FINAL FOUR DE VITORIA

Últimos retoques al Buesa

instalación Los operarios trabajan sin desmayo para que el hogar del Baskonia, sometido a un profundo lavado de cara en los últimos meses, esté a la altura de las circunstancias

09.02.2020 | 08:44
Así luicía ayer la sala de trabajo destinada a los medios de comunicación

Los operarios trabajan sin desmayo para que el hogar del Baskonia esté a la altura de las circunstancias

vitoria - El arranque de la Final Four más esperada ya está a la vuelta de la esquina y no puede descuidarse ningún detalle con el fin de que la organización sea un rotundo éxito. La capital alavesa ha esperado demasiado tiempo su concesión por parte de Jordi Bertomeu como para que algo quede a la improvisación. El objetivo del Baskonia y de las instituciones locales es que esta edición sea recordada como una de las más especiales de la historia de la Euroliga, que en esta ocasión ha hecho una excepción en su política de apostar por grandes urbes europeas como sede.

El esfuerzo económico no solo ha sido considerable para traer la Final Four a Vitoria sino también para reformar el lugar que desde esta semana se ha convertido en el centro neurálgico del baloncesto continental. El principal foco de interés por parte de los aficionados reside en conocer el aspecto interior del Buesa Arena tras el profundo lavado de cara al que ha sido sometido en los últimos tiempos de cara a albergar con garantías el evento más glamuroso del Viejo Continente.

Desde el anuncio oficial en mayo del año pasado de que Vitoria acogería por fin la gran fiesta del baloncesto continental del 17 al 19 de mayo tomando el relevo a Belgrado, la Diputación Foral de Álava -propietaria del Buesa Arena- y el Baskonia admitieron que la instalación presentaba carencias importantes y necesitaba una serie de mejoras con el fin de estar a la altura de lo que significa un evento de estas características donde se van a congregar en las gradas más de 14.000 espectadores.

De este modo, hace meses se iniciaron las obras de acondicionamiento que estos días viven sus últimos capítulos. Y es que decenas de operarios se afanan en la puesta a punto de un Buesa Arena que, por lo visto a través de algunas instantáneas filtradas en las redes sociales, lucirá un aspecto imponente. Incluso los asiduos a todos los partidos del Baskonia en la ACB y la Euroliga se van a encontrar con sorpresas agradables.

Los trabajos arrancaron en su día con las mejoras en la iluminación y la implantación de las nuevas pantallas LED en el videomarcador. Posteriormente, el pabellón estrenó el wifi abierto. En abril se inauguró la nueva sala de prensa, cuya capacidad ha aumentado para acoger a 62 periodistas sentados, y también se acometieron las reformas en los vestuarios. Según desveló Josean Querejeta, la inversión del Baskonia para actualizar el pabellón ha ascendido a alrededor de un millón de euros. En los paneles del exterior de la cancha azulgrana ya lucen instantáneas de las principales estrellas de los cuatro equipos clasificados para la Final Four. Ayer se trabajaba a un ritmo frenético en el montaje de carpas, la colocación de letreros en las fachadas o la instalación de vallados. Y es que cabe recordar que el parking del Buesa será de uso exclusivo para la Euroliga y se recomienda a todos los espectadores que utilicen el autobús para desplazarse a la cancha de Zurbano.

aviso de la ertzaintza