pues vencieron en fases finales de la Eurocopa 2004 (2-1), en el Mundial de 2006 (1-0) y en la Eurocopa de 2012 (2-1).

Por eso la sensación es de optimismo en Portugal, país que acogerá la final, que se disputará en el Estado do Dragão, en Oporto, y que presume de sumar muchos "buenos recuerdos" del conjunto orange.

Parte de la atención recaerá en ellos, pero también en Cristiano Ronaldo, que no quiere volver a ser descabalgado como responsable de un trofeo.

Holanda llega al partido de hoy tras ganar a Inglaterra por 3-1 en una semifinal en la que sobresalieron Donny van de Beek y Quincy Promes.

Tras no haber conseguido clasificarse para el Mundial de Rusia 2018 y para la Eurocopa de Francia 2016, los orange afrontan la final de Oporto con una brillante camada, asentada ya en la competición del alto nivel. - Efe