Sin colmillo

Análisis/ Osasuna encajó su primera derrota liguera en Getafe, donde solo disparó tres veces a puerta y su única ocasión de gol llegó en el minuto 85

21.09.2020 | 00:55
Centro de Cardona que acaba en las manos de David Soria, jugada que se produjo poco después de la clara ocasión del catalán. Foto: Juanjo Martín

Pamplona – A Osasuna le salió bien el plan de iniciar la Liga sin un delantero puro de referencia, pero al segundo intento le ocurrió todo lo contrario. Si hace una semana se estrenó en el campeonato con una victoria a domicilio ante el recién ascendido Cádiz (0-2), el pasado domingo salió trasquilado de Getafe con una alineación casi idéntica (1-0). Adrián y Rubén García fueron los rojillos más adelantados en el Ramón de Carranza y brillaron poniendo además firma a cada uno de los dos tantos del conjunto navarro, pero no sucedió lo mismo en el Coliseum Alfonso Pérez, donde sufrieron la fogosidad de los zagueros locales y también la escasa producción ofensiva de su equipo.

"El equipo tiene que generar más y la gente de arriba poco a poco irá entonándose". Fue uno de los múltiples puntos del análisis del partido que hizo Jagoba Arrasate tras un choque en el que los datos le dieron la razón. Y es que Osasuna solo disparó a puerta en tres oportunidades durante todo el encuentro y su única ocasión de gol la generó en el minuto 85, con un remate de Marc Cardona tras asistencia de Rubén García que el meta David Soria desbarató enviando el balón a córner. Escaso bagaje para aspirar a un resultado positivo, aunque no muy inferior al que acumularon los rojillos en Cádiz, donde realizaron cuatro disparos entre los tres palos, pero con la diferencia de que anotaron dos goles.

La cuestión es que, tras la victoria en el Carranza y en vísperas de visitar al Getafe, el entrenador de Osasuna ya avisó de las carencias de su equipo. "Si queremos ganar, tenemos que hacer mejor partido que en Cádiz", advirtió. Pero la historia se repitió, con los rojillos completando una buena primera parte y bajando el nivel en la segunda, aunque con un desenlace bien distinto, puesto que en Cádiz sumaron tres puntos mientras que de Getafe se marcharon de vacío.

Si Arrasate ya hizo autocrítica hace una semana tras estrenarse en Liga con un triunfo, el pasado domingo volvió a aplicarse el cuento tras la derrota. Entre otros asuntos se flageló públicamente por no haber realizado antes el cambio de Lucas Torró (el alicantino ingresó en el campo en el minuto 82, momento a partir del cual Osasuna dispuso de mayor posesión de balón y también de su única ocasión para marcar), pero en defensa del técnico resulta justo rescatar todas las adversidades que se han cebado con sus delanteros en las últimas fechas.

Para empezar, Chimy Ávila, pichichi rojillo el curso pasado con 9 goles pese a haber disputado solo la mitad del campeonato, se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha a tres días del debut liguero del equipo y apenas ocho meses después de haber sufrido la misma lesión en su otra rodilla. Después, en vísperas de viajar a Cádiz, el club vendió a Juan Villar, pichichi de Osasuna en la temporada del último ascenso con 12 tantos (los mismos que hizo Roberto Torres). Para colmo de males, Enric Gallego todavía no ha podido jugar después del golpe que sufrió en la cabeza del peroné de su rodilla derecha en el último partido de pretemporada, disputado hace ya más de dos semanas en Donostia, mientras que Marc Cardona se perdió casi toda la pretemporada por lesión y Jonathan Calleri, fichado casi a contrarreloj tras la lesión de Chimy, se estrenó el domingo en Getafe después de haber completado un único entrenamiento con sus nuevos compañeros.

Los delanteros

Chimy Ávila. Se rompió cruzado de la rodilla derecha tres días antes del inicio del campeonato liguero y apenas ocho meses después de haber sufrido idéntica lesión en su otra rodilla, la izquierda.

Enric Gallego. Se retiró lesionado en el minuto 15 del último partido de pretemporada de Osasuna (disputado hace ya más de dos semanas) con un golpe en la cabeza del peroné de su rodilla derecha del que no termina de recuperarse.

Adrián López. Titular en Cádiz, donde marcó un gol, y Getafe.

Marc Cardona. Tuvo minutos en Cádiz y Getafe tras perderse por lesión casi toda la pretemporada.

Brandon Thomas. Se recupera de una grave lesión de rodilla.

Juan Villar. El Almería se hizo con sus servicios a cambio de 450.000 euros en vísperas del estreno liguero de Osasuna.

"El equipo tiene que generar más y la gente de arriba poco a poco irá entonándose también"

Jagoba Arrasate

Entrenador de Osasuna