liga Europa (eliminatorias previas de octavos, vuelta)

La Real no está fina

DERROTA / EL LEIPZIG SE IMPONE CON AUTORIDAD A UN POBRE EQUIPO DE IMANOL

25.02.2022 | 00:36
Decepción de los jugadores de la Real al término del partido. Foto: Efe

Real Sociedad 1

Leipzig 3

REAL SOCIEDAD Ryan; Zaldua, Elustondo, Le Normand (Silva, min. 61), Aihen Muñoz; Zubimendi, Zubeldia, Rafinha (Sorloth, min. 83); Oyarzabal, Isak (Djouahra, min. 89) y Portu (Januzaj, min. 61).

LEIPZIG Gulacsi; Orbán, Simakan, Gvardiol; Klostermann, Laimer (Angeliño, min. 63), Kampl (Adams, min. 79), Henrichs (Haidara, min. 63); Nkunku, Dani Olmo (Poulsen, min, 79) y André Silva (Forsberg, min. 63).

Goles 0-1, min. 39: Orbán. 0-2, min. 58: André Silva. 1-2, min. 66: Zubimendi. 1-3, min. 89: Forsberg, de penalti.

Árbitro Anthony Taylor (Inglaterra). Mostró tarjetas amarillas a André Silva, Orbán y Kampl, del Leipzig.

Estadio Reale Arena de San Sebastián. 28.000 espectadores.

san sebastián – La Real Sociedad no pudo dar la sorpresa ante un RB Leipzig superior en el Reale Arena, que dominó la eliminatoria casi todo el encuentro, aunque el gol de Zubimendi, que supuso el momentáneo 1-2, permitió pelear por un sueño en el tramo final que estuvo lejos de concretarse.

El Leipzig empezó apretando desde el principio y creando ocasiones. El susto estaba ya metido en el cuerpo de un conjunto local que sin Merino y Januzaj pierde mucho talento ofensivo y, a pesar de buscar una alternativa a un juego muy espeso, estuvo más pendiente de guardar la ropa que de echarse al agua ante el empuje germano.

Ryan siguió empeñado en hacer las cosas difíciles y en un balón recepcionado fuera del área generó una absurda falta en contra que no acabó en gol de Orbán porque otra vez el guardameta realista volvió a activarse, como la tensión de una grada que ya no veía las cosas nada claras. Ryan no tenía su tarde y nuevamente se convirtió en protagonista en el claro penalti a Nkunku que lanzó André Silva para que el cancerbero de Sydney se luciera con otra intervención de mérito, pero Orbán estuvo muy atento y llevó adentro el rechace para hacer justicia al fútbol de los de Domenico Tedesco hasta ese momento.

El belga Januzaj entraría mediada la segunda mitad junto a David Silva y los locales mejoraron, eso sí cuidando cada contra visitante que obligaría a Ryan a ejercer de salvador en un tiro de Laimer que iba a gol.

El otro Silva, el exsevillista And e, dejaría encarrilada la eliminatoria en un remate de derecha muy poderoso que esta vez no pudo salvar Mathew Ryan y, cuando todo parecía perdido, llegó el gol de Zubimendi para darle vida a su equipo. El Leipzig tuvo dudas con este tanto, que llegó con suspense VAR, y los locales se echaron ya claramente al ataque para buscar al menos una prórroga que estuvo a punto de llegar en un remate de Sorloth con todo a favor, hasta que Forsberg sentenció de penalti tras una mano clara de Elustondo.

noticias de noticiasdenavarra