Sin respuesta en casa

segunda b | derrota del promesas en su feudo, que hasta el momento era inexpugnable

10.02.2020 | 06:00
El ‘0’ en el marcador presencia el lamento de Barbero tras desperdiciar una ocasión.

Promesas0

UD Logroñés1

PROMESAS Álvarez, Samuel, Endika, Liza, Berruezo (Jony), Santafé (Javi Martínez), Calvillo, Barbero, Hualde (Aimar), Marcos Mendes, Mariano.

LOGROÑES Miño, Caneda, Zabaco, Ñoño (David), Olaetxea, Vitoria (Rayco), Martínez (Álamo), Errasti, Iñaki, Andy, Iago López.

Gol 0-1 min.77: David.

Árbitro García Arriola asistido por Landazabal y Mercada. Expulsó al local Calvillo por doble amarilla en el 78. Amonestó también al local Liza y al visitante Errasti.

Estadio Instalaciones Deportivas de Tajonar

tajonar - El Promesas cayó por la mínima ante el Logroñés y consuma su primera derrota de la temporada en el feudo osasunista. Las gradas se llenaron para ver un partido de máxima importancia para ambos equipos. Los de Castillejo venían de perder estrepitosamente ante el Bilbao Athletic (0-5) y necesitaban seguir con la buena racha en casa -tres victorias de tres partidos en Tajonar- para poder sumar y acercarse a la zona alta de la tabla. Por su parte, el Logroñés venía con las ideas bien claras; sumar y continuar la senda marcada por la victoria de la semana pasada.

Pocas ocasiones de gol durante todo el partido. En el tramo inicial de la primera parte fue Osasuna quien merodeaba la portería rival con sendos chutes de Marcos Mendes que detuvo sin problemas Miño. Por el otro lado el equipo visitante protagonizaba alguna jugada de peligro que siempre acababa difuminándose entre la zaga local, imperial durante todo el transcurso del primer tiempo y de buena parte del segundo. Ninguno de los dos conjuntos era capaz de elaborar ocasiones claras de gol. Costaba demasiado superar la primera línea de presión y un centro del campo masificado evitaba que el balón corriera por la medular.

El paso por vestuarios agitó el encuentro. Ambos equipos sabían que necesitaban arriesgar si querían llevarse los tres puntos. Y atacaron con mas ahínco en el segundo tramo del encuentro. Las tuvo Osasuna en los primeros minutos, Barbero gozó de dos buenos centros para rematar delante de Miño, pero no acertó a cabecear el delantero del filial. Parecía que la moneda podía caer hacía cualquier lado, y lamentablemente, para las aspiraciones locales, lo hizo del lado del Logroñés. En el minuto 77 Iñaki ejecutaba una falta lateral que prolongaba Andy y que acababa por rematar David, recién ingresado en el terreno de juego.

Golpe duro para los de Castillejo que vieron como el balón parado, su especialidad, se convertía en el verdugo de la tarde. Se ponía cuesta arriba para los osasunistas, y se puso imposible cuando expulsaron a Calvillo. Lucharon los rojillos pero, pese a todo, el portón de Tajonar acabo por ceder.

santi castillejo

"calvillo no debió ser expulsado"

Decepcionado. Aunque el entrenador de Osasuno intentó sacar una lectura positiva, se hizo evidente que la derrota dejó afectado al míster local. Sobre el guion del encuentro Santi Castillejo destacó que fue "el típico partido de Segunda B, con pocas ocasiones claras, y al final el balón parado decide" y matizó que su equipo supo competir bien contra un rival difícil. "Solemos defender el balón parado muy bien y hoy (por ayer) hemos fallado" lamentaba un míster que admitió que partidos así "se pueden perder". Enfadado se mostró ante la expulsión de Calvillo, "le da al balón y no hay contacto", que asegura que será recurrida.