El momento de Iker Vicente

CAMPEONATO DE EUSKAL HERRIA | El aizkolari de Otsagabia es el gran favorito para ganar mañana en Vitoria una final en la que el guipuzcoano larrañaga tratará de dar la sorpresa

10.02.2020 | 10:28
Aizkolaris clasificados para la final del Campeonato de Euskadi de aizkora.

pamplona - Iker Vicente es el gran favorito para ganar mañana el Campeonato de Euskal Herria en el Iradier Arena de Gasteiz (12.00 horas). Sin la presencia del vencedor de las últimas cinco ediciones, Aitzol Atutxa, el aizkolari de Otsagabia podría tener vía libre para conquistar una txapela que ya ha rozado los dos últimos años. Solo el azpeitiarra Mikel Larrañaga parece capaz de romper los pronósticos y de convertirse en la alternativa al navarro. Julen Alberdi, Iñaki Azurmendi, Eneko Otaño y Jon Rekondo completarán la participación.

La final llega marcada por la ausencia del vigente campeón, Aitzol Atutxa. El vizcaino solo pudo obtener la novena plaza en la eliminatoria del pasado día 5, lejos de los seis primeros clasificados que estarán mañana en la lucha por la txapela.

Vicente fue quien obtuvo el mejor tiempo de la eliminatoria. A pesar de tener tan solo 22 años, hace tiempo que el aizkolari de Otsagabia lucha por ser campeón. La precisión en el corte y su excelente técnica no solo le han convertido en uno de los aizkolaris preferidos por los aficionados, sino que ya le ha hecho merecedor de un palmarés considerable a pesar de ser el participante más joven en esta final.

En los últimos desenlaces del Campeonato de Euskal Herria, Vicente ya se quedó muy cerca del titulo. En 2017, en Donostia, fue segundo a 18 segundos de Atutxa, y el año pasado, en Pamplona, se atascó en la misma posición a 19 segundos del vizcaino. Sin la presencia de su principal rival en esta final, todo parece indicar que ha llegado el momento de que Vicente se haga con la txapela más codiciada del calendario. Si Mikel Larrañaga no lo impide.

En declaraciones a Euskadi Irratia, Vicente se mostró cauto sobre sus opciones: "La gente dice que soy favorito, pero el año pasado Larrañaga estuvo por delante de mí a falta de dos troncos y eso es por algo. Creo que ha subido su nivel y yo también. Será una pelea muy ajustada".

Y es que el azpeitiarra parece ser la principal amenaza para Vicente. Larrañaga, tercero en las tres últimas ediciones del torneo y señalado como el favorito por Aitzol Atutxa, llega en plena forma a la final. Logró el segundo mejor tiempo de la eliminatoria y recientemente se impuso a Julen Alberdi y a Jon Rekondo en la Liga de Aizkolaris Campeones.

El azpeitiarra también augura "una final muy dura. Se habla de Vicente y de mí, pero los demás también están ahí y habrá que estar atento". En opinión de Larrañaga, será clave en qué estado superarán los oinbikos, que son los cuatro troncos más grandes y los que se deben partir en mitad de la prueba.

Alberdi y Rekondo, a su vez, disputarán su primera final. El azkoitiarra ha dado un salto cualitativo esta temporada que le ha llevado a calarse su primera txapela del Campeonato de Gipuzkoa y a lograr la tercera plaza en la eliminatoria, aunque mañana podría acusar la duración del trabajo -que puede exceder los 40 minutos- y la presión de su primera final. El le-itzarra, por su parte, logró la sexta plaza en la eliminatoria y logró clasificarse para esta última fase por primera vez en su carrera, aunque cuenta ya con una larga experiencia en la primera categoría.

Iñaki Azurmendi será el único de los seis competidores que ya sabe lo que es ganar una txapela. Concretamente, las de 2011 y 2013. El aizkolari de Arriaran, un valor seguro, suma ya 16 finales en la máxima categoría.

Eneko Otaño, a su vez, tratará de mejorar la quinta plaza que logró en 2018 por delante de Joseba Otaegi, ausente en esta edición.

Cada aizkolari deberá cortar cuatro kanaerdikos (troncos de 1,252 metros de perímetros), cuatro maderas de 60 pulgadas (de 1,391) y cuatro oinbikos (de 1,669). En la eliminatoria, este trabajo se redujo a la mitad.

Las entradas serán gratuitas, pero habrá que recogerlas en taquilla. El espectáculo promete ser histórico, porque, tras cinco años marcados por el dominio de Aitzol Atutxa, el aizkolari ganador en el Iradier Arena abrirá mañana un nuevo ciclo en el Campeonato de Euskal Herria.

palmarés

Miel Mindegia 10 txapelas

Anjel Arrospide 6

Joxemari Olasagasti 6

Floren Nazabal 6

Aitzol Atutxa 5

Patxi Astibia 4

Iñaxio Orbegozo, Arria II 4

Donato Larretxea 3

Iñaki Azurmendi 2

Miel Berekoetxea 2

Gartziarena 2

Polipaso 1

iker vicente

15-6-1997, Otsagabia (Nafarroa).

90 kg/1,85 m

Cuarta final. Fue subcampeón en 2017 -a 18 segundos de Atutxa- y a 2018 -a 19-. Campeón de Navarra en 2015, 2016, 2017, y 2018. En su palmarés también hay varios títulos individuales como la Urrezko Kopa de 2019 y por parejas, como el Torneo Eusko Label de 2018 y 2019.

Primero en la eliminatoria.

Mikel larrañaga

20-12-1989, Azpeitia.

98 kg/1,87 m

Quinta final. Ha sido tercero en las tres últimas ediciones. En su palmarés figura el Campeonato de Euskal Herria de Segunda División en 2014, y campeón de Gipuzkoa en 2014 y 2016.

Segundo en la eliminatoria.

julen alberdi, txikia iv

21-7-1991, Azkoitia

89 kg/1,89 m

Primera final. Después de tres años en la máxima categoría, se estrenará en la lucha por la txapela el mismo año en el que ha logrado su primer gran título, el Campeonato de Gipuzkoa de Primera.

Tercero en la eliminatoria.

iker azurmendi

29-4-1972, Arriaran (Beasain).

100 kg/1,85 m

Campeón de Euskal Herria en 2011 y 2013, y seis veces campeón de Gipuzkoa (2003, 2008, 2010, 2013, 2015 y 2017).

Decimosexta final.

Cuarto en 2018.

Cuarto en la eliminatoria.

eneko otaño

7-8-1994, Beizama. 92 kg/1,83 m

Segunda final. En su palmarés destaca el Campeonato de Euskal Herria de Segunda en 2016.

Fue quinto en la pasada edición.

Quinto en la eliminatoria.

jon rekondo

2-4-1985, Leitza

88 kg/1,79 m

Sexto en la eliminatoria.

Al igual que Alberdi, debuta en una final de la máxima categoría.