El Eibar amarga al líder

derbi La real SUMA solo UN PUNTO, pero RECUPERA la primera plaza

14.12.2020 | 01:41
Barrenetxea, celebrando el primer gol que adelantaba momentáneamente a su equipo. Foto: Efe

Real Sociedad1

Eibar1

REAL SOCIEDAD Remiro; Zaldua, Sagnan (Zubeldia, min.58), Le Normand, Muñoz; Merino (Zubimendi, min. 58), Guevara, Roberto López (Silva, min. 69); Merquelanz, Barrenetxea (Portu, min. 63) y Alex Isak (Bautista, min. 63).

EIBAR Dmitrovic; Correa (Inui, min.46), Burgos, Bigas (Rodrigues, min. 41), Arbilla; Pozo, Diop (Sergio Álvarez, min. 76), Expósito, Bryan Gil (Pedro León, min. 90); Muto (Enrich, min. 46) y Kike García.

Goles 1-0, min. 19: Barrenetxea. 1-1, min.66: Sergi Enrich.

Árbitro Díaz de Mera (Castilla-La Mancha). Amonestó a Sagnan, Muñoz, Zaldua, Zubeldia, Edu Expósito, Burgos y Arbilla.

Estadio Reale Arena.

san sebastián – La Real Sociedad sólo pudo sumar un punto en su estadio ante el Eibar (1-1), pero le sirvió para situarse de nuevo en lo más alto de la clasificación, igualada con el Atlético de Madrid.

La primera mitad estuvo muy abierta y se jugó a un gran ritmo, tanto por una Real muy diferente con las rotaciones introducidas por Alguacil como por un Eibar que encontró terreno abonado a sus ataques por la banda de Bryan Gil.

Los donostiarras habían lamentado en los últimos partidos su falta de gol, que volvió a asomar a los diez minutos de juego tras un fallo en la entrega en defensa de los armeros que aprovechó Merquelanz para poner un balón claro a Isak, quien no llegó a rematar cuando Dmitrovic era toda la oposición que tenía.

Los blanquiazules no desaprovecharon la segunda ocasión que tuvieron, a los 20 minutos de juego. Tras un saque de esquina, el balón llegó a un vértice del área del Eibar, donde esperaba Barrenetxea, que firmó el 1-0 con un misil imparable para Dmitrovic.

El gol de Sergi Enrich en el minuto 66 confirmó la mejoría del Eibar y puso de los nervios a una Real que intentó reaccionar más con el corazón que con la cabeza ante la firmeza defensiva de su rival.

La entrada de David Silva dio otro aire a un equipo local que, en el tramo final, apretó y a punto estuvo de marcar su segundo gol. Pero el Eibar aguantó el empuje local.

noticias de noticiasdenavarra