motor

BMW Serie 5, exquisitamente deportivo

29.08.2020 | 01:17
El frontal sigue siendo la seña de identidad de los BMW y muy especialmente del Serie 5, con su parrilla de doble riñón más ancha y alta, luces diurnas en forma de U o L y faros de led o láser. Foto: BMW

El BMW Serie 5 se actualiza con una extensa lista de mejoras que no hacen sino profundizar en su acusada personalidad, caracterizada desde sus inicios, allá por 1972, por su exquisito gusto deportivo

BMW renueva en profundidad su Serie 5. La berlina que con toda probabilidad mejor representa la esencia de la marca alemana se actualiza a todos los niveles, según explican desde la firma germana, con "una imagen exterior que le imprime mayor autoridad, un interior repleto de refinados detalles, la influencia de la electrificación, que mejora la eficiencia, y las vanguardistas innovaciones en los sistemas de asistencia a la conducción, control/operación y conectividad que permiten al nuevo BMW Serie 5 consolidar su posición como una opción particularmente deportiva, eficiente y progresiva en el segmento premium de la clase ejecutiva".

Especialmente en su carrocería de tres volúmenes, aunque la familiar Touring bebe de la misma filosofía, son muchos los que consideran –consideramos– que el Serie 5 es la transformación en formato berlina del concepto esencial de gran turismo (GT), un vehículo deportivo con que el poder viajar de forma confortable sin renunciar a las máximas prestaciones y a una respuesta deportiva de verdad, una alternativa siempre más práctica, funcional y polivalente que lo que sería una configuración biplaza o 2+2, que es la que muchos anhelamos en secreto.

Quien ama a un Serie 5 siempre lleva en su corazón el cariño por los deportivos más prestacionales, señoriales y exclusivos; eso sí, adaptados a los tiempos modernos, lo que implica mecánicas Mild Hybrid (híbridas con motor de arranque-generador de 48V para todos los cuatro y seis cilindros) e híbridas enchufables, conectividad a la última (pantalla con hasta 12,3 pulgadas y Sistema Operativo 7.0 de BMW con servicios del asistente personal inteligente de la marca, así como llave digital que convierte a un smartphone en la llave del coche y utilizable además por cinco personas más), ayudas a la conducción como el asistente de control de dirección y carril opcional, con navegación activa y centrado automático de carril con funciones de advertencia de cruce; el asistente de marcha atrás para retroceder automáticamente controlando la dirección durante 50 metros, o el sistema de grabación de vídeos de la escena alrededor del vehículo junto a la visualización en 3D del área circundante del automóvil; todo ello acercándonos un poco más hacia la conducción autónoma. Asimismo, la tracción a las cuatro ruedas xDrive está disponible con todas las mecánicas salvo con la de gasolina de acceso. Apuntar también aquí su exquisita iluminación, con faros diurnos en forma de U o L, sus luces delanteras totalmente de led, adaptativas en curva con asistente antideslumbramiento, tecnología mátrix y cambio automático, amén de la iluminación láser, o el detalle estético de la forma trapezoidal de sus salidas de escape.

Y como siempre habrá a quien lo que incorpora del serie este exquisito BMW, disponible en gasolina y diésel desde 56.000 euros, le parecerá poco, es posible aportar un toque de exclusividad extra con el paquete M Sport, las llantas de BMW Individual Air Performance y la M Sport Edition (sólo mil unidades para todo el mundo).

Por último, el capítulo mecánico –siempre con cambio automático Steptronic de ocho marchas de serie- merece un apartado específico en busca de mayor eficiencia energética, menor impacto medioambiental y superiores prestaciones gracias a sus motores de hibridación suave e híbridos enchufables, estos últimos con servicio digital BMW eDrive Zone de serie que cambia automáticamente al modo de funcionamiento completamente eléctrico cuando el vehículo entra en una zona verde. Las propuestas, siempre con turbocompresor, de doble etapa en los diésel para una entrega de potencia más inmediata, incluyen las versiones de gasolina 520i (1.998 cc y 184 CV), 530i (1.998 cc y 252 CV), 540i (seis cilindros, 2.998 cc y 333 CV) y el tope de gama M550i xDrive Berlina (V8 de 4.395 cc con 530 CV).

Los híbridos enchufables cuentan con los 530e y 530e xDrive Berlina y Touring (1.998 cc, 292 CV, 420 Nm, de 5,9 a 6,1 segundos de 0 a 100 km/h, 235 y 225 km/h de velocidad máxima, con consumos combinados de 1,7 a 2,1 litros y de electricidad de 13,7 a 15,9 kWh cada 100 kilómetros, y una autonomía en modo eléctrico de 53 y 58 kilómetros); mientras que el 545e xDrive dispone de seis cilindros, 2.998 cc, 394 CV, 600 Nm, 4,7 segundos de 0 a 100 km/h, 250 km/h de punta, consumos de 2,1 a 2,4 litros y de 15,3 a 16,3 kWh cada 100 kilómetros y una autonomía eléctrica de 54 a 57 km. Los diésel se ofertan con el 520d (1.995 cc con 190 CV), 530d (seis cilindros de 2.993 cc y 286 CV) y 540d (seis cilindros de 2.993 cc y 340 CV).

El gusto por las prestaciones vuelve a estar presente en un modelo que cautiva a los amantes de la conducción

Tan elegante y deportivo como siempre, pero más conectado, eficiente y seguro que nunca, el nuevo BMW Serie 5 crea escuela

Lo último Lo más leído