Más cerca que nunca

Europeo / España pierde en la tanda de penaltis y se queda sin el único oro que le falta

27.01.2020 | 06:15
Alberto Munárriz trata de tapar un lanzamiento de Balazs Erdelyi, de Hungría.

HUNGRÍA 9 - 5 Nagy, Vamos (1), Hosnyanszky, Erdelyi, Varga (2), Harai (1), Pohl -equipo inicial-, Angyal (1), Manherzcz (2), Zalanki (2), Jansik, Mezei y Vogel

ESPAÑA 9 - 4 Dani López Pinedo, Munárriz (3), Álvaro Granados (1), Marc Larumbe, Roger Tahull (1), Felipe Perrone (1), Bustos -equipo inicial-, Miguel de Toro, Adrián Delgado, Fran Fernández, Blai Mallarach (2), Bernat Sanahuja y Lorrio.

Parciales 1-3, 3-0, 2-2, 3-4. Resultado de los penaltis: 5-4

Árbitro Boris Margeta (SLO) y Georgios Stavridis (GRE). Fue excluido en tres ocasiones Zoltan Pohl, Bernat Sanahuja.

Estadio Duna Arena (lleno).

Budapest - La tanda de penaltis volvió a frustrar las ilusiones de la selección española de waterpolo, con el navarro Alberto Munárriz a la cabeza, de lograr su primer oro europeo, esta vez al caer ante la anfitriona, Hungría (14-13), después de una final intensa que concluyó con empate a nueve. Hace dos años, en Barcelona, los de David Martín perdieron en los penaltis de la final ante Serbia. En esta ocasión fue ante Hungría.

Rozó España el oro con un último contragolpe de Mallarach, quien tras robar el balón se marchó hacia Nagy, pero el meta abortó su disparo y el encuentro acabó en tablas para dar paso a la tanda de penaltis donde marcaron todos, hasta el último tiro. Álvaro Granados no pudo superar al arquero reserva, Soma Vogel, que salió para convertirse en el héroe.

Un europeo Casi Perfecto Esta derrota no puede empañar un Europeo tremendo de los hispanos, que arrancó la final con una espectacular eficacia y llegó a situarse con un 1-3 con gol inicial de Álvaro Granados y dos de Munárriz. Pero Hungría no estaba dispuesta a dar más alegrías a los de Martín y no tardaron en enlazar un parcial de 3-0 para llevar el partido al descanso con el marcador a favor (4-3). Resistió España con su defensa y con las intervenciones de López Pinedo las acometidas de los húngaros. Supo estar siempre a tan solo un gol o incluso empate, pero le faltó poder adelantarse en una final tensa e intensa a más no poder.

En el último parcial, Perrone, Tahull, Mallarach y Munárriz respondieron los goles de Hungría y la contra de Mallarach, con su tiro sobre la bocina, pudo haber sido definitivo, pero hubo que esperar a los penaltis que evitó que España hiciera doblete después del triunfo de la selección femenina. España tendrá que esperar para colgarse un oro europeo. Es su tercera plata continental. El año pasado fue también subcampeona en el Mundial de Gwangju. Estos resultados no pueden ser considerados más que avales de su competitividad ante los Juegos de Tokio 2020, donde acude España como una de las grandes aspirantes al podio. - E.P.