Sin autoridad en el Clásico

PRIMERA DIVISIÓN | la FEDERACIÓN recuerda que solo actuará en caso de “fuerza mayor”, mientras que los mossos creen que no habrá problemas

17.12.2019 | 18:00
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales.

madrid - La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha recordado que "no" tiene competencias para velar por la seguridad de El Clásico que enfrentará al Barcelona y Real Madrid el próximo 18 de diciembre (20:00 horas) en el Camp Nou, y que aplicará la legislación "en caso de fuerza mayor".

En un comunicado hecho público tras la reunión en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid), la RFEF ha manifestado que, "exactamente igual" que en todos los encuentros de las competiciones oficiales y al tratarse de un espectáculo público, "no ostenta ningún tipo de competencia en materia de seguridad".

En este sentido, la RFEF advirtió de que "aplicará la reglamentación vigente" antes, durante y después del partido, que coincidirá con una convocatoria de manifestación de Tsunami Democràtic en los alrededores del Camp Nou, si se produjeran "situaciones de fuerza mayor" o circunstancias en las que fuera necesaria la aplicación de la disciplina deportiva.

Asimismo, el organismo presidido por Luis Rubiales subrayó que se encuentra "en contacto" con las fuerzas de seguridad para coordinar la llegada del equipo arbitral, encabezado por el canario Hernández Hernández, al Camp Nou "según los protocolos establecidos".

Entre las atribuciones que tiene encomendadas la RFEF figuran, según su reglamento, suspender, adelantar o los retrasar partidos y determinar la fecha por razones de fuerza mayor, potestad que ejerció para el cambio del día partido, inicialmente previsto el 26 de octubre, debido a la manifestación convocada por Tsunami Democràtic.

También podría la RFEF decidir dar un encuentro por concluido, interrumpido o no celebrado y, en caso de acordar su continuación o nueva celebración, si éste se disputa en campo neutral, a puerta cerrada o con público.

los mossos, tranquilos Los Mossos d'Esquadra están convencidos de que partido se podrá jugar con normalidad, pese a la protesta convocada por la plataforma Tsunami Democràtic tanto en el exterior como en el interior del Camp Nou.

Tsunami Democràtic, investigada por la Audiencia Nacional en una causa por terrorismo, ha convocado a través de las redes sociales una concentración en las afueras del Camp Nou el próximo miércoles, horas antes del inicio del Clásico, además de otras acciones no detalladas en las que participarían espectadores del partido, para protestar por la condena a la cúpula del procés.

La Policía catalana prepara un amplio dispositivo para este partido de alto riesgo (como todos los Barça-Madrid) con el convencimiento de que el encuentro se jugará con plena normalidad, porque no han detectado ningún elemento objetivo que les lleve a pensar lo contrario.