san fermín 2019 YA FALTA MENOS

Maitane Melero pone ritmo a La Jarana

La peña entregó este domingo su premio El Bombo a la atleta, que no perdió la oportunidad para un alegato feminista

09.02.2020 | 18:00
Maitane Melero, con el galardón en la mano, recibe el pañuelo de La Jarana de parte de su presidente, Ramón Morcillo.

La peña entregó el domingo su premio El Bombo a la atleta, que no perdió la ocasión para realizar un alegato feminista

PAMPLONA. ¡Imprescindible bombo!", "¡bombo!", "¡blusa, toalla y sudor!", "¡bombo!" "¡bombo estruendo!", "¡bombo!", "¡bombo mañanero y cañero!", "¡bombo!", "¡bombo desacompasado!", "¡bombo!"...

Así, como si se tratara de un concierto de Queen, incitaba el presidente de La Jarana, Ramón Morcillo, al público que ayer acudió a la plaza del Ayuntamiento a la entrega del premio El Bombo para que este le respondiera a pleno pulmón. Y todo esto y mucho más significa el galardón para los socios. Maitane Melero, atleta navarra a quién le fue entregada la estatuilla este año, supo comprender su significado e importancia, y por eso dijo que era un orgullo recibir ese premio de La Jarana. Los asistentes bromeaban con ella diciéndole que ya había subido a ese escenario a recibir un trofeo con anterioridad, ya que Maitane ha ganado la Carrera del Encierro que la peña organiza en muchas ocasiones. Sin embargo, ella confesaba estar mucho más nerviosa que en una carrera porque está acostumbrada a correr, pero no a recibir este tipo de reconocimientos. "Esta es una situación muy especial", decía emocionada la atleta.

"Además", añadía, "este tipo de reconocimientos, que no te los esperas, son un empujón para los momentos más difíciles".

La Jarana decidió otorgar el premio a Maitane por sus éxitos deportivos que han llevado al atletismo navarro a sitios donde nunca antes había estado. La temporada pasada Maitane logró un oro histórico que consiguió batiendo su propio récord en los 3.000 metros en el Campeonato de España y quedó novena en la misma prueba en el europeo de pista cubierta de 2019. Además, la peña la considera "un ejemplo de mujer, de madre, de trabajadora y de atleta", recalcó Morcillo. Así lo demostró ella misma cuando, subida en el escenario, ya con El Bombo entre sus manos, dijo que le gustaría que el premio fuera extensible a todas las mujeres que día tras día hacen todo lo posible por conciliar los trabajos familiares, laborales y deportivos. Estas palabras hicieron que Maitane recibiera los aplausos del público, aunque ella dijo no que no le gusta el micrófono.

"Me siento más cómoda con las zapatillas de correr", reconocía. "Además", bromeó Morcillo, "es casi una jaranera más después de haber compartido tantos momenticos con nosotros año tras año en la Carrera del Encierro". Lo cierto es que la complicidad entre los socios de la peña y la atleta navarra fue palpable en varios momentos de la cita. Los jaraneros coreaban su nombre y ella confesó que le hacía mucha ilusión recibir este premio de La Jarana. Por otro lado, admitió que le daba mucha pena no haber corrido este año ni poder ir a la comida de después. Asimismo, quiso agradecer a la peña el haber cambiado el protocolo por ella, ya que el galardón siempre se ha entregado a la hora de comer. Pero había un motivo de peso para el cambio, y es que el 6 de julio Maitane tiene una cita importante en Londres, en la Copa de Europa, donde correrá los 10.000 metros.

"Es el gran objetivo de la temporada", explicó la premiada. "Luego en agosto buscaré un buen 5.000 para mejorar mi marca y el 1 de septiembre estaré en el Campeonato de España", continuó. La temporada será larga para Maitane, aunque los socios ya le advirtieron de que a partir del 6 de julio no tendrá excusa.