Entusiastas del deporte

SALUD | Navarra, tercera comunidad con más actividad física y primera en el tiempo de ocio. se repartirán 7.000 podómetros en centros de salud y farmacias para fomentar el ejercicio

10.02.2020 | 04:17
Escolares en la marcha cicloturista de la reciente Semana Europea de la Movilidad.

Pamplona - Con motivo de la Semana Europea del Deporte, el Navarra Arena acogió el pasado viernes una jornada del Comité de Deporte Transfronterizo (integrado por responsables públicos de deporte y federaciones deportivas de Navarra, Aragón, Gipuzkoa y Pirineos Atlánticos), que contó con más de 140 participantes, con el objetivo de analizar las perspectivas de las personas responsables en materia de Deporte de cada uno de los territorios de la Eurorregión.

En Navarra, centros sanitarios, servicios municipales de deporte y otras entidades realizarán distintas actividades de información-sensibilización: consejo de ejercicio físico, información en expositores, mesas informativas o actividades en la comunidad. Este año, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) quiere reforzar y apoyar las actividades de centros de salud y farmacias ofreciendo folletos informativos y repartiendo 7.000 podómetros.

Así, las recomendaciones que se ofrecen incluyen mantener el ejercicio físico que ya se realiza y aumentar o mejorar cuando el tiempo, o el tipo de ejercicio que se practica, es menor al recomendado.

En la población menor de 18 años, la actividad física mejora la forma física, la salud mental, ofrece oportunidades de socialización y aprendizaje de habilidades psicomotoras y personales y sociales, aumenta la concentración, favorece un crecimiento y desarrollo óptimo y es una herramienta importante para la prevención de enfermedades crónicas, tanto las que aparecen en esta edad como más adelante.

Para la población adulta, ayuda a mantenerse ágil, a controlar el peso, mejora el bienestar emocional, la función cognitiva y el bienestar social. Moverse es importante para mantener o recuperar una buena calidad de vida. A partir de los 50 años, poco a poco, se pierde musculatura, fuerza, flexibilidad... y más con determinadas enfermedades. La actividad física es un recurso importante para mantener la capacidad funcional.

Según el Observatorio de Salud Comunitaria de Navarra (OSCN), a partir de resultados de distintas encuestas, Navarra es la tercera comunidad con mayor porcentaje de personas de 15-69 años con un nivel global alto de actividad física (40,1%), por encima de la media española (24,3%), y todavía con margen de mejora.

En tiempo de ocio, la población navarra presenta un nivel alto de actividad física y ha disminuido su sedentarismo de un 29,7% en 2016 a un 22,8% en 2017. De hecho, Navarra fue en 2017 la comunidad con menor porcentaje de personas que declara no hacer ejercicio en su tiempo libre y ocuparlo de forma casi completamente sedentaria (leer, ver la televisión, ir al cine, etcétera). No obstante, es importante mejorar el dato de que un 39,5% de la población de 15 y más años permanece sentada la mayor parte de la jornada en su actividad principal (trabajo, estudios, hogar...).

El grupo de edad con mayor nivel de actividad física es el más joven, de 15 a 34 años, tanto en hombres como en mujeres, y el más bajo o inactivo es el de los hombres de 35 a 49 años y las mujeres de 65 a 69. Entre quienes realizan ejercicio moderado o alto, las mujeres lo hacen con más frecuencia moderado y los hombres, alto.

El OSCN ha detectado un nivel algo superior de sedentarismo en las zonas de Tierra Estella-Zona Media y Tudela, y no hay diferencias significativas nivel de estudios o clase social.

Recomendaciones En cuanto a las recomendaciones, la propuesta básica consiste en caminar rápido o pasear en bici, todos o casi todos los días, al menos 30 minutos (pueden ser periodos de 10 minutos), lo que equivale a 8.000 o 10.000 pasos, y hacer ejercicios de fuerza de los principales grupos musculares, de flexibilidad y, los mayores de 65 años, de equilibrio, dos días a la semana durante 30 minutos. El tiempo de esta actividad moderada puede sustituirse por la mitad si la actividad es vigorosa.

Además, se recomienda reducir los periodos sedentarios, incluidos los de la actividad principal, a menos de dos horas seguidas. Cada una o dos horas moverse, dar un breve paseo y realizar sesiones de estiramiento. Y limitar el tiempo que se pasa ante una pantalla.

Incorporar el ejercicio a la vida diaria es una opción factible. Las recomendaciones incluyen desplazarse a pie o en bici al trabajo, a la compra, al encuentro con amigos y amigas, subir escaleras cuando la salud lo permite, andar en casa, en el trabajo, en el ocio y añadir alguna otra actividad con la que se disfrute (huerta, baile, paseos, natación?).