La mejor tabla de surf del mundo

la empresa guipuzcoana pukas aspira hoy en australia a lograr el premio al mejor modelo diseñado en 2018

08.02.2020 | 17:59
El surfista profesional y responsable de calidad de Pukas, Hodei Collazo.

La empresa guipuzcoana Pukas aspira en Australia a lograr el premio al mejor modelo diseñado en 2018.

Una tabla diseñada por la empresa guipuzcoana Pukas, una de las compañías europeas más reconocidas en el mundo del surf, aspira a ser designada como la mejor del planeta en 2018 en una gala que tendrá lugar hoy en Sídney (Australia), organizada por el prestigioso medio especializado Stab.

La tabla vasca, denominada Pukas tasty treat, es una de las tres finalistas y única europea del certamen Stab in the dark, que este año cumple su cuarta edición y a cuyo primer premio también aspiran un diseño de la marca estadounidense Channel Island y otro de la australiana DHD.

El proceso de selección para llegar hasta este último paso no ha sido fácil, después de que en el camino se hayan quedado ocho de las once tablas nominadas al certamen, creado con un concepto similar al de las catas a ciegas que se hacen para seleccionar los mejores vinos, como ya sugiere el propio nombre de la prueba: Stab en la oscuridad. En cada edición, un surfista de reconocido prestigio es el encargado de elegir la mejor de las tablas a concurso que, para garantizar las más absoluta imparcialidad, son todas blancas y no presentan logotipo alguno; si bien este año, como novedad, el color elegido para los diseños anónimos ha sido el negro.

La identidad del deportista que prueba las distintas plataformas es desconocida para las firmas participantes, que solo disponen de unos datos orientativos, como su peso y altura, y el lugar del mundo en el que se sitúa la costa en la que serán probadas.

De esta manera, los concursantes de esta cuarta edición tan solo supieron que el surfista que iba a testar sus planchas pesaba 80 kilos y medía 1,77 metros, así como el tipo de ola sobre la que se deslizaría y que los materiales utilizados en la tabla debían ser "ecológicos".

Con estos parámetros, la marca guipuzcoana encargó a su prestigioso shaper (diseñador) francés Axel Lorentz un nuevo modelo de la Pukas tasty treat (que próximamente será lanzado al mercado bajo el nombre de Dark) y que, por el momento, parece haber sido del gusto del tres veces campeón del mundo Mick Fanning, quien, tras su reciente retirada, ha sido el encargado de probar las once tablas del certamen 2018 en distintas playas de Sudamérica, California, Japón y Australia.

El responsable de Producto de Pukas, Jaime Azpiroz, no oculta la alegría que supone para la marca de Zarautz haber llegado a la final de este premio en el que, en su opinión, ya han dado la "campanada" al situarse entre las tres mejores tan solo un año y medio después de que un incendio destruyera su fábrica de Oiartzun. "A nosotros, que somos muy puristas, nos da muchísima credibilidad porque en Europa nos cuesta ganárnosla en este sector", explica Azpiroz, quien admite que para su compañía este va a ser el "evento del año", sobre todo si finalmente logra vencer a sus competidores de Estados Unidos y Australia, donde están "las mejores marcas".

reconocimiento Azpiroz reconoce que ganar este premio también "supondría un reconocimiento a nivel internacional", convencido de que sus creaciones "funcionan al más alto nivel de exigencia en competición". Un dato que ya se pudo constatar en el último campeonato de grandes olas de Nazaré (Portugal), donde el primer y tercer clasificados montaron tablas de Pukas, pocas fechas después de que la marca guipuzcoana, que lleva el nombre de una concha hawaiana utilizada por los surfers para hacer collares, ganara el premio Land Rover Born Award 2018 en Milán (Italia) con una plataforma para olas gigantes.

Son unos datos que, a juicio de Azpiroz, avalan a esta empresa familiar como una "opción de alto rendimiento" con el horizonte puesto en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde sus planchas podrían ser "una buena opción" para los surfistas participantes.

Con esta misma ilusión, varios miembros de Pukas Surf, entre ellos sus socios fundadores y dueños, Miguel y Marian Azpiroz, se han desplazado ya a Australia junto a su responsable de Comunicación Adur Letamendia, para estar presentes en la gala de hoy, donde contarán con el apoyo de la piragüista guipuzcoana Maialen Chourraut (oro olímpico en 2016) y que se encuentra en Sídney entrenando.

Allí, en las antípodas, el excelente resultado que, solo con alcanzar la final, ya ha obtenido la Dark Pukas tasty treat será la mejor forma de superar el incendio de 2017 y, con la nueva fábrica que abrirá en Zarautz el próximo año, "volver a la primera línea" de la competición desde la cresta de la ola.