Miriam Araujo | corredora del spartan pro team

“Quiero disfrutar del Campeonato Europeo e intentar quedar entre las 5 mejores por equipos”

Miriam Araujo viaja este jueves a los Dolomitas, en Italia, para competir en el Campeonato Europeo de Spartan en la categoría individual y por equipos.

09.02.2020 | 17:10
Miriam Araujo.

Miriam Araujo viaja este jueves a los Dolomitas, en Italia, para competir en el Campeonato Europeo de Spartan en la categoría individual y por equipos.

pamplona - La navarra es una apasionada de las carreras de obstáculos y al principio de temporada se propuso competir en la liga Spartan. Para ella era un reto competir en pruebas de más de 21 kilómetros y por montaña.

¿Qué significa para usted ir al Europeo?

-Para mí es una competición donde ya tengo el trabajo hecho, porque uno de los objetivos de la temporada es clasificarme para el Europeo. Cuando llega yo sé que es una competición muy grande, no espero hacer un oro, como puedo hacer en una competición nacional. Voy más relajada en la parte competitiva, voy a disfrutar.

¿Está nerviosa por competir en esta prueba en Italia?

-Sí, aunque se prepara la temporada enfocada a ello, cuando llegan las fechas importantes te pones nerviosa.

¿Cómo se prepara una competición de este tipo?

-La temporada con mi entrenador la preparamos con dos puntos de referencia, el Campeonato Europeo (29 de junio) y el Mundial (octubre 2019), entonces todas las carreras del medio son importantes porque cuentan para clasificarse o puntúan porque las ligas nacionales también las tengo como objetivo. Las temporadas de los deportistas tienen puntos de forma y para mí, mi primer punto de forma es ahora, estoy más rápida y aguanto más corriendo, tengo los músculos mejor preparados. Este punto no se puede prolongar, por eso mi temporada ha estado enfocada a que este fin de semana yo tenga el mejor fondo posible, teniendo en cuenta que en las anteriores carreras también tenía que estar bien.

Durante el año ha estado compitiendo en diferentes distancias, para el Europeo ¿elige usted el tipo de prueba?

-No, lo deciden ellos porque el formato de competición oficial del Campeonato Europa es la Beast, que son carreras de entre 20 y 25 kilómetros. De hecho yo escogería la sprint (se ríe), es mi favorita. Se me dan mejor las distancias cortas, pero ahora consiste en acostumbrar el cuerpo a largas distancia, de montaña. Cuando consiga hacerme con el control de la distancia probablemente se me den mejor que las cortas. Ahora mismo preferiría que el campeonato fuera una distancia corta, pero no puedo elegir.

¿Cómo está entrenando las distancias largas?

-Metiendo distancias con más kilómetros en los entrenamientos y corriendo por monte. La primera parte de la temporada no fue como esperábamos porque tuve una lesión, se me cargaba el sóleo. Al principio, mi entrenador me prepara el volumen, que es un momento de la temporada donde tengo que hacer muchos kilómetros. Debería haber corrido hasta 25 kilómetros, pero no pude subir el volumen porque estuve lesionada. He tenido que parchear la temporada con lo que mi físico me ha permitido, a todos los deportistas le pasa. Aún me falta hacer más kilómetros y montaña, pero este año el sóleo me ha dado bastante guerra. Puede ser que como hacía antes balonmano, mi cuerpo estaba acostumbrado a otros movimientos.

Además de la prueba individual en el Europeo también competirá por equipos.

-Sí, lo hago menos de lo que me gustaría. En España o compites de manera individual o por equipos. Al final, con las pocas chicas que somos, no tiene sentido competir por equipos siempre. En categoría elite estamos más o menos 10 chicas, si hacemos equipos de 3, sólo seríamos tres equipos.Yo, si pudiera elegir, competiría siempre por equipos. Es chulísima la categoría, una de las integrantes del grupo debe superar el obstáculo y las otras dos pueden ayudarse a pasarlo. Yo he elegido hacer equipo con Natalia Gurchenkova que es una rusa que vive en Alicante y con Irati Beorlegui que es del País Vasco. No son del Pro Team de España pero están a mi nivel, de hecho Natalia fue segunda en la Spartan Series y tiene posibilidades de hacer top 10 en la prueba individual.

¿Le apetece competir por equipos?

-Mucho, además tengo más expectativas puestas en la prueba por equipos que en la individual. Aunque no podemos entrenar juntas el día anterior, nos pondremos de acuerdo para ver qué hacer.

¿Qué objetivo tiene para Italia?

-Por equipos, hacerlo lo mejor posible y meternos entre las 5 mejores. La prueba individual quiero disfrutarla y no dar todas mis fuerzas para poder tener algo el domingo. El sábado tengo 25 kilómetros y el domingo 15, si me agoto, dejo sin posibilidades al equipo.

¿Cómo hace con los gastos y la organización de los viajes?

-Todos los gastos van por mi cuenta. Yo me busco patrocinadores para que me ayuden. A veces me aportan su grano de arena con servicios como el fisioterapeuta, las equipaciones o dejándome entrenar en diferentes sitios. Otros negocios me dan patrocinio económico. Ese dinero lo invierto en los viajes, las carreras, todo eso lo hacemos directamente por patrocinio deportivo que está regulado por el Instituto Navarro de Deportes, los patrocinadores luego se desgravan ese importe. Esto está bastante bien, porque yo lo que doy es visibilidad en Instagram y a muchas les da igual, prefieren desgravarse.

¿Se paga usted también las inscripciones?

-La de este año para el Europeo me la han regalado por haber quedado segunda de la Liga Nacional de Spartan del año pasado. De esta forma me ahorro los 290 euros que valía. Este año hay dos mundiales, el de noviembre en Atenas también me han regalado la inscripción, que rondará los 500 euros por haber quedado cuarta Campeonato de España de Spartan Race Series.

¿Cuánto le puede costar correr una de estas carreras?

-La media está entre 200 y 300 euros si son competiciones nacionales, y 600 euros si son internacionales. Yo intento que con los patrocinadores se sustente solo, pero es imposible. Además de momento no tengo ningún patrocinador que sea una cadena de hoteles, ni una empresa de alquiler de coches ni gasolinera (se ríe).

Esta competición le exige mucha organización...

-Con este deporte estoy aprendiendo muchísimo, no sólo en el ámbito deportivo, sino en todos. Me llevo yo el IVA, que en la vida lo había hecho porque no soy autónoma. También llevo la contabilidad deportiva porque tengo que tener en cuenta todos los ingresos de los patrocinadores y los gastos que voy teniendo (inscripciones, los coches de alquiler, hoteles... ). También tengo que hacer los papeles para declarar mi deporte como interés social. Tengo que hacer todo eso y además organizar todos los viajes para las competiciones.La temporada de este deporte es de un año natural ¿qué plan tiene usted para el verano?

-Al contrario que en otros deportes yo en verano tengo que seguir entrenando porque la temporada continúa hasta noviembre. Ahora tengo un par de semanas de descanso, de regeneración activa. Es decir, hacer deporte pero más suave. Después empiezo la pretemporada con entrenamientos más generales y menos de obstáculos. La temporada se divide en dos partes hasta junio con el Campeonato Europeo y el segundo que es con el Mundial.

¿Qué espera del final de temporada?

-Espero que con el descanso regenerativo mi sóleo se relaje del todo y pueda hacer la pretemporada cogiendo fondo de distancia larga, que es lo que me ha faltado en esta primera parte. ¿Cree que es sacrificado este deporte?

-Sí, muy sacrificado. Se renuncia a muchas cosas, entre ellas al ocio. Te queda tiempo solo para trabajar y entrenar. La alimentación hay que tenerla muy en cuenta y te hace estar siempre con el chip de competición. Pero también soy realista y sé que no me dedico a ello, pero siempre tienes el sentimiento de responsabilidad. En Sanfermines saldré, soy bastante permisiva. Además, sé que al nivel que estoy, quitarme de comer un helado no me va a hacer campeona de Europa, si me dedicará a ello, sí que haría muchos más esfuerzos.

Además de clasificarse para el Campeonato Europeo ha quedado cuarta del Campeonato Español Spartan Series ¿Cómo se siente?

-Muy bien, hay que ser realista con las competiciones a las que te apuntas. Yo empecé este año sabiendo que iba a ser muy duro porque ni corría en montaña ni tantos kilómetros. Cuando empecé la temporada asumí con mi entrenador que este año iba a ser una temporada de cambio. Yo este año me conformaba con quedar entre las diez primeras.

Lo último Lo más leído