Una pareja de dulce

MANO | Los líderes Artola e imaz firman su tercer triunfo al vencer a Bengoetxea VI y Mariezkurrena, que debutó con derrota en el campeonato

17.12.2019 | 17:35
Artola golpea a la pelota ante la mirada de Imaz y Mariezkurrena II.

Bengoetxea VI-Mariezkurrena II14

Artola-Imaz22

Duración 59:00 minutos de juego.

Saques Ninguno.

Faltas de saque Ninguna.

Pelotazos 463 pelotazos a buena.

Tantos en juego 8 de Bengoetxea VI, 3 de Mariezkurrena II, 9 de Artola y 1 de Imaz.

Errores 3 de Bengoetxea VI, 9 de Mariezkurrena II, 2 de Artola y 1 de Imaz.

Marcador 1-0, 3-1, 3-3, 4-6, 5-7, 6-8, 8-8, 8-9, 9-9, 9-10, 10-14, 11-15, 12-15, 12-16, 13-17, 14-18 y 14-22.

Incidencias Partido correspondiente a la tercera jornada del Campeonato de Parejas de Primera de la LEP.M disputado en el Beotibar de Tolosa. Buena entrada. En el primer encuentro, en el Parejas de Promoción, Peña II-Aranguren ganaron a Arteaga II-Erasun (15-22). En el tercer y último choque, Dario-Erostarbe vencieron a Retegi Bi-Tolosa (16-18).

Pamplona - El Beotibar de Tolosa, con un menú sumamente apetecible sobre la mesa, abrió la tercera jornada del Parejas de Primera con un enfrentamiento marcado por el estreno en el campeonato de Jon Mariezkurrena, de vuelta a las canchas dos meses después, en un choque de máxima exigencia junto a Oinatz Bengoetxea. Enfrente, no en vano, asomaba la pletórica dupla formada por Iñaki Artola y Ander Imaz, una de las dos parejas que habían saldado con sendos triunfos los dos primeros compromisos del torneo y que mantuvo ayer su liderato tras imponerse por un incontestable 14-22. Sin regalar apenas pelotas, solo tres entre ambos, el delantero de Alegia y el zaguero de Oiartzun volvieron a exhibir su fortaleza como dueto para permanecer una semana más en lo más alto de la clasificación.

Lo consiguieron en un partido en el que solo fueron por detrás en el 3-0 inicial, fruto de tres tantos de Bengoetxea VI, para asestar el segundo golpe del campeonato al de Leitza, quien recibió con los brazos abiertos a Mariezkurrena II en la esperada reaparición del navarro. No fue, sin embargo, el choque que hubiera soñado ni firmado de antemano el de Berriozar, quien compaginó violentos zarpazos marca de la casa con una colección de errores motivada por su larga inactividad. Al término del partido, sin ir más lejos, el joven zaguero sumó un total de nueve errores no forzados, si bien fue capaz de añadir tres tantos a su particular hoja de servicios, la cual ofreció luces y sombras a la espera de recuperar un nivel que pondrá al servicio de Oinatz en jornadas venideras.

Ayer, en un pleito de máxima exigencia física, el binomio azul, con un eléctrico Artola en los cuadros alegres y un eficiente y sólido Imaz en la larga distancia, no dio opciones a su rival. Del anteriormente citado 3-0 se avanzó en un abrir y cerrar de ojos hasta el 3-6 con un parcial de 0-6 que tomó cuerpo con cuatro errores entre medias de Mariezkurrena II, a quien no bastaron los destellos de la innata clase que le acompaña para mantenerse a flote en el Beotibar. La cancha dictó sentencia. Y lo hizo sin prisa, pero sin pausa, al ritmo que marcaron Artola e Imaz en un encuentro que adquirió un inconfundible aroma azul tras los dos últimos empates que proyectó el marcador (8-8 y 9-9).

Los acontecimientos se precipitaron entonces para avanzar por una autopista de una única dirección hasta el 9-14 con un nuevo parcial de 0-5 que supuso el principio del fin. Pese a los enérgicos intentos del de Berriozar por no perder la cara al partido y los golpes maestros de Oinatz, el final estaba escrito, firmado, por una pareja en plena forma que no se dejó nada en Tolosa.

Los nueve tantos coleccionados por Artola, en un gran momento a título individual, y la única pelota regalada por Imaz decantaron la balanza para satisfacción de ambos, conscientes de la importancia de aprovechar el apacible presente a la espera de lo que pueda deparar el siempre incierto e indescifrable futuro. A día de hoy, gracias al 14-22 con el que despacharon a Bengoetxea VI-Mariezkurrena II, se consolidan como la gran sorpresa del campeonato en términos positivos, pues los elogios volvieron a dirigirse ayer hacia sus figuras tras una tercera muestra de poderío en el Parejas.