Un punto para creer

tablas el izarra empata a uno en león, ante uno de los equipos en 'play off' de ascenso a segunda

01.03.2020 | 02:32
Rúper presiona a un jugador rival en un partido anterior.

Cultural Leonesa1

Izarra1

CULTURAL LEONESA Leandro; Aitor (Araújo, min.7), Iván, Rodas, Castañeda; Menudo (Martínez, min.80), Eric, Marcos, Pichín (Kawaya, min.62); Benito y Héctor.

IZARRA Markel; Eneko, Allala, Luiyi, Ruiz; Rúper; Toni (Areso, min.89), Cisneros (Yoldi, min.78), Hinojosa, Gómez (Ardanaz, min.80) y Laborda.

Goles 1-0, min.17: Héctor (p); 1-1, min.79: Yoldi.

Árbitro Delfa Ramos (Colegio Extremeño). Amonestó a los visitantes Cisneros, Toni y Rúper.

Estadio Reino de León. 3.000 espectadores.

LEÓN – Un lobo con piel de cordero fue ayer el Izarra ante una Cultural Leonesa que agravó su mala racha dejando en una situación muy complicada a su cuerpo técnico. El conjunto de Pablo Álvarez mostró sus debilidades en la primera mitad para acabar encerrando a los leoneses en los instantes finales después de una formidable segunda mitad.

Jugó muy cómodo el equipo local en los primeros minutos, dando amplitud al campo y encontrando fisuras en el entramado defensivo albiazul. Rebasado el cuarto de hora, los capitalinos formalizaron su ventaja fraguada en un despliegue ofensivo de mucha calidad. De Lucas llegó tarde a la presión sobre Héctor provocando un penalti que materializó el propio delantero.

Por su parte, el bloque estellés intentó colocar balones largos sobre un desasistido Laborda. El punta era incapaz de aguantar la posesión y asistir en segundas opciones a sus compañeros. Al filo del descanso fue Pichín quien probó fortuna en un lanzamiento lejano bien abortado por Markel.

Todo cambió en una segunda parte de mucho brillo para los jugadores de Estella. Gómez y Toni anunciaron el cambio de planteamiento dispuesto por Pablo Álvarez con sendas llegadas convertidas en balas de fogueo. Desde el pitido inicial se percibió de forma nítida la nueva versión albiazul. Como si las camisetas se hubiesen cambiado al descanso, los futbolistas visitantes echaron el balón al pasto comenzando a hilvanar juego en tres cuartos. Ruper, Hinojosa y Cisneros burlaron una y otra vez la presión de un Eric Montes que nunca se sintió a gusto sin balón. Los aplausos del Reino de León tornaron en tímidas protestas al ver como el gigante se tambaleaba en manos de un voluntarioso Izarra. Sin embargo, la Cultural sacó un poderoso zarpazo con una contra de Sergio Benito que evitó Markel de nuevo.

El partido tenía color albiazul pero el resultado era leonés. Así enfiló los minutos decisivos del partido el equipo de Pablo Álvarez que ya intentaba llegar con balones directos y segundas oportunidades. De ese modo llegó el tanto del empate, en una jugada extraña, con la defensa leonesa mirando para otro lado y Yoldi recién entrado en el terreno de juego. El de Pamplona buscó la espalda y encontró el gol que daba un punto a los de Estella, un punto que permite seguir creyendo en la salvación.