Basket Navarra conquista el Arena

Balastegui anotó el punto de la victoria gracias a una falta en las últimas nueve décimas de partido

05.02.2022 | 23:54
Fercho sube el balón y es defendido por De Assis, del Hereda Club Ourense.

Enerparking 72
Club Ourense 71


ENERPARKING BNC Balastegui (13), Treviño (8), Rogers (7), Yárnoz (6), Ugochukwu (29)–cinco inicial–, Hoffman (9), Sarobe, Sariñena, Fercho (3), Font (2), De La Hera (4) y García.

HEREDA CLUB OURENSE Marín (6), Mogués (17), Aboubacar (12), Gant (6), Van (4)– cinco inicial–, Martín (5), Dukanovic (6), Carter (2), Salvador, Ventura (2), De Assis (4), Lasenbergs (7).

Parciales 25-19, 16-19 (41-38), 21-7 (62-45) y 10-26.
Árbitros Javier Borrego y Jesús Criado.
Pabellón Navarra Arena.


Enerparking Basket Navarra conquistó ayer el Navarra Arena y los más de 2.000 corazones que acudieron a ver tal espectáculo, la cuarta victoria en cinco partidos.

Los rojillos se enfrentaban a una prueba de alto nivel, el Hereda Club Ourense, claro candidato al ascenso a Leb Oro. Pero la ilusión rojilla pudo al baloncesto gallego. Y no es que el de Basket Navarra no fuera baloncesto, sino que a este se le sumaron la emoción, las ganas y la afición.

Comenzó el partido con clara ventaja para los locales, quienes entraban hasta la cocina ya que un Hereda Ourense muy flojo en defensa dejaba el objetivo rojillo libre.

El segundo cuarto fue todavía mejor para los de Juste, que si hasta ahora se habían dejado la piel en defensa, en este cuarto de iban a dejar el aire. Según Juste, técnico rojillo, la mejor defensa de toda la temporada.

El descanso hizo seguir a Basket Navarra en su línea triunfante. Encajar solo 7 puntos del segundo de Liga es para mucho más que estar orgullosos. Seguir duros atrás fue clave para mantener la ventaja de 17 puntos en el imponente luminoso del Arena.

Llegaron los diez minutos que condenaron a Enerparking, los gallegos consiguieron ponerse por delante. Pero los de Juste no iban a tirar por tierra todo el esfuerzo que se habían dejado ante sus aficionados, y a falta de nueve décimas, Balastegui hacía vibrar los corazones de todos ellos con dos tiros libres que dejaban la victoria en casa.

noticias de noticiasdenavarra