Iker Salaberria: “El sueño de debutar está ahí, pero no quiero pensarlo más de la cuenta”

El goizuetarra Iker Salaberria consiguió el pasado fin de semana dos txapelas, en el Campeonato Comarcal de Lezama y en la final del Torneo Malerreka

08.02.2020 | 21:33
Iker Salaberria y Gorka Otaduy conlas txapelas del Malerreka.

pamplona - Iker Salaberria, de 19 años y natural de Goizueta, lleva el deporte dentro. Actualmente vive allí con su familia y ya son 15 años los que lleva practicando pelota y siguiendo la tradición familiar. En su pueblo no había campo de fútbol, así que la única opción era la pelota, y no le ha ido nada mal. El pasado sábado el delantero navarro fue dueño y señor de la final de Primera Especial del Torneo Comarcal de Lezama y solo un día después se alzó con su segunda txapela en la final del Torneo Malerreka en Doneztebe.

¿Cuanto lleva como pelotari?

-No tengo recuerdo de no serlo, desde los tres años más o menos.

¿Además de jugar a pelota, está estudiando algo?

-Sí, estoy estudiando un grado superior de mecanizado en Andoain.

¿En que posición juega?

-Juego como delantero, siempre he jugado en esa posición.

¿Cómo definiría su estilo de juego?

-Me gusta entregar un poco adelante al contrario para terminar el tanto cuando puedo. No tengo mucho golpe, así que me considero un delantero rematador.

Lo que más llama la atención ahora mismo es que ha conseguido dos txapelas en un mismo fin de semana, algo que no es nada fácil.

-Sí, es algo muy difícil y por eso estoy aún más contento. Además todavía soy aficionado, ni siquiera he debutado.

¿Cómo se vio el fin de semana pasado en el Campeonato de Lezama?

-La verdad es que cualquier competición tiene lo suyo, pero sin embargo aquí estábamos algo más tranquilos porque empezamos dominando desde el principio. Al final conseguimos imponernos en el marcador muy pronto y fue más difícil para ellos el tratar de igualarlo.

¿Y en el de Malerreka?

-También me vi bien. Además venía motivado del día anterior que conseguí la otra txapela y esto, quieras que no, ayuda. Estoy muy satisfecho con este fin de semana.

El año pasado subió al podio con Mariezkurena, y él ahora es profesional. ¿Se ves muy lejos de conseguirlo también?

-Sí, él debutó en junio. Yo desde pequeño he jugado con él. La verdad es que no lo veo ni lejos ni cerca, es muy difícil debutar porque no todo está en tus manos. El sueño de debutar está ahí, pero no me voy a preocupar más de la cuenta. Algunos tienen suerte y otros no, así que a ver qué pasa.

¿Con quién entrena ahora? ¿Se ha interesado alguna empresa por usted?

-Ahora me están llamando las dos empresas, tanto Aspe como Baiko. Hoy (por ayer) he entrenado en Labrit con Baiko y he estado muy a gusto.

¿Hasta ahora cómo lo hacía?

-Suelo entrenar con mi padre en el pueblo. Esto de que me han empezado a llamar las empresas es muy reciente, así que como quien dice he estado hasta ayer entrenando en el frontón del pueblo y sobre todo metiendo muchísimas horas.

¿Podría decirme tres razones por las que le gusta practicar pelota?

-La primera es porque siempre desde pequeño me han inculcado la pelota en casa. Segundo porque en mi pueblo no hay campo de fútbol, por lo que no tenía opción de practicar otra cosa, y tercero porque mi padre ha sido pelotari y toda su pasión me la ha transmitido a mi también.

¿Cual es la mejor parte de competir?

-Soy una persona muy competitiva, ya de pequeño era así, y lo que más me gusta obviamente es ganar. Sin embargo es muy importante saber perder. Las dos cosas me gustan, a veces toca ganar y otras toca perder, lo importante es tomarse todo con una buena filosofía.

Supongo que uno es consciente tanto de cuando juega bien como de cuando juega mal. ¿Qué siente en esos momentos?

-Cuando juego bien me alegro y cuando juego mal lo principal es tomármelo bien y saber en qué he fallado para no repetirlo la próxima vez.

los datos

Edad. 19 años. (29/08/1999).

Residencia. Goizueta, Navarra.

Estudios. Grado superior de mecanizado en Andoain.

la frase

iker "hay que saber ganar y perder"

El pelotari de 19 años afirmó que hay que saber ganar y perder, y sobre todo hay que tomárselo con la misma filosofía.

la cifra

2

Dos txapelas consiguió el goizuetarra en tan solo dos días.