Iñaki Astiz: "La pandemia nos va a enseñar a valorar más todo lo que teníamos"

coronavirus / el futbolista navarro del legia de varsovia puede disfrutar de salir a pasear en polonia

02.04.2020 | 00:29
Iñaki Astiz manda un mensaje desde Varsovia. Foto: Cedida

pamplona – Cuando en junio de 2007 Iñaki Astiz tomó rumbo a Polonia con el sueño de ser futbolista, no podía imaginar que casi 13 años después estaría tan asentado en Varsovia como hoy. Casado y padre de una niña de casi 4 años, Luna, el futbolista navarro ha ganado tres Ligas y seis Copas con el Legia de Varsovia, en la Primera División polaca. Desde allí ve con preocupación la situación en Navarra, donde se encuentra la mayor parte de su familia, pero con la tranquilidad de escuchar casi a diario que están bien. En Varsovia también el deporte y la vida están paralizados, pero pueden salir de casa para pasear y hacer deporte. Un balón de oxígeno que en esta situación de confinamiento en España se valora más que nunca.

La primera pregunta es obligada. ¿Cómo está? ¿Y cómo se está viviendo la pandemia desde Polonia?

–Estamos bien, más tranquilos que en España. La situación en Polonia está mejor, hay 2.200 contagiados, 1.800 hospitalizados y 33 fallecidos. Comparando números con Italia y España, la diferencia es muy grande. En Polonia han ido tomando medidas con más tiempo, viendo lo que pasaba fuera, y ha ido bien.

¿Qué medidas toman?

–Las medidas son las de cortar las fronteras, cerrar centros comerciales, tiendas, cines€ todo lo que no es imprescindible. Han dejado abiertos supermercados, farmacias y bancos desde el martes, porque hasta el lunes, por ejemplo, las peluquerías estaban abiertas. En los supermercados y las farmacias, el número y la distancia entre personas está controlado. Y en los supermercados, por ejemplo, las personas mayores van por la mañana, y el resto, por la tarde. No es obligatorio estar en casa, se puede salir a la calle para dar un paseo, para ir a correr, pero te aconsejan ir a correr al bosque o a zonas donde no te encuentres con gente. En mi caso, que tengo una hija de casi 4 años, nos viene bien salir una hora por la mañana para que se desfogue. Tenemos un lago cerca de casa y paseamos con ella, que es la que tiene más necesidad de salir, porque tiene mucho movimiento.

¿Afecta a la competición y a los entrenamientos?

–Desde el 14 de marzo se paralizó la competición y estamos entrenando en casa los planes individuales que nos han preparado. Comparando con Osasuna y con otros equipos, que tienen que hacer los ejercicios en casa, aquí podemos salir a correr. A la hora de entrenar te da más ventaja para volver a coger el ritmo. Yo voy al bosque a correr y no me encuentro con nadie, que es de lo que se trata. En general, se van tomando medidas en función de las estadísticas.

¿Cómo es ahora mismo el día a día?

–Me levanto sobre las ocho y media y desayuno con mi mujer y mi hija. Jugamos con la peque. A las once nos hacen videoconferencia desde la guardería y la niña ve a los compañeros y a los profesores. Como es pequeña le cuesta sentarse y prestar atención, pero lo intentamos. Después hago mi entrenamiento en casa o en el bosque. Comemos juntos y cuando la peque echa la siesta, merendamos y jugamos con ella y a veces salimos media hora a dar un paseo sin ningún contacto con nadie. Después, la rutina previa a ir a dormir. Ahora valoras lo que te pierdes cuando tienes partido y ella lo agradece mucho. Todo gira alrededor de ella, que es la más importante. Con la peque durmiendo, vemos alguna peli o nos vamos pronto a dormir.

¿En algún momento se le ha pasado por la cabeza volver por este tema?

–No creo que sea el mejor momento, porque aquí se está mejor. Aunque la sanidad en España es mejor, aquí los contagios son menores y las medidas son menos estrictas. Poder salir a la calle te da vida. Por lo que veo en mi gente, allí están en casa y sólo salen a comprar.

¿Qué le cuentan su familia y sus amigos de aquí?

–Con la familia hablo casi todos los días, están todos bien y nos contamos lo que hacemos. Los grupos de Whats App de los amigos de Zizur y los del pueblo, Muruzábal, están más activos que nunca. El otro día hicimos una videoconferencia los colegas y fue una locura, pero fue un momento bueno para ver a todos. Con ganas de que pase esto para volver a la normalidad. Alguno tenía conocidos con síntomas, pero sin pruebas.

¿Se vive con más preocupación desde la distancia?

–Preocupación siempre hay, por mis padres, mi hermana, mis sobrinos, mis abuelos€ En Navarra hay bastantes casos de contagios y les insisto desde aquí en que tomen todas las precauciones. Ya sé que lo hacen y a ver si todo va bien. Veo que lo llevan con tranquilidad y eso hace que les vea mejor.

¿Qué nos va a hacer aprender esta pandemia?

–Un poco de todo. Valorar lo que hemos tenido hasta ahora, la importancia de disfrutar de cada momento, la constatación de que todos somos iguales independientemente del trabajo de cada uno. A mí eso me lo han inculcado desde pequeño mis padres. Aquí nadie es más que nadie y hay que apoyarse y ser generoso. Tenemos tiempo para pensar ahora que estamos en casa€ Hay mucha gente que está haciendo un esfuerzo en casa en sus zonas de convivencia y tenemos que ser generosos para salir adelante.

Tema deportivo. ¿Cómo iba la temporada?

–Íbamos primeros con ocho puntos sobre el segundo. Nos quedaban cuatro partidos de la fase regular y el play off, que juegan los ocho primeros. Estábamos en un buen momento.

Ya lleva varios años en Polonia. ¿Qué le ha dado allí el fútbol?

–El fútbol me lo ha dado todo. Después de Osasuna, aquí he hecho mi carrera futbolística y he tenido mis mejores años, en un equipo que ha ganado tres Ligas y seis Copas. Esas celebraciones con los aficionados son indescriptibles. Ahora que estoy más cerca de acabar mi carrera valoro esas cosas y lo que he ido consiguiendo. Estoy adaptado en el club, en la ciudad, con la gente. Me encuentro en mi segunda casa.

¿Cómo es la vida en Varsovia más allá de la situación actual?

–Desde abril a octubre en Varsovia se vive muy bien, porque tiene muchas zonas verdes, conciertos, actos culturales y sociales€ El invierno es más duro, pero en los últimos años no ha sido muy fuerte y se lleva mejor. Aún así, en noviembre se hace de noche a las tres de la tarde y eso cuesta llevarlo, pero en general estoy contento, porque estamos sanos y bien. Como todos, con ganas de que pase la pandemia y retomar la vida habitual.

el protagonista

Fecha y lugar de nacimiento. 5-11-1983, Pamplona. Tiene 36 años.

Familia. Está casado con Dominika y tiene una hija de casi 4 años, llamada Luna.

Trayectoria. Iñaki Astiz se formó como defensa en la cantera de Osasuna. Tras 132 partidos en Segunda B con Osasuna Promesas, en 2007 salió cedido al Legia de Varsovia, donde era entrenador Jan Urban, un técnico que lo conocía bien de la cantera de Tajonar. Iñaki Astiz se convirtió en el primer español en debutar en la Ekstraklasa. Regresó a Osasuna en 2008 e inmediatamente fichó por el Legia para cinco temporadas. Amplió su contrato dos años más y a continuación su buen rendimiento le permitieron aceptar en 2015 una oferta del Apoel Nicosia, de la Primera División de Chipre, con quien jugó la fase de clasificación para la Liga de Campeones. Una vez concluido su contrato de dos años, regresó de nuevo al Legia en 2017, donde sigue hasta la actualidad. Con el Legia ha ganado tres Ligas (12-13, 13-14 y 17-18) y seis copas.

"Desde la distancia hay preocupación por la situación en Navarra, pero mi familia está bien"

iñaki astiz

Futbolista del Legia de Varsovia


noticias de noticiasdenavarra