Carlota Ciganda: "En un año tan complicado estoy contenta con mi rendimiento"

LA NAVARRA, QUE HA REGRESADO A SU CASA DE LARRAINTZAR DIEZ MESES DESPUÉS, ESTÁ CUAJANDO UNA GRAN CAMPAÑA PESE A LA PANDEMIA: FUE TERCERA EN UN 'MAJOR' Y ES 13ª EN EL RÁNKING MUNDIAL

03.11.2020 | 01:20
Carlota Ciganda, golpeando la bola en el Mediterranean Ladies Open del año pasado. Foto: Efe

Pamplona – La golfista Carlota Ciganda (Pamplona, 1/6/1990) ha podido regresar a Larraintzar después de diez meses muy difíciles en los Estados Unidos por la pandemia. La navarra, afincada en Arizona, vuelve a casa en medio de una gran temporada, en la que es decimotercera en el ranking mundial, la primera europea. La golfista parece haber llegado a su madurez deportiva y personal después de diez años como profesional, los cuatro últimos a un nivel extraordinario.

Esta temporada, ha sido muy regular en todos los torneos que ha disputado en la vuelta a la competición y llegó a terminar tercera en un major en octubre. Carlota ha logrado este espectacular rendimiento en el año más extraño y complicado de su vida: entrenó lejos de su técnico con la vuelta a la competición entre interrogantes y superó con mucho esfuerzo el coronavirus en el mes de junio.

La mala suerte parece haberse cebado con Carlota Ciganda, que se recupera ahora de un golpe fortuito que sufrió la semana pasada en el codo. La navarra descansará un par de semanas junto a su familia –con "buena compañía y deliciosa comida"– antes de afrontar los próximos torneos en Dallas, Minnesota y Florida.

De cara al futuro, la golfista navarra sueña con "ganar algún grande" y empieza a pensar también en otro de sus grandes objetivos: los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, donde espera desempeñar un buen papel.

Está siendo un gran año para usted. Actualmente, es 13ª en el ranking mundial y finalizó tercera en su último major.

–Sí. La verdad es que estoy contenta con el año, que me está saliendo bastante bien para la temporada tan complicada que está siendo. Los torneos que he jugado han ido bien, sobre todo los dos últimos, en los que he quedado tercera y cuarta. La verdad es que es para estar bastante satisfecha después de todo.

Dijo que el KMPG Women's PGA Championship, donde acabó tercera, fue uno de los mejores torneos de su vida.

–Bueno, de cómo jugué puede que sí, porque le pegué muy bien a la bola y estuve muy centrada en todos los golpes. También he quedado tercera en otros torneos importantes y he legado a ganar, así que no sabría elegir. Pero estar arriba en un grande siempre te hace ilusión, por supuesto.

Solo le superaron las dos coreanas: Kim Sei-Young y Park Inbee. ¿Qué se puede hacer para ganar a las asiáticas?

–La verdad es que son muy buenas y llevan ya varios años ahí arriba. Hay que seguir e intentar ganarles, pero es complicado. Llevan varios años dominando el golf a nivel mundial, juegan muy bien y a las demás nos toca seguir trabajando y luchar por estar lo más arriba posible en cada torneo.

¿Cree que está siendo la mejor temporada de toda su carrera?

–Bueno, yo tampoco diría eso porque he tenido cuatro años muy buenos, con muchos top 10. Este año, llevo jugados solo diez torneos y otros años competía en cerca de 25, haciendo muchos top 10 y hasta ganando alguno. Estoy jugando bien, pero tampoco diría que es la mejor temporada de mi carrera porque está siendo todo muy raro y no he podido competir lo que me hubiera gustado.

También ha logrado ser muy regular en todos los torneos que ha disputado después del confinamiento.

–Sí, acabé jugando muy bien, aunque ha habido otros torneos en los que no he estado tan brillante. Está siendo un año bueno, pero para nada es el mejor de mi carrera. Sí que estoy ahí arriba, pero el año pasado me puse la octava del mundo, haciendo ocho o diez top 10. Este año, he jugado solo diez campeonatos y tampoco se puede analizar mucho. Para examinar un poco el rendimiento hay que jugar más torneos.

Lleva diez años como profesional. ¿Ha notado una evolución deportiva y personal en los últimos años?

–Sí. Llevo jugando ya diez años y obviamente la experiencia se nota. Saber el tipo de golpe que tienes que hacer en cada momento y conocer los campos también te ayuda mucho a mejorar y sí que me voy dando cuenta de que la experiencia es importante.

Este año ha sido muy complicado por la pandemia. ¿Se esperaba volver a este nivel?

–Llevaba sin jugar desde enero y la verdad es que tampoco esperaba mucho de este año. Al final, después de tanto tiempo sin competir y con el virus que tuve, me ha costado bastante recuperarme. El confinamiento me sirvió para descansar y tampoco esperaba demasiado del regreso. Pero empecé jugando bien y la verdad es que estoy contenta.

Pasó el coronavirus en junio. ¿Lo ha notado en su rendimiento deportivo?

–Sí, me costó bastante recuperarme. Estuve cuatro o cinco semanas dando positivo y muy cansada. Fui poco a poco y ahora ya estoy bien, pero me costó mes y medio recuperarme del todo y no fue nada sencillo.

¿Cómo ha sido entrenar durante el confinamiento y con su entrenador a distancia?

–Estuve varios meses sin ver a mi entrenador, pero nos manteníamos siempre en contacto, con vídeos y así. Luego, él ha podido venir conmigo a torneos y ha sido todo más fácil. Llevo con él ya cinco años, nos conocemos muy bien y tampoco ha sido tan difícil porque repetíamos cosas que ya habíamos hecho y trabajábamos en aspectos que ya eran conocidos. Hemos seguido la misma dinámica de trabajo de los últimos años y ya la tenía bastante interiorizada.

¿Cómo ve el futuro del golf tras la pandemia?

–La verdad es que está complicado. Con la pandemia, las cosas están más difíciles y la gente va a poder invertir menos, por lo que es posible que se pierdan patrocinadores. Hay menos trabajo, te quedas más en casa, gastas menos y la economía se resiente. Al final, es algo que va a impactar en todo el mundo y también en el golf, por supuesto.

¿Ha notado alguna diferencia entre Navarra y Estados Unidos sobre la situación de la pandemia?

–Bueno, creo que está mal aquí y en todo el mundo. Espero que poco a poco se vaya controlando, que la gente se conciencie, que sea responsable y a ver si entre todos se puede ir terminando esto poco a poco. Pero está parecido todo y en los dos sitios se dan muchos casos todos los días.

¿Dónde hay más restricciones?

–Restricciones hay más en Navarra. En Estados Unidos está prácticamente todo abierto. Pero hay que tener cuidado y tampoco es que salga mucho. Obviamente, no sé si puedo coger el virus dos veces y voy con mucho cuidado.

También le tengo que preguntar por las elecciones de hoy en los Estados Unidos.

–Bueno, la verdad es que no sé mucho de política y tampoco es que la siga con interés. Sé que las elecciones son hoy y espero que gane el que la gente vote más y ya está.

Otro tema candente en EEUU es el del racismo...

–Sí que estoy al tanto, pero la verdad es que no me gusta meterme en esos temas porque creo que es bastante personal y cada uno piensa lo que piensa. Pero sí que siento que es importante que haya igualdad y menos racismo.

Ahora, ha podido regresar a casa y ver a su familia después de mucho tiempo sin volver de los Estados Unidos.

–Sí, a casa siempre se viene a gusto, la verdad. Se está muy bien con mis padres, con buena comida y aprovechando para descansar. Llevaba diez meses sin volver, desde el 7 de enero. Encima, en un año muy complicado y diferente por todo el tema del coronavirus. Hablaba con mis padres todos los días, pero la verdad es que era duro y ya tenía ganas de regresar.

Nada más volver al pueblo, sufrió un golpe fortuito en el codo. ¿Se encuentra bien?

–Sí. Estoy bien. Estoy descansando un poco en casa y voy a ir al médico de nuevo el jueves a ver qué me dicen, pero voy bien.

¿Tiene pensado disputar algún torneo más este año?

–Voy a jugar tres torneos en diciembre en Estados Unidos para acabar el año así. Me queda un torneo en Dallas, el de Minnesota y el de Florida, que es el último.

¿Teme que no le dejen salir de Navarra?

–Creo que estaré por Navarra hasta finales de noviembre y, al ser motivo de trabajo, no debería haber mayores problemas para salir.

¿Qué retos le quedan por cumplir a Carlota Ciganda?

–Me gustaría seguir ganando torneos. Me encantaría llegar a vencer en algún grande, meterme otra vez entre las diez primeras del mundo y aguantar ahí el máximo tiempo posible.

También tiene como objetivo los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021.

–Sí. Si todo sale bien, creo que estaré allí. Obviamente, hace mucha ilusión poder estar en unos Juegos Olímpicos representando a tu país: creo que es lo más grande. Pero todavía queda mucho tiempo para eso. Hay muchos torneos por delante aún y estaré preparada para cuando lleguen.

Allí podría volver a coincidir con su ídolo, Rafa Nadal.

–Tengo mucha admiración hacia Nadal. Jugué con él a golf hace años en Mallorca y la verdad es que es una maravilla. Se puede aprender mucho de él y no deja de impresionarme por su competitividad. Fue una suerte poder hablar y jugar con uno de mis ídolos.

Nadal es el mejor tenista español de toda la historia. ¿Se considera usted la mejor golfista nacional de siempre?

–Bueno... (risas). Prefiero que esta pregunta se la hagas a la gente y que decidan ellos.

la protagonista

Lugar y fecha de nacimiento. Pamplona, 1/6/1990.

Ranking. La navarra es la 13ª del ranking mundial femenino y la primera europea.

Palmarés. Ha ganado cuatro Solheim Cup representando a Europa (2013, 2015, 2017 y 2019). Se alzó con la International Crown (2014). En 2016, logró dos victorias en el circuito y participó en los Juegos Olímpicos de Río (39ª).

Premios. Fue elegida mejor Jugadora del Año y Rookie del Año por el Ladies European Tour en 2012.

RESULTADOS DE 2020

LPGA Drive On (22/10)

KPMG Women's PGA (8/10)

ShopRite LPGA Classic (1/10) 61ª

Cambia Portland Classic (18/9)35ª

ANA Inspiration (10/9)24ª

Walmart NW Arkansas (28/8) 11ª

AIG Women's Open (20/8)51ª

Marathon LPGA Classic (6/8)

LPGA Drive On (31/7)16ª

Gainbridge LPGA at Boca Rio (23/1)15ª

"No diría que ha sido la mejor temporada de mi carrera porque tampoco he podido competir demasiado"

"Estuve cuatro o cinco semanas dando positivo

en coronavirus y la recuperación fue muy dura"

"En Larraintzar estoy muy a gusto: con mis padres,

con buena comida y descansando lo que puedo"