Una ‘jaula’ en el Navarra Arena

Mano Jokin Altuna defiende su título del cuatro y medio de la LEP.M ante Joseba Ezkurdia en un novedoso escenario (18.00 horas, ‘ETB 1’)

07.02.2020 | 18:38

Pamplona - El Cuatro y Medio de la LEP.M de 2018 se resuelve esta tarde en el frontón Navarra Arena, escenario en el que Jokin Altuna defiende el título que logró hace un año en Bilbao ante un aspirante, Joseba Ezkurdia, que busca su primera txapela individual. Un duelo de altura entre los dos mejores pelotaris del momento, por resultados y estado de forma. Y es que el delantero guipuzcoano es el actual campeón del torneo y también del mano a mano, mientras que el navarro estrenó su palmarés profesional hace unos meses al conquistar el Parejas en compañía de José Javier Zabaleta.

El choque se presenta atractivo e igualado (está previsto que las apuestas salgan a la par, con una ligera tendencia favorable a Altuna III). También espectacular, como el escenario de la cita. El Navarra Arena ya está preparado para acoger su primera final de uno de los tres grandes torneos que anualmente organiza la LEP.M, ya que en su inauguración oficial, celebrada el pasado 29 de septiembre, se convirtió en sede de la final de la segunda edición del Master Codere. Sin embargo, hoy está en juego la txapela de una jaula en la que se van a encerrar Altuna III y Ezkurdia ante tres millares de personas, el aforo de un recinto que a partir de ahora va a competir con otro coloso, el frontón Bizkaia de Bilbao, por albergar las grandes finales de pelota (con permiso del Atano III donostiarra y el Ogueta vitoriano, sedes históricas y habituales hasta antes de la construcción de los nuevos edificios de las capitales navarra y vizcaína).

Pese a su juventud, Altuna III afronta la que va a ser su cuarta final individual. A sus 22 años, el amezketarra es el campeón en curso del Manomanista y del Cuatro y Medio, torneo que ganó a finales del año pasado después de fallar en su primer intento en 2016. La gesta del guipuzcoano cobra mayor relevancia si se tiene en cuenta que estuvo a punto de renunciar al campeonato por culpa de una microrrotura de fibras de grado II en el bíceps de su brazo izquierdo, lesión que se produjo a finales de septiembre. Sin embargo, apuró plazos, trabajó a destajo y esta tarde aspira a revalidar título.

Para llegar a la final, Altuna III ha tenido que superar esta contingencia, además de a rivales de la talla de Aimar Olaizola, Víctor Esteban y Oinatz Bengoetxea. Solo su adversario de esta tarde, Joseba Ezkurdia, le ha batido en la presente edición del acotado. El delantero de Arbizu, que se ha plantado en su primera final individual sin conocer la derrota en el campeonato (ha podido con Asier Agirre, Víctor Esteban, el propio Altuna III y Mikel Urrutikoetxea), le dejó en 10 tantos en la segunda jornada de la liguilla de cuartos de final. Pero lo de hoy es otra historia. Hay una txapela en juego.