Landa, con la miel en los labios

ciclismo termina tercero en el GP Industria & Artigianato que gana vansevenant

08.03.2021 | 01:41
Landa, en el podio junto a Vansevenant y Mollema. Foto: Bahrain

pamplona – Después del buen inicio de temporada de Mikel Landa del pasado miércoles en Laigueglia, el ciclista de Murgia volvió a dar buenas impresiones ayer en la 43 edición del GP Industria & Artigianato. El alavés del Bahrain acabó tercero en la meta de Larciano, tras recorrer los 193,4 kilómetros de jornada, únicamente superado por el belga Mauri Vansevenant y el holandés Bauke Mollema. Los tres entraron con el mismo tiempo en meta, junto a Nairo Quintana, cuarto. Alejandro Valverde fue octavo, a 16 segundos, y Vincenzo Nibali, décimo con el mismo tiempo.

Vansevenant, una de las joyas del nuevo Deceuninck, también rayó a gran nivel en Laigueglia con un tercer puesto y ayer acertó a meterse en la escapada definitiva con los mejores del pelotón. El corredor belga, hijo del exprofesional Wim Vansevenant, farolillo rojo del Tour de Francia durante tres ediciones consecutivas, fue el más rápido en un cuarteto de auténtico lujo en Larciano.

El veterano Maciej Bodnar (Bora) fue el primero que saltó a la búsqueda del triunfo. La andanada del polaco, de 36 años, obligó a que los equipos más modestos comenzaran a moverse en busca de protagonismo. Guido Draghi y Lorenzo Balestra se unieron a Bodnar y llegaron a amasar una renta de cuatro minutos. La primera parte del circuito, llana, insufló oxígeno a la escapada; sin embargo, los cuatro pasos por la Cota de San Baronto complicaron el trayecto de los fugados.

Fue en el primer ascenso cuando Mikel Landa hizo su primer intento de despegarse. Al murgiarra le siguieron Vincenzo Nibali, Giovanni Visconti y Matej Mohoric. El pelotón frenó su primera embestida, pero quedó dividido.

Héctor Carretero y Alejandro Ropero se incorporaron a la fuga de Bodnar, pero el grupo comenzó a rebañar espacio hasta acabar con la resistencia del polaco del Bora.

En el tercer paso por San Baronto, a 36 kilómetros de meta, Nibali atacó. Giulio Ciccone, Edward Dunbar, Dries Devenyns y Santiago Buitrago acompañaron al de Mesina. Con todo, en la escalada definitiva, la cuarta, Nairo Quintana saltó del grupo. Vansevenant respondió a rueda y reaccionaron Landa y Mollema. Repartieron ataques hasta Larciano, donde el belga fue el más rápido. El murgiarra se quedó con la miel en los labios.