Dani Olmo cambia la cara a España

El jugador del Leipzig, revulsivo y autor del 1-2 ante Georgia en el 92'

28.03.2021 | 20:29
Dani Olmo celebra el gol de la victoria.

La selección española de fútbol venció (1-2) a Georgia este domingo en la segunda jornada de la fase de clasificación para el Mundial de Catar 2022, gracias al gol de la victoria de Dani Olmo en el minuto 92, héroe de tres puntos de oro y reparadores.

El centrocampista del Leipzig rescató a España en el Boris Paichadze National Dinamo Arena de Tiflis, cuando ya el empate parecía bueno sobre todo después del mal primer tiempo. Los de Luis Enrique dieron otro paso atrás, tras el empate ante Grecia en la primera jornada, y se fueron al descanso con un merecido 1-0.

El atasco y las dudas afloraban en España pero los cambios y el 1-1 temprano de Ferran Torres bajaron los humos a los locales. España pasó a llegar más y mejor y sobre la bocina Olmo cambió la cara a la selección española, con su primera victoria, con ánimo y confianza renovadas y 4 puntos para ver mejor la clasificación del Grupo B, donde solo el primero va directo al Mundial.

Decía Luis Enrique que no sabía qué esperar de un equipo que recién estrenaba a Willy Sagnol en su banquillo el otro día ante Suecia pero podía imaginar que nada bueno. Sin embargo, a España le pasó por encima la selección 89ª del mundo, seria en defensa y con una potente y precisa salida en velocidad que terminó encontrando premio al borde del descanso con el 1-0 de Kvaratskhelia.

La 'Roja' comenzó con esa posesión inofensiva pero llegó un momento en el que llegó a echar de menos ese momento en el que no pasaba nada. Los locales no tardaron en demostrar su capacidad de salir con peligro, de castigar cada pérdida. Georgia exigía un juego preciso y rápido y a España no le salía, de nuevo con esa falta de frescura y finura señaladas después de Grecia.

Un remate de Ferran fue el bagaje ofensivo español en el primer tiempo, en un jaleo en el área, pero ni Pedri, ni Bryan Gil, ni Fabían mostraron su calidad, ni Alba hizo su habitual recital de subidas, ni Morata sus desmarques. España fue a menos y Georgia se vino arriba desde un paradón de Unai Simón en un saque de esquina.

La sensación de peligro era aún mayor con el ya casi olvidado ruido del público, con 15.000 personas en las gradas disfrutando de las carreras de Kvaratskhelia y compañía. La triple campeona de Europa comenzó a sufrir, algo que al menos no le pasó contra Grecia, y al borde del descanso, otra acción rápida de los de Willy Sagnol dejó el 1-0 de Kvaratskhelia, fácil ante un mal repliegue.

Luis Enrique movió banquillo en la reanudación, dio entrada a Íñigo Martínez y Dani Olmo, la solución que avisó tiene cuando las cosas no salen bien, y España mejoró. No podía ser difícil hacerlo pero lo más importante fue encontrar el gol pronto, en el minuto 56, en un centro de Alba que remató Ferran. También metió 'Lucho' a Thiago y Llorente, en el lateral derecho que no le apasiona pero que mejoró al debutante Porro, y España fue más reconocible.

El desgaste de la presión pegajosa le costó un bajón a Georgia, un pedir la hora y achicar espacios en el que no le fue fácil a España encontrar la ocasión. Al final, ya en el descuento, Olmo probó con el disparo lejano y con algo de favor del meta Loria los tres puntos volaron de Tiflis para una España afortunada. La frustración local fue la roja a Shengelia por una entrada a Pedri.