Santi Castillejo: "Los detalles van a ser muy determinantes"

28.11.2020 | 01:59
Santi Castillejo.

Santi Castillejo cree que el partido del otro día de Mutilva debe ser un accidente, algo que solo ocurra una vez, y espera que el equipo muestre la seguridad defensiva de antes

Confiado en que el partido de la semana pasada va a ser un accidente que no se va a repetir, y seguro de que el equipo va a volver a la senda de la victoria, Santi Castillejo afronta con confianza en sus pupilos el segundo derbi consecutivo de Osasuna Promesas.

Sobre lo sucedido en Mutilnova en la última jornada, el técnico reconoció encontrarse con ganas de resarcirse de aquel encuentro, porque "cuando te pasa eso –el Promesas encajó el tanto del empate en el tramo final del choque– en el último momento quieres competir cuanto antes para sobreponerte. Lo que pasó el otro día tiene que ser un accidente estas situaciones lo mas importante es saber que no va a pasar lo mismo", asegura.

De todas formas, y a pesar de que el empate le dejó una sensación de derrota más que de empate, el filial rojillo recuperó el gol, eso de lo que se lamentaba Castillejo en las jornadas previas.

"Lo más positivo que podemos sacar del otro día que se encontró el gol, que generamos muchas ocasiones pero aun así no sirvió para ganar", reconoce al tiempo que añade que el equipo ahora tiene la tarea pendiente de "combinar eso con la seguridad defensiva que habíamos mostrado hasta entonces".

Sobre el encuentro que espera encontrarse, Castillejo prevé "un partido como todos los de Segunda B, que tienen pocos goles, aunque luego te puede pasar como el otro día. Creo que va a ser un partido cerrado, donde van a ser muy importantes los detalles, como el balón parado y las segundas jugadas van a ser determinantes", apunta.

Con todo ello, el técnico tiene claro cómo preparar un choque para sobreponerse de los errores cometidos en la ultima fecha, algo en lo que "siempre incidimos" en las sesiones de entrenamiento, porque "se vive de ello. Se entrenan y se corrigen pero luego en los partidos no puedes controlarlo del todo pero no hay que darle mucha trascendencia para que el jugador se vuelva loco", concluyó.