No hay lugar para las dudas

cuatro y medio | altuna iii y bengoetxea vi afrontan la semifinal del labrit al cien por cien, sin problemas de estado físico ni de juego

07.02.2020 | 16:02
Oinatz Bengoetxea y Jokin Altuna, ayer en la elección de material en el Labrit.

Altuna y Oinatz afrontan la semifinal del Labrit al cien por cien, sin problemas de estado físico ni de juego.

pamplona - Jokin Altuna y Oinatz Bengoetxea separaron ayer el material -pelotas de 105,8 y 106,2 gramos las del amezketerra y de 106,4 y 104 gramos las del leitzarra- para la semifinal que ambos disputarán el sábado en el frontón Labrit de Pamplona, que vivirá un nuevo llenazo para disfrutar de un partido en el que ambos llegan sin dudas.

A pesar de que el campeón Manomanista no ofreció una gran imagen en la última jornada pese a su victoria contundente sobre Víctor -22-9-, él confirma que su brazo izquierdo, del que sufrió una rotura de fibras en el bíceps "está bien", por lo que "no habrá excusas" de cara al vital duelo en la cancha pamplonesa.

Una tesitura parecida, pero sin problemas físicos -ya está recuperado del golpe en el dedo del pasado viernes- vive Oinatz Bengoetxea, arrollador en las dos primeras jornadas pero que dejó alguna incertidumbre tras su inesperada derrota por 22-6 contra Elezkano II en la tercera y última jornada. Sin embargo, el navarro espera "que vuelva el buen juego y hacer un gran partido el sábado", para así llegar de nuevo a una final de la jaula, como la que ya vivieron ambos protagonistas en 2016.

respeto mutuo Quizá por esa gran e igualada final, en la que el de Leitza se calzó la txapela tras vencer por 22-21, ambos se profesan un gran respeto mutuo, como ayer demostraron en el Labrit, donde se cruzaron elogios.

"Oinatz es un pelotari que ha demostrado en los últimos años que en los partidos comprometidos da el cien por cien", afirmó Altuna, quien destacó del de Asegarce su "casta y oficio". "Eso en este tipo de partidos es importante", aseguró. El vigente campeón en la distancia no ha conseguido ganar todavía al de Leitza. Lo intentó, además de la ya mencionada final de hace dos años, en 2015 -22-7- en el campeonato de la LEP.M y, recientemente, en la final del Cuatro y Medio de San Fermín -22-17-, pero eso no le preocupa: "No me quita el sueño que no le haya podido ganar en el Cuatro y Medio".

Por su parte, Bengoetxea espera "al mejor Jokin", un pelotari "terrible que está haciendo historia con 22 años", y que hoy en día "es la mayor figura" de la pelota. No cree que sus problemas en el brazo le penalizan de cara a la importante cita del sábado. "Seguro que viene al cien por cien", reiteró.

faltaban pelotas rápidas Tras la elección, Bengoetxea manifestó que "esperaba pelotas más rapidas", un asunto que le supondrá "un hándicap" pero no un problema a la hora de afrontar el partido. "Con pelota rápida siempre haces mucho más daño y puedes incomodar más", explicó el leitzarra, que no tuvo "ninguna queja" ante un lote que se separó en la presentación sin saber qué pelotaris iban a disputar la semifinal.

Altuna escogió dos pelotas "diferentes, una más rápida y otra más tranquila", con el objetivo de disponer de "recursos" para cambiar el juego según vaya el devenir del partido.