Un partido en el césped y otro en los despachos

Deportivo y Fuenlabrada juegan este viernes (20.00 h), 18 días después de la suspensión

07.08.2020 | 00:50
Bergantiños sale de declarar en la comisaría, en A Coruña.

LA PREVIA

Deportivo Jovanovic; Hugo Vallejo, Mujaid, Álex Bergantiños, Montero, Salva Ruiz; Keko Gontán, Álex Bergantiños, Mollejo; Aketxe y Sabin Merino.

FuenlabradaFemenías; Sotillos, José León, Pathé Ciss, Glauder; Claveria, José Rodríguez, Hugo Fraile, José Fran; Randy Nteka y Caye Quintana.

Árbitro Díaz de Mera (Comité Castellano-Manchego).

Hora/tv 20.00. Movistar La Liga.

El Deportivo-Fuenlabrada, reprogramado para este viernes, dieciocho días después de haber sido suspendido, regresa al césped para poner fin a la fase regular de Segunda, aunque sigue pendiente de las resoluciones que se adopten en los expedientes abiertos por LaLiga y, sobre todo, por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

El Deportivo, en principio, no se juega nada en el terreno de juego, ya que matemáticamente está descendido, y solo está pendiente de lo que se decida en los despachos para intentar quedarse en el fútbol profesional, mientras que el Fuenlabrada aspira a sumar el punto que le aseguraría, a expensas de lo que pase después, el acceso al play off.

No obstante, ganar el partido le permitiría al cuadro gallego adelantar al Numancia en la clasificación y, en caso de que se acabe produciendo un descenso administrativo del Fuenlabrada, tener más opciones de ocupar esa plaza. Con todo, en otras instancias, el Dépor ha pedido la repetición de la jornada o que se le dé a los madrileños el partido por perdido y sea, además, descendido.

El técnico, Fernando Vázquez, ha citado a 21 jugadores, 15 de la primera plantilla, para jugar con el Fuenlabrada. Entre ellos, el capitán, Álex Bergantiños, que el pasado miércoles tuvo que prestar declaración ante la Policía Nacional al ser investigado por si hubiera cometido un delito de corrupción entre particulares en el ámbito del deporte al pedir a sus compañeros, a través de un audio, que se presentaran al partido y referirse a este como un "paripé", aunque quedó en libertad sin cargos.

El sueño del Fuenlabrada se convirtió en pesadilla cuando estaba a un paso de hacerlo realidad. La infección masiva en la plantilla por coronavirus presentó todo tipo de escenarios, hasta el más catastrofista que provocaba que se pasase de luchar por el ascenso a Primera a un descenso a Segunda B.

Una vez logrado su objetivo de defender en el campo sus opciones y buscarán acceder a los puestos de promoción con un equipo de circunstancias. Guardan absoluto secretismo sobre los jugadores disponibles y los que aún no se han recuperado de coronavirus pero lo que es seguro es que José Ramón Sandoval tendrá que improvisar con un equipo titular que aspire a lograr el punto necesario para lograr el objetivo soñado.

noticias de noticiasdenavarra