Silbidos

Ocho modos de reanudar el juego

01.04.2020 | 00:25

al ponerme a escribir me asalta la duda de si no pecaré de frivolidad al seguir hablando de fútbol con la que nos está cayendo, si al ver este artículo no te parecerá un poco fuera de lugar, luego pienso que si algo necesitas es entretenimiento y que leer cosas sobre tu deporte contribuye a distraerte y a evadirte de una situación penosa, situación que de todas formas debemos evaluar en su justa medida. Oía hace unos días a un italiano decir: "A nuestros abuelos les pidieron ir al frente de guerra, a nosotros solo nos piden quedarnos en el sofá". Pues eso, démosle un repaso a las Regla de Juego pensando en otras reanudaciones.

Cada vez que se interrumpe el juego el árbitro toma dos decisiones, la disciplinaria si procede y la técnica, es a esta última a la que vamos a referirnos, describiremos brevemente cada una de las ocho formas que prevén las Reglas para reanudar el juego:

Saque inicial: Se realiza al principio de cada una de las partes del partido, en las de las prorrogas y después de un gol, es válido marcar un tanto directamente de él y por supuesto no puede producirse un fuera de juego en su ejecución.

Balón a tierra: El balón se pone en juego cuando toca el suelo y se concede a un equipo determinado, en el caso de producirse en un área al portero que juega en ella.

Tiro libre directo: Existen doce faltas que dan lugar a él y puede marcarse gol directamente pero solo en la portería adversaria al ejecutor.

Tiro libre indirecto: Castiga infracciones menores, el árbitro levanta su brazo para señalarlo y advertir de que no puede conseguirse directamente gol.

Tiro penal: Es la pena más grave del fútbol y castiga las doce faltas mencionadas cuando las comete el equipo defensor en su área.

Saque de banda: Es la reanudación prevista para cuando el balón sale del terreno por las líneas laterales, no puede marcarse gol directamente y no da lugar a fuera de juego.

Saque de meta: Con él se reanuda el juego cuando los atacantes hacen salir el balón por la línea de meta, vale conseguir gol directamente en la portería adversaria y no puede sancionarse fuera de juego en la jugada inmediata.

Saque de esquina: Es la reanudación cuando los defensores hacen salir el balón por su línea de meta, vale gol directo y no puede producirse en él fuera de juego.

El autor es vocal de Formación del Comité Navarro de Árbitros de Fútbol