alerta sanitaria

Indycar comienza sin público

AUTOMOVILISMO
La primera prueba de la temporada, Genesys 300, se abre con el triunfo de Scott Dixon en el Texas Motor Speedway

08.06.2020 | 00:56
Álex Palou, durante las sesiones de prácticas del sábado en el Texas Motor Speedway.

El piloto australiano neozelandés Scott Dixon se impuso en la prueba Genesys 300, la primera de la temporada en la modalidad Indycar, que se corrió en el Texas Motor Speedway, de Forth Worth (Texas), sin que hubiese aficionados en las gradas por causa del coronavirus.

Dixon, de 39 años, que corre con el equipo de Chip Ganassi Racing-Honda, se mostró siempre el más dominante durante las 200 vueltas que se completaron al circuito, especialmente en las rectas de la pista, donde siempre dominó a sus rivales más directos, el francés Simon Pagenaud y el estadounidense Josef Newgarden, ambos corredores del Team Penske.

El veterano piloto neozelandés, que logró un tiempo de una hora, 38 minutos y 37 segundos, superó a Pagenaud por cinco segundos y a Newgarden por seis para quedarse con su triunfo número 47 como profesional y el cuarto en el circuito tejano.

Su compañero de equipo, el sueco Felix Rosenqvist, emergió como su rival más cercano antes de estrellarse en la recta final de la carrera.

El cuarto puesto fue para Zach Veach, del equipo Andretti Autosport, seguido por Ed Carpenter, que corre con su propio equipo Ed Carpenter Racing, y Conor Daly, de Carlin, que ocupó el sexto lugar.

El piloto novato, el español Álex Palou, que hizo su debut en la competición con el equipo de Dale Coyne Racing y Team Goh, no tuvo su mejor suerte al verse involucrado en un accidente cuando transcurría la vuelta número 36, que le obligó a dejar la carrera. Palou terminó en el lugar 23, penúltimo, sólo por delante de Sato. El español fue tercero entre los pilotos novatos, superado por Askew, noveno, y Vekay, que arribó 22º.

Para Palou es su primera temporada en la Serie Indy, después de hacer su debut en carreras de ruedas abiertas compitiendo en el Campeonato Abierto Euroformula en 2014.

Otro novato, el joven holandés de 19 años Rinus VeeKay, del equipo Ed Carpenter Racing, golpeó la pared y, aunque pudo volver a la pista, fue cuando chocó con Palou, que se convirtió en el más perjudicado.

Para la serie IndyCar fue su evento de apertura de temporada retrasado, debido a la pandemia del coronavirus.