Un empate amargo

Izarra y Tudelano igualaron a uno en un disputado partido en el que cualquiera de los dos equipos pudo llevarse la victoria

07.12.2020 | 02:32

Izarra1

Tudelano1

IZARRA Julio, Martínez, Arroyo, Cabrera, Hinojosa, Laborda, Parra (Javi Gómez, min. 71), Juanma (Yoel Sola, min. 61), Eguaras, Larrosa (Iván, min. 87) y Rúper.

TUDELANO Otano, Barrera (Santiago, min. 62), Meseguer, Jesús Lalaguna (Sánchez, min. 71), Sarriegui, Orbegozo, Sánchez (Suárez, min. 79), Sanz (Royo, min. 62), Gassama (Delgado, min. 46), Iribarren y Gualda

Goles 0-1 min.19: Sánchez; 0-1, min. 33 Cabrera. de penalti.

Árbitro Pablo Fernández, del colegio asturiano. Amonestó a los locales Cabrera, Hinojosa y Arroyo y a los visitantes Sarriegui, Gassama, Santiago y Delgado

Estadio Merkatondoa (cerrado al público).

estella-Lizarra – Izarra y Tudelano protagonizaron un buen derbi en el que ambos equipos lo dieron todo hasta el minuto final. Entre medio, una primera parte en la que al fútbol le costó entrar, tanto que llegó primero el gol para los visitantes cuando no habían encarado ni una sola vez a portería. Una jugada en profundidad de Sanz que centró para que rematara Sánchez. Un gol que despertó al Izarra, cuya desconcentración le había costado ya dos preocupantes tarjetas, una a Cabrera, que pudo ser expulsado más adelante, y otra a Hinojosa, a quien se le anuló un gol al llevarse el balón con la mano. Pero la tarde estaba de igualdad y una clara entrada a Eneko en el área supuso el penalti que transformó Cabrera con frialdad y engañando totalmente a Otano. El partido se sucedía entre precipitaciones. Unas veces por la lluvia incesante que cayó durante todo el partido en Merkatondoa y que hacía que el balón circulara demasiado rápido; otras por la precipitación de los jugadores por lanzarse contra los muros ofensivos que habían planteado ambos equipos.

En la segunda parte, el Izarra mejoró tanto en la presión como en el movimiento del balón. El Tudelano esperaba agazapado cualquier pérdida para lanzar la contra, una estrategia que suele funcionar muy bien a los equipos que visitan Estella. El partido se volvió vibrante con un Rúper que impuso poderío y control en el centro del campo y que comenzó a abrirlo hacia las bandas. También el Tudelano comenzó a pensar que estirándose un poco podría tener sus ocasiones y tuvo dos a bocajarro que sacó el meta local de la misma línea de gol.

El Izarra se olvidó de su fútbol directo, movió el balón y jugó sus mejores minutos en esta liga. Eso sí sin encontrar la senda del gol, todo su trabajo se diluía apenas alcanzaban el área contraria. El Tudelano se llevó lo que había venido a buscar. Un punto que al final del partido también les supo a poco.

noticias de noticiasdenavarra