Con sed de venganza

previa el madrid visita al chelsea, su verdugo en 2021

06.04.2022 | 00:28
Karim Benzema, ayer en Stamford Bridge. Foto: Andy Rain (Efe)

chelsea-real madrid

Chelsea Mendy; Azpilicueta, Chalobah, Rüdiger; James, Kanté, Jorginho, Alonso; Kovacic, Havertz, Pulisic.

Real Madrid Courtois; Carvajal, Militao, Alaba, Mendy; Valverde, Casemiro, Kroos, Modric; Vinicius y Benzema.

ÁrbitroClément Turpin (FRA).

Hora/tv21.00/Movistar Liga de Campeones

madrid – El Real Madrid visita hoy Stamford Bridge para iniciar la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Chelsea, defensor del título e inmerso en una crisis institucional, en un partido en el que el conjunto madridista querrá prolongar su euforia en la competición tras eliminar al PSG francés.

Casi un año después de que los blues acabaran con el sueño de la Decimocuarta con mucha autoridad tras empatar en Madrid (1-1) y ganar en Londres (2-0), el equipo madrileño afronta el duelo ante un rival menos temible que en aquella ocasión y con problemas ajenos a lo deportivo por la sanción del gobierno británico por los vínculos del todavía dueño Roman Abramovich con Vladimir Putin.

Así, inicialmente, Stamford Bridge no iba a contar de nuevo con público, pero finalmente las autoridades han cambiado de opinión y los aficionados podrán jalear al campeón, que espera volver a encontrar en su intensidad la forma de hacer daño a un Real Madrid que nunca le ha ganado y que ofrece dudas y espera tener la lección aprendida de París y de 2021.

El Madrid viene de evidenciar en Balaídos que no está en su momento más álgido, pero sacó tres puntos vitales en su pelea por LaLiga y necesarios tras la debacle del Clásico.

El Bridge pondrá a prueba el rendimiento de una plantilla blanca que parece acusar el cansancio y la acumulación de partidos debido a las escasas rotaciones de un Ancelotti, cuya presencia en otro de sus antiguos estadios sigue siendo dudosa por el covid. En Vigo, no dio demasiado descanso y la principal duda reside en si meterá más energía con Valverde.

De todos modos, el Chelsea llega en plena crisis de club por las sanciones a Abramovich y con la incertidumbre del futuro. Una situación complicada que hasta este fin de semana no se había trasladado al terreno de juego cuando los blues cayeron estrepitosamente (1-4) ante el Brentford, una derrota que corta su racha de seis partidos consecutivos venciendo.

noticias de noticiasdenavarra