El más difícil todavía

primera | osasuna magna empieza perdiendo ante el levante y acaba ganando con solvencia, pese a perder incluso a usín y mancuso por lesión

10.02.2020 | 06:57
El brasileño Bynho realiza su característica voltereta tras anotar el gol del empate ayer ante el Levante.

Osasuna Magna empieza perdiendo ante el Levante y acaba ganando con solvencia.

Osasuna Magna4

Levante1

OSASUNA MAGNA Asier, Araça, Dani Saldise, Eric Martel y Bynho -cinco inicial-. También jugaron Juninho, Mancuso, Roberto Martil, Rafa Usín e Íñigo Fernández.

LEVANTE UD FS Raúl, Cecilio, Maxi Rescia, Cuzzolino y Pedro Toro -cinco inicial-. También jugaron Javi Rodríguez, Prieto, Sena y Jorge Santos.

Goles 0-1, m.10: Maxi Rescia; 1-1, m.18: Bynho; 2-1, m.19: Dani Saldise; 3-1, m.37: Eric Martel; 4-1, m.39: Dani Saldise.

Árbitros Del Pozo García y Moreno Durán. Mostraron amarilla a los locales Bynho, Íñigo Fernández y Rafa Usín, y a los visitantes Márquez y Jorge Santos.

Pabellón Anaitasuna. Unos 2.600 espectadores.

pamplona - Ya lo advirtió Imanol Arregui tras el choque ante el Cartagena: cada partido va a ser una guerra. Y no se equivocaba. Osasuna Magna ganó ayer su cuarto partido consecutivo en la Liga, esta vez por 4-1 ante el Levante UD FS. Un rival serio, peligroso, que por momentos puso en muchos apuros a los navarros y que incluso empezó adelantándose en el marcador. Pero que acabó sucumbiendo a la solvencia que hoy por hoy caracteriza al Xota, a pesar de que ya saltaba a la cancha de nuevo sin Álex Llamas, con Araça tambaleando y que en el transcurso de la segunda mitad se quedó sin Rafa Usín y Mancuso, lesionados.

Los dos equipos salieron concentrados desde el inicio, buscando hacer daño a la portería rival, que en el caso de Osasuna volvía a estar defendida por Asier -de nuevo soberbio y determinante- y en el del Levante por Raúl, exguardameta del Xota, también muy acertado.

Una doble intervención de cancerbero madrileño, tras lanzamientos con muy buena intención de Rafa Usín y Mancuso, impidió que el equipo de Irurtzun se adelantase en el marcador. Asier también tenía trabajo bajo sus palos y una mano milagrosa suya desbarataba un disparo de Cuzzollino. El portero navarro, sin embargo, no pudo evitar que Maxi Rescia adelantase al Levante en el marcador mediada la primera parte, tras rematar un balón en el segundo palo a la salida de un córner (0-1).

Esta circunstancia no desanimó a los de Imanol Arregui. Al contrario. Pedro Toro sacó de cabeza, bajo la línea de gol, un balón de Dani Saldise que podía haber equilibrado el duelo. Era la antesala de lo que vino al borde del descanso. Primero, con el gol de Bynho, a pase de Eric Martel, que ponía el empate (1-1, m.18). Y, poco después, con la preciosa diana de Dani Saldise de vaselina, que adelantaba a los suyos (2-1, m.39).

Con la remontada se llegaba al descanso, pero aún restaban 20 minutos en los que, visto el potencial de ambos equipos, podía ocurrir cualquier cosa. Y, lo primero que sucedió, no era nada bueno, ya que Mancuso abandonaba la pista a los tres minutos con dolor en el aductor de su pierna derecha y no regresaba en todo el partido.

Las rotaciones para Imanol mermaban aún más y jugadores como Araça, Martel o Dani Saldise debían aguantar más minutos. Incluso se ponía peor aún con la lesión también de Rafa Usín, que se lastimó el talón en una arrancada. Íñigo Fernández saltaba a la cancha.

Levante no bajaba el ritmo, dominaba la posesión del balón y acechaba con peligro a Asier, que literalmente se lucía. Pero fue Osasuna el que dio un paso al frente, con un gol -fruto del tesón- de Eric Martel, tras una jugada trenzada con Saldise, que suponía el 3-1 (m.37).

A Diego Ríos le entraron las urgencias y sacó a Cuzzolino de portero-jugador. Jorge Santos, Gallo y Cecilio a punto estuvieron de acortar distancias, pero de nuevo Asier lo impidió. La sentencia la puso Dani Saldise, a falta de 1:37, con un gol a la contra que ponía el 4-1. La victoria.