300 Iñaki Narros

El capitán del Basket Navarra sigue batiendo récords defendiendo la camiseta del club

01.03.2020 | 02:31
Iñaki Narros, del BNC, ante el Juaristi ISB.

Alcanzar la cifra de 300 encuentros disputados en un mismo club no es tarea sencilla y solo puede significar un gran compromiso hacia unos colores y una afición. Esto es lo que hoy logrará Iñaki Narros (Pamplona, 1981) con Basket Navarra en el encuentro que disputarán a las 12.00 contra el Villarrobledo en el polideportivo Arrosadia en el inicio de la fase de permanencia que debe disputar Basket Navarra.

El alero Narros (1,94 metros), con once temporadas en el club navarro, seis de ellas consecutivas, ha estado unido a él desde su fundación ha estado ausente tan solo durante dos campañas desde 2007, año en el que nació la entidad. Es el jugador que, con más partidos ha disputado en Basket Navarra y el máximo anotador de la historia del club.

Capitán y hombre fuerte del vestuario, tanto por su trayectoria como por su espíritu dentro de los terrenos de juego, Narros tiene contrato con la entidad navarra hasta final de esta temporada, y disputará hoy un partido contra un rival que para él a bien seguro es especial, ya que fue en la vuelta del encuentro disputado contra el Villarrobledo de la temporada pasada cuando su mujer rompió aguas y dio a luz a Ana, su segunda hija.

Narros ha sido durante todos sus años en Basket Navarra un referente en el equipo, y pese a su veteranía ha sabido mantener su rol sobre el parquet y ha estado en tres categorías con el conjunto navarro, Leb Bronce, Leb Plata y Leb Oro y ha disputado dos fases de ascenso para la ACB, en los años 2011 y 2012.

Primera final para el BNC Una nueva etapa comienza hoy para Basket Navarra en Arrosadia (12.00 horas), donde los rojos tratarán de hacerse fuertes para superar al Villarrobledo y empezar con buen pie la segunda fase de la temporada en la LEB Plata.

Se pone en marcha una nueva etapa con un nuevo inquilino en el banquillo navarro, Jordi Juste, y con energías e ilusiones renovadas de cara a competir en el grupo por la permanencia en el que el equipo quiere ser ambicioso y pelear por el primer puesto que da acceso al play off de ascenso. Basket Navarra hace borrón y cuenta nueva, parte de cero y debe adaptarse cuanto antes a los últimos cambios para dar guerra en la segunda fase.

"El equipo está bien. Los jugadores están deseosos de empezar a competir otra vez, son conocedores de las circunstancias y están confiados y con muchas ganas de afrontar este reto", apuntó el entrenador de Basket Navarra, Jordi Juste, quien añadió: "Los chicos tienen muchas ganas y están concienciados y responsabilizados. Con mi llegada llega un método nuevo, aire fresco, ideas nuevas y eso a veces contagia al grupo. Creo que estamos en el buen camino".

El nuevo capitán de la nave navarra ve al equipo preparado tras estas dos semanas de trabajo a sus órdenes, aunque la segunda fase de la LEB Plata arranca fuerte con tres partidos en ocho días. El Villarrobledo es el primer rival de Basket Navarra en esta nueva etapa. "Ha sido tiempo suficiente para empezar a competir. Hay que ver si somos capaces de aplicar con confianza el nuevo ritmo y estilo de juego. El reto es confiar en lo que estamos haciendo e intentarlo en cada momento, especialmente en estos tres primeros partidos. Ya habrá tiempo para trabajar, conocernos más y meter más conceptos", valora el técnico catalán.

Juste asegura no fiarse de los albaceteños, que ha logrado superar muchas adversidades este curso y es peligroso, tal y como indica el entrenador de los navarros: "Es un equipo fuerte físicamente, con jugadores con calidad y talento. Se basan en el uno contra uno y en el bloqueo directo, y son un equipo versátil al que habrá que controlar desde el principio".